VELAN A MENOR ATROPELLADO POR TAXISTA

Redacción / Sol Quintana Roo

Chetumal. – «Mi hijo se pudo haber salvado si (el taxista) hubiera manejado a menor velocidad; a nadie le gustaría perder un hijo», afirmó Amir Guadalupe Díaz, padre del menor que falleció anoche arrollado por un taxi, y que fue velado hoy.

La tragedia conmocionó a la ciudad este miércoles, cuando el chofer del taxi 1704 embistió al pequeño, de apenas tres años de edad, cuando intentó cruzar la avenida Maxuxac, esquina con calle Chachalaca, junto a su madre y dos hermanos.

Amir Guadalupe, de oficio albañil, dejó la obra en la que trabaja en Cancún, al saber que su hijo estaba grave en el Hospital General de Chetumal, con fractura craneoencefálica y traumatismos múltiples; fue a la una de la madrugada que llegó a la capital y se enteró del fallecimiento de su pequeño.

Es en una humilde casa de la colonia Nuevo Progreso, a 100 metros del sitio del accidente, donde hoy velaron al pequeño, entre familiares, amigos, vecinos y chetumaleños que se han acercado en este momento de necesidad.

El acongojado padre emitió un mensaje para la sociedad, en el que exhortó a cuidar a sus hijos y a los taxistas les pidió que manejen con más precaución. Llamó al Sindicato Único de Choferes de Autos de Alquiler (SUCHAA) y a la Dirección de Tránsito a que les revoque la licencia a los ruleteros irresponsables.

TAXISTAS SE SOLIDARIZAN

De manera individual y anónima, taxistas arribaron al sitio para ofrecer sus condolencias y apoyo a la familia. Lamentaron que la falta de precaución de uno de sus compañeros acabara con la felicidad de un «angelito».

A mediodía llegó el secretario general del gremio taxista, Julio César Castilla Zapata, para explicar las declaraciones sobre el acercamiento con los afectados, que fueron desmentidas por la misma familia.

Mencionó que un hombre se hizo pasar por el padre y pidió apoyo para los gastos; sin embargo, resultó ser un pariente que actuó en nombre de la madre.

Deja una respuesta

Botón volver arriba