VILA, EL QUE MÁS HA ENDEUDADO EN LA HISTORIA A YUCATÁN

*En un lapso de cinco meses superó el monto total que en su momento solicitaron sus antecesores, Ivonne Ortega Pacheco y Rolando Zapata Bello

*Patricio Patrón Laviada dejó una deuda por 330 millones de pesos, luego, Ortega Pacheco la elevó a mil 300 millones. Con Zapata Bello el monto ascendió a dos mil 395 millones de pesos, mientras que Vila Dosal, hasta el cierre de 2021, la suma es de siete mil  400 millones de pesos

*En total, la deuda pública del gobierno yucateco es de más de 12 mil millones de pesos, con los diferentes créditos y empréstitos adquiridos

Redacción/Sol Quintana Roo

Yucatán.- Mauricio Vila Dosal pasa a la historia como el gobernador que más ha endeudado a Yucatán, pues en un lapso de cinco meses superó el monto total que su momento solicitaron sus antecesores, Ivonne Ortega Pacheco y Rolando Zapata Bello.

Durante el foro “Suspensión de la deuda pública” se lamentó la actitud del titular del Ejecutivo, por dejar un legado de malas finanzas, afectando a las futuras generaciones.

La deuda pública del gobierno yucateco es de más de 12 mil millones de pesos, con los diferentes créditos y empréstitos adquiridos en los últimos 13 años, con el aval del Congreso del Estado.

“El catastrófico aumento de la deuda pública de Yucatán ha alcanzado un récord de velocidad por su crecimiento desmedido durante la actual administración”, se destacó durante el evento.

De acuerdo con las cifras oficiales, a su salida, Patricio Patrón Laviada dejó una deuda por 330 millones de pesos, luego, Ortega Pacheco la elevó a mil 300 millones.

Posteriormente, Zapata Bello se fue y el monto ascendió a dos mil 395 millones de pesos, mientras que Vila Dosal, hasta el cierre de 2021, la suma es de siete mil  400 millones de pesos.

Es decir, Vila Dosal es el que más ha endeudado a los yucatecos, más que sus tres antecesores, pues de 2007 a 2021, la cifra se ha multiplicado 22.24 veces.

En apenas tres años de gobierno, pidió préstamos bancarios que superan lo que los tres gobernadores anteriores pidieron juntos.

La deuda pública neta de Yucatán adquirido por Vila es de siete mil 400 millones 969 mil 675.70 pesos, con una asignación presupuestal para el pago de la misma por mil 65 millones 106 mil 321 pesos.

Asimismo, la amortización de capital es de 506 millones 445 mil 461 pesos, con un pago de interés por 498 millones 136 mil 614 pesos, y el costo de coberturas de tasas de interés es de 56 millones 787 mil 166 pesos.

Mientras que el Adeudo del Ejercicio Fiscal Anterior (Adefas) es de 150 millones de pesos.

En julio de 2019, Vila Dosal pidió un empréstito por dos mil 620 millones de pesos, para la estrategia de seguridad.

En abril de 2020, pidió la ampliación del Presupuesto de Egresos, hasta por mil 500 millones de pesos, para atender el problema y urgencia de Covid-19, con un crédito que deberá liquidar antes de concluir su administración.

Junto con esta última solicitud envió también la de otro crédito por mil 728 millones de pesos, pagadero a 25 años, para la recuperación del Estado, la cual fue desestimada en ese primer análisis por los legisladores.

En mayo de 2020 se hace nuevamente la misma solicitud de crédito por mil 728 millones de pesos, la cual es rechazada en el pleno, por no contar con los votos de la mayoría calificada, por ser una deuda que se heredaría a las próximas administraciones estatales.

Datos del SAF

En la historia reciente de Yucatán, Vila Dosal es el gobernador que más ha endeudado al Estado, incluso, en tan solo cinco meses, ya superó el monto que su momento solicitó Ortega Pacheco, así como Zapata Bello.

Bajo el argumento de establecer estrategias para minimizar el impacto del Covid-19, con Vila Dosal fue descarado el desvío decursos, en beneficio de sus amigos de partido.

La Secretaría de Administración y Finanzas del Gobierno del Estado reveló que de 2011 a la fecha, el gobierno del Estado ya obtuvo 11 empréstitos y obligaciones, por lo que la deuda pública bancaria de Yucatán es de 11 mil 335 millones, 24 mil 318 pesos, sin incluir los intereses correspondientes al dinero prestado por el Ejecutivo local.

Por lo pronto, Vila Dosal es el gobernador que más dinero ha prestado en una década, el 40 por ciento de la deuda pública bancaria, seguido Zapata Bello, y en menor medida, Ortega Pacheco, según el documento oficial.

De acuerdo con el Registro Empréstitos y Obligaciones del Estado de Yucatán, el Ejecutivo local ya efectuó 11 acciones, la mayoría de ellos, con la autorización del Congreso del Estado.

Durante la administración de Ortega Pacheco fueron tres las transacciones efectuadas, entre 2011 y 2012, por un monto total de tres mil 19 millones 175 mil 594 pesos, lo que representa el 26.6 por ciento del total de la deuda que prevalece en la entidad.

Mientras que durante el sexenio de Zapata Bello, fueron cuatro las operaciones, por un monto por tres mil 895 millones 848 mil 724 pesos, el 34.4 por ciento, de las cuales, dos se llevaron al cabo en 2013, 2016 y 2017.

En el caso de Vila Dosal, son cuatro los préstamos, por un monto por cuatro mil 720 millones de pesos, uno efectuado en 2019 y tres en 2020.

El primer empréstito que efectuó Vila Dosal fue por dos mil 620 millones de pesos, otorgado por el Banco Nacional de México (Banamex), el 6 de noviembre de 2019, para el desarrollo de la iniciativa “Yucatán Seguro”, la cual contempla la adquisición de un para la compra de equipo y herramientas tecnológicas que contribuyan a mantener, y mejorar los estándares de seguridad que caracterizan al Estado, y con fecha de vencimiento el 31 de diciembre de 2039.

La SAF anexa dos créditos por 300 millones de pesos, de tipo “Obligación a corto plazo”, otorgados el 7 de abril de 2020, con duración de un año, dinero destinado para “Cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporales”.

El Grupo BBVA Bancomer otorgó 200 millones de pesos, mientras que HSBC México entregó 100 millones de pesos, cuyos plazos venció el 6 de abril de 2021.

El 31 de marzo de 2020, el Congreso del Estado aprobó por mayoría la ampliación presupuestal de $1,500 millones de pesos al Ejecutivo estatal, en materia de prestación de servicios de salud, desarrollo económico, protección del empleo y protección social, para la implementación del Plan de Contingencia, Protección al Empleo y Reactivación Económica en Yucatán, derivado de la contingencia sanitaria del Covid-19.

Sin embargo, la SAF no presentó los detalles del empréstito con el cual se financió el Plan de Apoyo e Incentivos Económicos para las Familias y Empresas de Yucatán.

El monto pudo aumentar en 15.2 por ciento, pero los diputados no autorizaron a Vila Dosal la adquisición de mil 728 millones de pesos, para el desarrollo de un plan de reactivación económica ante el impacto ocasionado por el Covid-19, cuyo dinero se destinaría a obra pública que genere empleo.

Cabe destacar que el monto que se destinará en este año para pagar la deuda es superior al total que se utilizará para el pago a los jubilados y pensionados, cuya suma es de 808 millones 284 mil 237 pesos.

Incluso, el monto a pagar para la deuda equivale al monto total de nueve dependencias estatales

Deja una respuesta

Botón volver arriba