VIOLENCIA IMPARABLE

EL GOBERNADOR MIGUEL BARBOSA OFRECIÓ PONER ORDEN EN EL ESTADO, PERO A UN AÑO DE GOBIERNO SUS PROMESAS SIGUEN SIN CUMPLIRSE.

Ricardo Ravelo | La Opinión de México | Sol Quintana Roo | Sol Yucatán | Sol Campeche

(Cuarta y última parte)

La violencia ha causado un baño de sangre en la entidad que gobierna Miguel Barbosa. La entidad pasó de tener un registro de 8 mil 470 delitos en 2018 a 10 mil 401 denuncias hasta abril de este año. Esto indica que los índices delictivos aumentaron hasta en un 22.7 por ciento; además, los feminicidios se triplicaron, el secuestro aumentó hasta llegar a un 100 por ciento –es lo más crítico hasta la fecha–, lo mismo que el robo de autopartes y las lesiones dolosas.

En un análisis de quince delitos, el estado de Puebla pasó a tener un registro en el Ministerio Público de 8 mil 470 delitos en 2018 a un total de 10 mil 401 denuncias en el Ministerio Público actualmente.

Lo verdaderamente preocupante también son los feminicidios, que han aumentado. En el primer trimestre de este año pasaron de 5 a 15, lo que representa un aumento del 200 por ciento.

Uno de los casos más escandalosos ocurrió el 13 de marzo pasado cuando fue asesinada una quinceañera en el fraccionamiento Jardines del Sur. La hermana y la madre de la festejada fueron reportadas como desaparecidas. Luego, sus cuerpos fueron hallados embolsados.

El secuestro es el segundo delito que, según las estadísticas oficiales, aumentó hasta en un 158 por ciento al pasar de 12 a 31 en tan sólo un año. Continúan las lesiones dolosas que pasaron de 517 a mil 262 denuncias, lo que representa un aumento del 144 por ciento.

A esto se suma el nivel de impunidad que envuelve a toda esta oleada delictiva. El gobernador Miguel Barbosa ofreció poner orden en el estado, pero a un año de gobierno sus promesas siguen sin cumplirse.

También puedes leer: PUEBLA: PARAÍSO DEL HUACHICOL
Lee nuestro periódico en completo en formato digital aquí.

Deja una respuesta

Botón volver arriba