VIGILAN A ALBERTO

El río Hondo, así como algunas playas de Solidaridad y Benito Juárez son monitoreadas ante el aumento del nivel del agua, así también el color característico de la Laguna de Bacalar no puede apreciarse por el enturbiamiento tras las constantes lluvias

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal.- Pese a que autoridades de estatales y federales confirmaron que la tormenta tropical Alberto no representa un riesgo para la entidad, pues debido a la dirección que ha tomado se dirige hacia Tamaulipas y Texas; no obstante, su fuerza se dejará sentir en la Península de Yucatán en forma de lluvias fuertes a torrenciales.

De acuerdo con la Coordinación Estatal de Protección Civil Quintana Roo (Coeproc) se espera oleaje de uno a tres metros en las costas de la entidad, siendo Playa del Carmen, Cancún, Tulum, Holbox, Cozumel, Mahahual y Puerto Morelos las zonas más afectadas, ya que son puntos turísticos activos.

Así mismo, se pronostican rachas de viento de 50 a 70 kilómetros por hora (km/h) desde Isla Mujeres a Othón P. Blanco; no obstante, las lluvias fuertes continuarán debido a las bandas del fenómeno hidrometeorológico, que llegan hasta la entidad, lo que se sumará al Giro Centroamericano, el cual en las próximas horas comenzará a moverse.

No obstante, como se explicó con anterioridad, las lluvias continuarán en prácticamente toda la entidad, por lo que en ciertos puntos ya se registran afectaciones, como es el caso del río Hondo, la frontera natural entre Quintana Roo y Belice, donde se registró el incremento del nivel del agua.

Los balnearios y comunidades aledañas como los son Álvaro Obregón Viejo, Palmar, Juan Sarabia, Cacao, San Francisco Botes, Cocoyol, Ucum, entre otras, se mantienen en alerta y por el momento permanecen cerradas ante el riesgo de desbordamientos.

Además, la carretera Tulum-Playa del Carmen, a la altura del Hotel Barceló es un foco rojo, pues el nivel del agua ha cubierto la vialidad, dañando vehículos, dificultando el acceso hacia ambas ciudades y rumbo a Cancún, donde también se reportan inundaciones y daños materiales.

Los principales puntos de afectación continúan siendo Cancún, por su importancia turística, Playa del Carmen, pues fraccionamientos como Villas del Sol están bajo el agua, además de Chetumal, que sigue causando preocupación, pues las lluvias seguirán afectando la capital del Estado, por lo que aún no recupera su “normalidad”.

De igual forma, las comunidades ubicadas en la llamada zona limítrofe y en la frontera con Campeche, también han sido catalogadas como puntos críticos, debido al escurrimiento, ya que se encuentran en zonas bajas, rodeadas de cerros, tal y como ocurre en Nuevo Bécar, Cinco de Mayo, El Gallito, entre otras, localizadas en los municipios Bacalar y Othón P. Blanco.

Deja un comentario

Botón volver arriba