YA FUE LIBERADO EVARISTO GÓMEZ DÍAZ

*A las 3 de la mañana de este jueves retornó a su hogar caminando en la comunidad de Carlos A. Madrazo.

*La familia ya confirmó su retorno, pero se mantienen herméticos si se pagó rescate o sólo fue amenazado.

*Autoridades de la Fiscalía General del Estado, no han confirmado el rescate del líder cañero, pero la familia asegura que ya está en casa.

César Castilla/Sol Quintana Roo

Chetumal. – Fue liberado y ya se encuentra en casa el presidente de la Unión Local de Productores de Caña de Azúcar (ULPCA), Evaristo Gómez Díaz, quien fue privado de su libertad la tarde de este miércoles.

Familiares cercanos al líder cañero confirmaron que Gómez Díaz llegó a su hogar a las 3:00am en la comunidad de Carlos A. Madrazo, no presentó lesiones o golpes. Afirman que llegó caminando y se encuentra resguardado.

Durante el día informaran a las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) para que se suspenda el operativo de búsqueda. Se desconoce si la familia tuvo que pagar alguna suma de dinero por el rescate, pero lo que sí está confirmado es que ya fue liberado.

Cómo se recordara, la tarde del miércoles Gómez Díaz y el líder Ganadero, Sergio Crisanto Morteo fueron privados de su libertad por la comunidad de El Palmar luego se asistir a una convivio por el día de la Candelaria. Sergio Crisanto fue liberado de manera inmediata por sus captores.

Evaristo Gómez Díaz, viajaba en una camioneta tipo Lobo color blanco donde fue interceptado y bajado por la fuerza por delincuentes que portaban uniformes de la Guardia Nacional.

La camioneta Lobo fue abandonada por la comunidad de Juan Sarabia antes de llegar al Instituto Tecnológico de la Zona Maya.

El hijo de Evaristo Gómez fue quien reportó el «levantón» al 911 e intentó perseguir a los delincuentes, pero los perdió de vista cuando iban rumbo a Chetumal.

Los delincuentes viajaban en una camioneta Pick Up y una Suburban color Azul. En ese momento, también se llevaron al chofer de Gómez Díaz, pero fue liberado a la brevedad.

Deja un comentario