ERRÓNEAS PERCEPCIONES

*El secretario general del Congreso de Quintana Roo tiene sin actualizar sus datos respecto a la declaración patrimonial, pues aún reporta un ingreso anual neto de 113 mil 930 pesos

*Actualmente, por el cargo que ostenta, Gerardo Martínez obtiene una cantidad neta de 41 mil 76.32 pesos al mes

*En 2019 fue señalado junto con otros trabajadores de recibir compensaciones económicas discrecionales por un monto de 5 millones, cuando ocupó el puesto de oficial mayor

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal. – El actual secretario general del Congreso de Quintana Roo, Gerardo Martínez García, tiene sin actualizar sus datos respecto a la declaración patrimonial, en donde reporta un ingreso anual neto percibido de 113 mil 930 pesos, el cual difiere mucho con su sueldo actual.

Al día de hoy en la Plataforma Digital Nacional, Gerardo Martínez García, presenta un ingreso neto respecto a remuneración anual de 72 mil 289 pesos, y en cuanto a otros ingresos reporta 41 mil 641 pesos, dando un total de percepción anual por 113 mil 930 pesos.

El sueldo reportado por Martínez García corresponde a su trabajo anterior como jefe de unidad en el área de Apoyo y Asistencia Legislativa, en donde tenía un ingreso mensual bruto de 16 mil 431.79 pesos.

Gracias al trabajo de investigación de Sol Quintana Roo, se pudo evidenciar la falta de honestidad del secretario, ya que actualmente, en el cargo que ostenta dentro del Congreso de Quintana Roo, su remuneración económica es mucho mayor a la que sigue reflejada en la Plataforma, pues Gerardo Martínez se embolsa una cantidad neta de 41 mil 76.32 pesos al mes, lo que daría un resultado de percepción anual equivalente a 492 mil 915 pesos, solo en salario.

Es de recordar que la llegada de Gerardo Martínez García al puesto de secretario general del Congreso, no fue producto de la casualidad, ni de un desempeño destacable en sus anteriores puestos laborales, sino que, correspondió a la ayuda del presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo), Eduardo Lorenzo Martínez Arcila, quien comparte con el actual secretario general, una misma cuna política, al ser panistas.

Gerardo Martínez ocupó distintos cargos dentro del Partido Acción Nacional, entre los que figura el de tesorero en la delegación estatal, tesorero en el comité estatal, así como, tesorero del grupo parlamentario en la VIII Legislatura.

Por lo que esta cercanía al partido, le habría valido el apoyo de los diputados para conseguir hacerse del puesto que posee actualmente.

Otros puestos que forman parte de su carrera laboral dentro de las funciones en la administración pública, son los de delegado federal del Programa Oportunidades, director financiero y encargado de la Dirección de Administración en la XV Legislatura, en esta última, también ocupó el cargo de oficial mayor.

Es respecto a este último cargo mencionado, que genera una falta de sorpresa debido al nulo compromiso a la hora de transparentar sus ingresos reales por parte del actual secretario general, ya que en 2019 fue señalado junto con otros 62 trabajadores de recibir compensaciones económicas discrecionales por un monto de 5 millones de pesos que habrían sido repartidos entre todos los involucrados.

Estos “apoyos” fueron entregados supuestamente por quien más, sino por el entonces presidente de la Gran Comisión y actual presidente de la Jugocopo, Eduardo Martínez Arcila, una muestra más de la relación entre ambos, y de la falta de honestidad en cuestión de sus percepciones reales.

Cabe recordar que la Secretaría General tiene entre otras actividades, la función de dirigir y administrar los recursos humanos, materiales y financieros dentro del Poder Legislativo, cuya función se ve comprometida, al tener como titular a un individuo que le da importancia mínima a la transparencia real de sus ganancias relacionadas con el erario.

Deja una respuesta

Botón volver arriba