ALIADO DEL SAQUEO

*La presidenta municipal de Felipe Carrillo Puerto, Maricarmen Candelaria Martínez Solís, consintió el otorgamiento de contratos para Milton Uriel Ruiz Guerrero, su “bebé consentido” para las obras en ese Municipio

*La Constructora Luvarom, S.A. de C.V., con Registro Federal de Contribuyentes CLU19083059A, recibió los contratos OP-FCP-FISMDF21-I3P-35/2021 y OP-FCP-FISMDF21-LP-45/2021 por más de seis millones 566 mil pesos

*Tres días fueron suficientes para que la Alcaldesa, junto con sus testigos, el director de obras públicas, Apolinar Acosta Guzmán y el tesorero Hernán de Jesús Poot Chan, firmara los dos contratos

Redacción/Sol Quintana Roo

Felipe Carrillo Puerto.- Desde que asumió la titularidad de la administración en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, la alcaldesa Maricarmen Candelaria Hernández Solís, encontró en el empresario Milton Uriel Ruiz Guerrero, a su principal aliado para la adjudicación de las obras a desarrollarse en esa demarcación territorial, en donde en el último año le concedió al empresario contratos directos por más de seis millones 566 mil pesos.

La empresa, que tiene su domicilio fiscal en la ciudad de Cancún, denominada Constructora Luvarom, S.A. de C.V., con Registro Federal de Contribuyentes CLU19083059A, recibió los contratos OP-FCP-FISMDF21-I3P-35/2021 y OP-FCP-FISMDF21-LP-45/2021, para la realización de la obra denominada rehabilitación de calles con carpeta asfáltica en caliente de 3 centímetros de espesor compacto en la localidad de Noh Bec, Quintana Roo, y la realización de la obra denominada construcción de piso firme en la ruta de Laguna Kaná, respectivamente.

Así, en cuanto Maricarmen Candelaria Martínez Solís asumió la Presidencia Municipal de Felipe Carrillo Puerto, autorizó el primer contrato, por invitación a cuando menos tres personas, que resultó en favor de Milton Uriel Ruiz Guerrero, el 16 de noviembre del año 2021, siendo testigos el director de obras públicas, Apolinar Acosta Guzmán y el tesorero Hernán de Jesús Poot Chan.

En esa fecha se firmó el contrato correspondiente por un monto sin impuestos por $1,983,618.00 (Son: Un millón novecientos ochenta y tres mil seiscientos dieciocho pesos 00/100 m.n.) Y, con impuestos, el contrato quedó en $2,300,996.88 (Son: Dos millones trescientos mil novecientos noventa y seis pesos 88/100 m.n.)

Los más de dos mdp que se autorizaron con la firma del contrato para la empresa Luvarom, S.A. de C.V., fueron para la realización de la obra denominada construcción de piso firme en la ruta 3: Laguna Kaná, que incluye las localidades de Laguna Kaná, Chan Santa Cruz y Yoactún, de acuerdo a las especificaciones establecidas en el proyecto, los planos, normas de calidad, programas y presupuestos.

El segundo contrato para el “bebé consentido” de la presidenta municipal de Felipe Carrillo Puerto se firmó tres días después, es decir, el 19 de noviembre del año 2021, a través del contrato OP-FCP-FISMDF21-LP-45/2021 por un monto sin impuestos de $3,677,167.34 (Son: Tres millones seiscientos setenta y siete mil ciento sesenta y siete pesos 34/100 m.n.)

Y ya, con impuestos incluidos, el contrato se firmó por un monto de $4,265,514.11 (Son: Cuatro millones doscientos sesenta y cinco mil quinientos catorce pesos 11/100 m.n.), atestiguando ese acto los mismos funcionarios incondicionales de Maricarmen Candelaria Hernández Solís, cuya junta de aclaraciones se realizó el nueve de noviembre del mismo año.

Este contrato, fue firmado entre el Ayuntamiento y la empresa Constructora Luvarom, S.A. de C.V., para la realización de la obra denominada rehabilitación de calles con carpeta asfáltica en caliente de 3 centímetros de espesor compacto en la localidad de Noh Bec, Q. Roo, y para ello se otorgó un plazo de 40 días naturales para la realización de la obra que inició el día 22 de noviembre de 2021 y finalizó el día 31 de diciembre de 2021.

De esta manera, la alcaldesa, que se ha caracterizado en el tiempo que lleva su incipiente administración de fomentar la división de los ciudadanos, y de apartarse totalmente de la gente que le dio el voto de confianza, mantiene una administración similar a la de su antecesor, en la que la transparencia es lo que menos existe, tanto que, incluso Martínez Solís ordenó prácticamente el cierre del Palacio Municipal a los carrilloportenses como forma de evitar los reclamos ciudadanos.

Deja una respuesta

Botón volver arriba