VUELVEN A BLOQUEAR LA VÍA CORTA

*Los ejidatarios cerraron la carretera Tihosuco-Mérida, esto para exigir el pago de las hectáreas expropiadas para la construcción de esta vialidad, hace 50 años, aun cuando ya tenían un acuerdo con autoridades federales para liquidar el adeudo

Redacción/Sol Quintana Roo

Felipe Carrillo Puerto.- La carretera Tihosuco-Mérida, mejor conocida como la “Vía Corta”, fue cerrada por pobladores y ejidatarios, quienes exigen el pago por sus hectáreas expropiadas hace ya años, esto para la construcción de dicho camino; sin embargo, los manifestantes han dicho que no han recibido los pagos por esto.

De acuerdo con uno de los inconformes, se instaló una caseta de cobro, esto como medio de obtener alguna ganancia en vista que la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) no les resolvió el problema, por lo que amenazaron con seguir con exigiendo pagos si no hay un acuerdo satisfactorio.

La vialidad permaneció semicerrada, únicamente para permitir el paso de las transportistas a cambio de una colaboración de cincuenta pesos, lo que generó el enojo de los automovilistas y pasajeros que llegan al Estado o quienes se dirigen a Yucatán.

Esta situación no es la primera vez que sucede, pues el año pasado, tras la visita de autoridades federales, los ejidatarios les hicieron llegar sus peticiones, mismas que fueron atendidas en su momento, pero que hasta el momento no hay avances.

Pues el 3 de mayo de 2022, se pactó que para el 28 de febrero, fecha recién cumplida, ya debería haber quedado el pago total, por ella la SICT otorgó 27.4 millones de pesos para iniciar las conversaciones, pero al cumplirse el lapso, no ha habido un acuerdo, pues los manifestantes piden un millón por hectárea, mientras que la federación propone 160 mil pesos.

Deja un comentario