YUCATÁN: TECNOLOGÍA PARA SAQUEAR

El reelecto alcalde, Renán Barrera Concha, regala un contrato por 20 millones 677 mil 134.69 pesos, a la cuestionada empresa Egob-Express S.A.P.I. de C.V, propiedad de Jorge Espadas Espinosa. El contrato se otorgó sin licitación y se adjudicó de manera directa “por excepción".

*La empresa, que no cuenta con historial que la acredite dentro del portal “Quién es Quién”, estuvo involucrada en un saqueo al erario público contra el ayuntamiento de Tijuana, Baja California, en confabulación con su presidente municipal entre 2019 y 2020, Arturo González Cruz.

Redacción/Sol Yucatán

El saqueo al erario público de Mérida, no tiene fin con Renán Barrera Concha luego que, para el alcalde, cualquier pretexto es bueno para destinar recursos millonarios en contratos que no le traen ningún beneficio a los meridanos, mucho menos en estos tiempos de pandemia en los que las dependencias municipales se mantienen al mínimo. Aun así, se le hizo fácil otorgar a principios de año, un contrato para “la mejora tecnológica de los servicios públicos municipales”.

Bajo la coartada de establecer una mejor operatividad al interior de la administración de las instancias a su cargo, el alcalde re-electo para el periodo 2021-2024, regaló un contrato por 20 millones 677 mil 134.69 pesos, a la empresa Egob-Express S.A.P.I. de C.V; que no es otra que la misma Blue Ocean Technologies, propiedad de Jorge Iván Espadas Espinosa, hermano de Carlos Eduardo de Jesús Espadas Espinosa, funcionario del gobierno estatal panista de Yucatán y miembro activo blanquiazul.

El contrato otorgado de manera irregular al no existir licitación de por medio y haber sido adjudicado de manera directa “por excepción”, se dio para la supuesta modernización de los programas al interior de cuatro órganos del gobierno municipal: Catastro, Finanzas y Tesorería Municipal, Administración y, el departamento de Tecnologías de la Información.

Con número de contrato ADM/SI/JUR/PS/24/2021, el 21 de enero de 2021, Renán Barrera Concha benefició a Egob-Express S.A.P.I. de C.V., representada por Reyes Melchor Aguilar Medina, con nada menos que 20 millones de pesos por “Servicios de actualización, soporte, capacitación y mantenimiento de la Plataforma Tecnológica Integral EGOB”.

¿Pero que es la tecnología EGOB para que fuera tan necesaria su implementación en el gobierno de Barrera Concha? En sí y de acuerdo a la respuesta que da la misma página que promociona el producto digital; se trata de una plataforma tecnológica integral para la transformación digital del gobierno. En pocas palabras no es más que un software de organización de datos rentado a sobreprecio.

Nada de otro mundo como para que se destinen tantos millones de pesos en su póliza de servicios ofrecidos. Pero sí sirve de pantalla para el desvío de recursos públicos, desde que su nicho de mercado como lo muestra su página de internet, son los organismos públicos; a los que se asegura que, por la inversión efectuada; mediante su plataforma digital, se podrá administrar en línea la información presupuestal, contable y patrimonial de los recursos financieros, materiales y humanos de cualquier entidad gubernamental.

De esta forma, la cláusula primera del contrato establece como objeto del acuerdo, instalar su software para dar servicio en cuatro direcciones del municipio: Catastro municipal, Finanzas y Tesorería Municipal, Administración y el departamento de Tecnologías de la Información.

Aunque claro está, tampoco se descarta el hecho de que, entre el equipo a instalar, se cuelen cámaras y micrófonos espías que sirvan al funcionario en turno para espiar a sus allegados. No sería la primera, ni la última vez, que, bajo el pretexto de modernizar las tecnologías de la información en algún recinto de gobierno, lo que en realidad se estuviera haciendo, fuera instalar cámaras espías.

Haciendo de lado la especulación y continuando con lo escriturado en el documento, se tiene que para la Dirección de Administración se instalarán 5 sistemas plataformas Egob-Sistema Integral repartidos entre los departamentos de: Compras, Almacenes e Inventarios, Nómina, Recursos Humanos y Patrimonio.

Para la Dirección de Catastro van dos: una para Catastro y otra para Información Geográfica. En tanto para la Dirección de Finanzas y Tesorería Municipal, se contemplan en: Presupuestos, Egresos y Contabilidad. Mientras que, para la Dirección de Tecnologías de la Información, se instalarán en apoyo de Planeación y Seguridad.

La cantidad millonaria a pagar por esta supuesta tecnología de punta, fue autorizada por el alcalde Renán Barrera Concha, pero firmada en documento por Alejandro Iván Ruz Castro en su calidad de secretario municipal, y Aquiles Sánchez Peniche, director de Administración del Ayuntamiento; quienes legalizaron el saqueo en favor de Jorge Iván Espadas Espinosa, propietario de Egob Express, S.A.P.I. y Blue Ocean Technologies.

El acuerdo fue firmado también por el director de Tecnologías de la Información del Ayuntamiento de Mérida, Juan Hernán Mojica Ruíz; la directora de Finanzas y tesorera municipal, Laura Cristina Muñoz Molina; y la directora del Catastro Municipal, Aura Loza Álvarez; como titulares de las dependencias ejecutoras del contrato adquirido. Además, las áreas “beneficiadas” quedan como responsables del pago íntegro del total al que asciende la contratación.

Por su parte el proveedor, acreditó su existencia mediante escritura pública número 393 de fecha 26 de junio del año 2015, otorgada ante la fe del Notario Público número 46, del estado de Yucatán, misma que contiene la constitución de la sociedad denominada “EGOB-EXPRESS”, S.A.P.I de C.V., inscrita bajo el folio electrónico número 58780-1, Acto M4, ID 1, Registro 1 con fecha de registro 05 de agosto de 2015 del Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Estado de Yucatán.

Y en la Constitución de su Sociedad, establece que su objeto social principal es el desarrollo de software y prestación de servicios relacionados como son: software empaquetado, desarrollo de software de sistema y herramientas para desarrollo de software aplicativo; servicios de consultoría de software; de análisis de sistemas computacionales; de diseño de sistemas computacionales; de programación de sistemas computacionales; de procesamiento de datos; de diseño, desarrollo y administración de base de datos; de implantación y pruebas de sistemas computacionales; de integración de sistemas computacionales; de procesamiento de datos; de seguridad de sistemas computacionales y procesamiento de datos; entre una extensa lista de términos computacionales, que dan fe de que lo que ofrecen son programas en renta, capacitación y servicios.

Cabe mencionar que Egob Express, se promociona como distribuidor autorizado exclusivo para la comercialización de los productos y servicios de la marca EGOB, propiedad de la persona moral denominada “Blue Ocean Technologies”, S.A. de C.V., manifestando que cuenta con la capacidad técnica e infraestructura necesaria para comercializar, implementar, otorgar pólizas de garantía, mantenimiento, actualizaciones y soporte técnico, así como para otorgar y prestar cualquier producto o servicio propiedad de la citada empresa, tal como se aprecia de las manifestaciones realizadas por escrito de fecha 25 de febrero del año 2019, suscrito por Jorge Iván Espadas Espinosa, representante legal de la persona moral denominada Blue Ocean Technologies.

Lo que deja ver que Egob Express funge como proveedor intermediario de la empresa Blue Ocean, por lo que no son otra cosa, más que dos lados de una misma empresa.

En cuanto al precio total pactado, se constituyó la cantidad de 20 millones 677 mil 134.69 pesos, con un costo unitario por unidad administrativa, de 6 millones 203 mil 140.41 pesos para la Dirección de Administración; 3 millones 101 mil 570.20 pesos, para la Dirección de Catastro; 8 millones 270 mil 853.88 pesos para la Dirección de Finanzas y Tesorería Municipal; y de 3 millones 101 mil 570.20 pesos, para la Dirección de Tecnologías de la Información.

El pago total de la prestación del servicio fue dividido en seis pagos mensuales a razón de 1 millón 33 mil 856.73 pesos, la Dirección de Administración; 516 mil 928.37 pesos, la Dirección de Catastro; 1 millón 378 mil 475.64 pesos, la Dirección de Finanzas y Tesorería Municipal; y 516 mil 928.37 pesos, la Dirección de Tecnologías de la Información.

Lo que da una suma total en beneficio mensual al proveedor beneficiado por Renán Barrera Concha, de 3 millones 446 mil 189.11 pesos. El plazo para la prestación del cuestionado servicio corrió a partir del 1 de enero al 30 de junio del año en curso.

Pero hay que ver larga cola que la empresa trae consigo. No han sido pocas las veces que se ha visto involucrada en grandes escándalos de corrupción al tratarse a todas luces de una empresa que lleva a cabo operaciones simuladas, como el que cometió en posible contubernio con Janine Otálora Malassis, cuando estuvo al Frente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Y es que, en diciembre de 2013, el TEPJF firmó un contrato con la empresa Blue Ocean Technologies SA de CV para brindar al Tribunal “un sistema de contabilidad robusto, que unificara todas sus áreas y sus salas regionales”, vaya, instalar su famoso software que mejora –según ellos-, la administración pública.

El contrato del programa que habría de entrar en operaciones el 26 de julio de 2014, tendría un costo final de 19.4 millones de pesos, y por él se dio un adelanto de 9 millones 731 mil pesos. Sin embargo, el programa nunca se concretó y el acuerdo se rescindió. ¿Y la devolución del dinero otorgado? Bueno, éste nunca fue solicitado por el Tribunal.

Aunque el programa no cubrió las expectativas y necesidades del TEPJF; la empresa se apegó a que había entregado su sistema de forma parcial, y la magistrada Janine Otalora, jamás reclamó ni exigió ningún reembolso. Al parecer fue un negocio redondo para ambas partes.

Para apuntalar el señalamiento, existe copia del Recurso de Revisión Administrativa del TEPJF que cita el Informe de la Cuenta Pública de la Auditoría Superior de la Federación en el que se asienta el incumplimiento de la empresa.

La misma empresa facturera, que por cierto no cuenta con historial que la acredite dentro del portal “Quién es Quién”, también se vio involucrada en un saqueo más al erario público, esta vez en enero de 2020 cometido contra el ayuntamiento de Tijuana, Baja California, en confabulación con su presidente municipal entre 2019 y 2020, Arturo González Cruz.

Fue ampliamente documentado como el edil que solo estuvo en el cargo por espacio de cuatro meses, dio contratos millonarios al líder del Partido Encuentro Solidario (PES) en su estado, y a varias empresas “fantasma”.

Una de estas empresas ampliamente reconocidas por no contar con antecedentes como proveedores o ligadas a panistas y con direcciones falsas, es Egob-Express S.A.P.I. de C.V., la cual obtuvo del alcalde González Cruz, un pacto por un millón 302 mil 435 pesos, para el “soporte de la Plataforma Tecnológica Integral EGOB”, aunque, se aclaraba en el acuerdo, que dicho “soporte” solamente sería de 520 horas y, si el ayuntamiento requería mayor asistencia, podría comprar más horas a razón de 2 mil horas por 945 mil pesos adicionales.

Tampoco resultaba entonces, ni ahora, ser un producto de calidad, pues en la página 9 del contrato se detallaba que de haber una interrupción total en el funcionamiento, el tiempo de resolución se normalizaría hasta el día hábil siguiente.

Otro dato aún más importante a recalcar en el contrato adquirido por Renán Barrera Concha, es que al término del contrato por el supuesto programa especializado para la mejora de la administración municipal, los 20 millones de pesos, no serán otra cosa que dinero tirado a la basura, o más bien al bolsillo del titular de la empresa y claro está al del presidente Renán Barrera, pues a pesar de la suma pagada, la plataforma Egob, jamás será propiedad del Ayuntamiento; ya que la misma, pertenece a Blue Ocean Technologies S.A. de C.V., como bien se establece en el contrato donde según ellos solo fungen como intermediarios.

Y aunque tanto en el contrato firmado en Mérida, como en Tijuana, aparecen otros nombres como supuestos representantes legales de Egob Express: Mauricio Emmanuel Castillo Espinosa, en Tijuana y Reyes Melchor Aguilar Medina en Mérida; la realidad es que la empresa es propiedad de Jorge Iván Espadas Espinosa, socio de Aguilar Medina, y propietarios ambos, de Blue Ocean Technologies S.A. de C.V.

También puedes leer: LA CNDH INVESTIGARA A AUTORIDADES DE YUCATÁN POR LA MUERTE DE JOSE EDUARDO

Deja una respuesta

Botón volver arriba