UN ASESINATO MÁS EN CANCÚN EN MENOS DE 10 HORAS; VAN 346 EN BJ

*La víctima fue ejecutada de un balazo en la cabeza en uno de los pasillos del fraccionamiento Villas Otoch

*Esta ejecución ocurre a menos de 10 horas del último hecho violento suscitado en el fraccionamiento Villas Lakín

*Por cuarto día consecutivo, el municipio de Benito Juárez registra un hecho relacionado con la delincuencia organizada, desde el hallazgo del “empalanganado” en la Región 250 el pasado 21 de noviembre

Redacción/Sol Quintana Roo

Cancún. – Una mujer fue asesinada de un balazo en la cabeza en una de las calles de las favelas del fraccionamiento Villas Otoch Paraíso. El cuerpo de la víctima quedó tendido en la esquina de un andador.

Esta ejecución se suscitó durante la madrugada del jueves, en las inmediaciones de la Región 259, donde habitantes del fraccionamiento solicitaron el apoyo de los cuerpos de emergencia, debido a que se escucharon detonaciones de arma de fuego.

Al lugar acudieron elementos policíacos, mismos que confirmaron el hallazgo de una mujer tendida en el piso con heridas de arma de fuego.

Pese a que intentaron reanimarla, no pudieron hacer nada pues la víctima ya no contaba con signos vitales.

Posteriormente, arribaron peritos de la Fiscalía General de Estado (FGE), quienes se encargaron de llevar a cabo las diligencias correspondientes y proceder con el levantamiento del cuerpo.

Benito Juárez suma 346 ejecutados en lo que va del año, siendo este el municipio más violento de Quintana Roo.

El 23 de noviembre un comando armado ejecutó a un mototaxista en el fraccionamiento Villas Lakín. La víctima murió de manera instantánea.

El 22 de noviembre, fue encontrada una persona ejecutada en un área verde de la Supermanzana 248, justo atrás de la calle Alcatraces, el transeúnte que hizo el hallazgo mencionó que anteriormente ya se había reportado un cuerpo en esa zona, sin embargo, en la búsqueda realizada por la autoridades no encontraron algo, hasta que el olor terminó por delatar la ubicación de los restos.

El cuerpo de un hombre con las manos amarradas por la espalda, tirado boca abajo, el cual vestía una playera tipo sport blanca, un pantalón azul y tenía la cabeza destrozada.

El 21 de noviembre, un pepenador descubrió un cuerpo ensabanado en las inmediaciones de la Región 250, al final de la calle Prolongación Tulum con calle Tréboles.

El 19 de noviembre, vecinos de la región 93 reportaron el hallazgo de un cadáver entre la maleza. De acuerdo a información preliminar, el cuerpo presentaba signos de tortura y violencia física.

Alrededor de las 19:00 horas, transeúntes de la región 93 reportaron el hallazgo de un cuerpo sin vida entre la maleza en un área verde de la colonia. Al principio, los testigos pensaban que se trataba de un indigente que dormía, pero luego corroboraron que la persona estaba muerta y con signos de tortura.

La tarde de este sábado, un sangriento asesinato tuvo lugar dentro de un domicilio del fraccionamiento Haciendas Real del Caribe, cuando dos personas fueron halladas maniatadas y ya sin vida.

La persona que reportó la violenta escena, fue el hijo de las víctimas, quien cerca de las 14:30 horas de este sábado, al ingresar al hogar para realizar una visita rutinaria, encontró los cuerpos entre un charco de sangre, por lo que llamó al número de emergencias.

Cerca de las 14:00 horas de este viernes 18 de noviembre y a plena luz del día, un nuevo hecho violento tuvo lugar en el fraccionamiento Villas Otoch Paraíso, donde unos sicarios abrieron fuego en contra de un masculino, quien se encontraba afuera de su domicilio; dos hombres que arribaron al lugar para disparar hasta en cuatro ocasiones contra la víctima, para después huir, sin embargo, el sujeto se mantuvo con vida, por lo que fue atendido por los paramédicos, para después ser trasladado al Hospital General, en donde minutos después perdió la vida.

El hecho más reciente sucedió ese mismo a las 23:30 horas, en la Supermanzana 90, cuando un hombre fue ultimado a balazos por motosicarios, ocasionando que el cuerpo quede inerte en la vía pública.

La mañana del 16 de noviembre, en la Región 237, cuando padres de familia que llevaban a sus hijos a la Escuela Primaria “Pedro Balado” se percataron que en dos bolsas negras había un cuerpo desmembrado, pues de ella salía la cabeza y una mano.

La mañana del 15 de noviembre, en la Región 234, cuando los vecinos reportaron un cuerpo desmembrado que fue abandonado en un área verde sobre una iglesia adventista; sin embargo, pudieron confirmar el hecho gracias que los perros callejeros habían sacado la cabeza.

La mañana del 14 de noviembre, en las inmediaciones del parque Las Gemelas, ubicado sobre la avenida Chetumal, en la Región 227, cuando un vecino halló un cuerpo ensabanado, el cual estaba en avanzado estado de putrefacción.

La tarde del sábado 12 de noviembre, los vecinos de la calle Ernesto Villanueva con calle Álvaro Obregón y calle Francisco I. Madero, en la delegación Alfredo V. Bonfil, reportaron la ejecución de un hombre, a manos de unos sicarios, en plena vía pública. Según versiones de los testigos, los agresores lo estaban persiguiendo, y fue en la intersección cuando lo acorralaron y acribillaron.

La mañana del 12 de noviembre, habitantes de la colonia Santa Lucía reportaron el hallazgo de un cuerpo ensabanado en un área de maleza, justo atrás de la Escuela Secundaria José Martí.

La noche del 11 de noviembre un menor de aproximadamente 14 años de edad, fue ultimado a balazos por motosicarios en las inmediaciones del Fraccionamiento Prado Norte. La víctima murió de manera instantánea.

Durante la tarde del 10 de noviembre, se reportó el hallazgo de tres cuerpos dentro de una fosa en la colonia irregular Santa Cecilia, los cuales se encontraban en avanzado estado de descomposición y debido a lugar donde estaban, fue necesaria la intervención de los bomberos para poder rescatarlos.

Estos cuerpos se sumaron a los otros dos cuerpos hallados sin vida durante la madrugada, de ese mismo 10 de noviembre, en un lote baldío de la colonia Santa Cecilia. Según los primeros reportes, podría tratarse de Arturo Poot Quijano, de 31 años, y Pablo Huerta Campuzano, de 19, quienes desaparecieron tres días antes a bordo de una motocicleta.

Por lo que, en el mismo día fueron localizados cinco cuerpos abandonados en la misma colonia de Cancún.

La mañana del 8 de noviembre, en la Supermanzana 96, un sicario solitario abrió fuego contra dos hombres al interior de un taller mecánico, uno de los cuales murió en el lugar. El lesionado fue trasladado al hospital, donde fallecería horas más tarde.

La noche del 7 de noviembre, un hombre fue asesinado al interior de una cuartería ubicada en el lote 4, manzana 39, de la Smz. 76. Los Peritos del Servicio Médico Forense determinaron que la causa de la muerte fue fractura craneoencefálica, así como múltiples lesiones en cara y cuerpo.

La noche del 4 de noviembre se registró una ejecución en el interior del restaurante brasileño Mr. Pampas. Testigos señalaron que se inició una discusión entre dos personas, una de ellas sacó un arma y disparó en contra de la otra, quitándole la vida de manera instantánea.

Un operador de bicitaxi perdió la vida a causa de un ataque armado en el cual recibió un balazo en la cabeza. Este ataque se registró el pasado 3 de noviembre, pero, debido a la gravedad de su lesión, perdió la vida a las 6:00 horas del día siguiente.

La madrugada del 3 de noviembre, en la Región 222, un vecino informó que fue hallado un cuerpo embolsado sobre una banqueta ubicada entre las avenidas Cecilio Chi con 20 de Noviembre.

La noche del 1 de noviembre, un hombre fue asesinado a golpes y su cuerpo abandonado en la calle 18, en la Supermanzana 66.

La mañana del lunes 31 de octubre, el cuerpo sin vida de un hombre fue localizado en un parque de la Supermanzana 221. Presentaba varios balazos y estaba rodeado de un charco de sangre. Minutos más tarde, se registró el hallazgo de otro cuerpo embolsado en un camino de terracería en la colonia El Laurel.

Horas después, en el fraccionamiento Paraíso Maya, en la Supermanzana 107, se halló una nevera, cuyo interior albergaba un cuerpo desmembrado, envuelto en una bolsa negra.

La madrugada del domingo 30 de octubre, en la Región 226, un cadáver maniatado yacía sobre el pavimento, con el tiro de gracia.

Apenas unas horas antes, la noche del 29 de octubre, sicarios abrieron fuego contra la Taquería Gaby, ubicada en el fraccionamiento Villas del Mar, dejando dos personas sin vida y dos lesionadas más.

Ese mismo día, vecinos de la colonia La Amistad reportaron un cadáver putrefacto abandonado en un lote baldío. El lugar está a 4 kilómetros de la avenida José López Portillo.

El mismo día, pero en la madrugada, las autoridades recibieron el reporte de un cuerpo sin vida en las inmediaciones de la Región 244, en la colonia irregular Copa Nueva. Este cuerpo estaba decapitado, empalado y presentaba signos de tortura. La cabeza fue abandonada junto al cuerpo.

El 27 de octubre, vecinos informaron que una persona había sido ultimada a un costado de las canchas de futbol rápido, ubicadas sobre la calle Jacarandas, en el fraccionamiento Prado Norte, en la Supermanzana 260.

La noche del 26 de octubre, cerca de la Multiplaza Kabah, entre la avenida Leona Vicario y José Rojo Gómez de la Smz 220, un hombre de aproximadamente 25 años fue asesinado a balazos.

Apenas unas horas antes, otro sujeto fue atacado en la colonia irregular Santa Cecilia. Alrededor de las 19:00 horas, vecinos de la colonia alertaron a las autoridades policiales sobre detonaciones de arma de fuego en las inmediaciones del fraccionamiento. El afectado sufrió un intento de ejecución cuando caminaba sobre la calle.

Tras recibir cuatro disparos de arma de fuego (uno de estos en la cabeza), logró huir y pedir ayuda a un vecino que se encontraba afuera de su casa. El afectado fue trasladado al hospital para su atención médica, pero minutos después se confirmó su deceso.

La noche del 23 de octubre, un sujeto fue ejecutado en los alrededores del antiguo relleno sanitario de la Región 246. El cuerpo se encontraba maniatado y con el tiro de gracia.

El hallazgo se realizó alrededor de las 10:30 de la noche en la región antes mencionada, en una zona de invasión conocida como “Copa Buena”, lugar al que acudieron los elementos de la Policía Municipal, pues atendieron un reporte por detonaciones de arma de fuego

Esa misma noche, dos hombres fueron ejecutados a balazos casi de manera simultánea en diferentes puntos de la ciudad. El primer hecho se reportó alrededor de las 19:35 horas en la región 251, manzana 87, lote 3 de la Avenida Isla Guadalupe con Avenida Sky; en el fraccionamiento Paseos del Mar de Cancún.

Mientras los elementos de la Policía de Quintana Roo realizaban el reporte correspondiente, se recibió otra llamada de emergencia al 911 en donde se realizaba un nuevo reporte por detonaciones de arma de fuego, pero ahora en la región 96, entre el cruce de la Avenida Chac Mool y Andrés Quintana Roo, en donde se informó que se encontraba una persona tirada en la carpeta asfáltica con heridas producidas por los disparos.

Asimismo, en Punta Sam, a escasos metros de la zona Continental de Isla Mujeres, un empleado reportó el hallazgo de un cuerpo maniatado la mañana del 23 de octubre, además de que estaba cubierto con una sábana color olivo, tipo militar.

La noche del 20 de octubre, los vecinos de la supermanzana 259 reportaron un nuevo ataque con armas de fuego a las autoridades policiales. Debido a que unos sicarios interceptaron a un hombre y le dispararon en múltiples ocasiones, para después huir de la escena del crimen en una motocicleta.

Dos horas antes, un mototaxista fue interceptado por unos sicarios, y ejecutado en la calle Isla Margaritas, en el fraccionamiento Paseos del Mar. Los responsables se dieron a la fuga a bordo de una motocicleta.

El 19 de octubre, fue hallado otro cuerpo de un hombre sin vida en esta ciudad, el cadáver presentaba el “tiro de gracia”, mismo que fue localizado esta tarde en un camino de terracería de la colonia La amistad.

La mañana del mismo día, el cadáver de un hombre embolsado y con signos de tortura fue descubierto sobre la calle Huayin, en la colonia Gregorio Sánchez Martínez, de la Región 204.

Un día antes, la mañana del 18 de octubre, se localizó el cuerpo sin vida de una persona, abandonado en una brecha, a pocos metros de la avenida Costa Maya, en la Supermanzana 235. La víctima estaba amarrada de sus pies y manos.

El 17 de octubre tres personas fueron ultimadas. La primera de ellas en el fraccionamiento Villas del Mar, en la Supermanzana 248, donde un presunto sicario identificado como “El Beliceño” fue ultimado de seis tiros (dos de ellos en la cabeza y el resto en el tórax).

Horas más tarde, una ejecución se registró en el fraccionamiento Villas Otoch Paraíso, donde un sujeto halló a su hijo desnudo entre un charco de sangre. Había sido asesinado a martillazos.

Posteriormente, vecinos de la Supermanzana 77 hallaron el cuerpo sin vida de un presunto integrante de los prestamistas “Gota a gota” tirado a un costado del camino. El cadáver presentaba golpes, presumiblemente provocados por una tabla.

Un día antes, por la mañana, en la Región 226, una ama de casa reportó al 911 que un cuerpo maniatado fue abandonado frente a su casa en un camellón.

La mañana del 14 de octubre en un área verde de la delegación Alfredo V. Bonfil, se encontró un cuerpo en avanzado estado de putrefacción, el cual había sido cubierto con cal y cuya mitad fue devorada por la fauna del lugar.

La tarde del 12 de octubre, un par de motosicarios ultimó a un hombre en la colonia Santa Cecilia.

Ese mismo día, un sujeto fue baleado por la espalda en un domicilio del fraccionamiento Galaxias Itzales, de la Supermanzana 529.

La madrugada del 11 de octubre, una mujer fue asesinada a balazos en un lote baldío de la colonia El Trébol. Vecinos de la zona aseguran haber visto a un hombre con una gorra blanca y un arma de fuego huir del lugar.

Unas horas antes, la noche del 10 de octubre, el cuerpo de una mujer fue hallado descuartizado y ensabanado al interior de una hielera, en la Supermanzana 227.

El domingo 9 de octubre, un hombre fue asesinado a tiros al interior de su domicilio, en el fraccionamiento Villas Otoch Paraíso, en la Supermanzana 259.

La mañana del sábado 8 de octubre, vecinos de la Supermanzana 243 reportaron el hallazgo del cuerpo de una mujer envuelto en sábanas, con signos de violencia y maniatado dentro de un lote baldío de la colonia El Esfuerzo.

También la noche del 7 de octubre se reportó el hallazgo de restos humanos calcinados en las inmediaciones de un parque en la región 248 de Cancún.

Esa misma noche se encontraron dos cuerpos sin vida dentro de un vehículo que llevaba horas abandonado en la Supermanzana 64.

Otra ejecución se dio la mañana del 5 de octubre, cuando una mujer fue baleada mientras conducía su motocicleta, lo que provocó que chocara contra una pared y falleciera de manera instantánea, en la Supermanzana 221.

La noche del 3 de octubre, habitantes de la colonia irregular Libertad detectaron dos cuerpos sin vida, que se encontraban maniatados y con impactos de arma de fuego.

Otro hecho ocurrió en la Supermanzana 236, alrededor de las 08:30 horas del 30 de septiembre cuando tres sujetos armados ultimaron a Ariel Peniche, representante del Sindicato de Taxistas en la Zona Continental de Isla Mujeres, quien perdió la vida al interior de su vehículo particular.

Un día antes, el 29 de septiembre, en la colonia SacBé, encontraron el cuerpo de un hombre sin vida, maniatado y con signos de violencia.

Unas horas más tarde, en la Región 103, un repartidor de tortillas fue asesinado con una barra metálica por resistirse a un asalto.

La madrugada del 28 de septiembre, el cuerpo de una mujer sin vida fue encontrado tirado sobre la vía pública. Esto en la Región 259, en las inmediaciones de Villas Otoch Paraíso.

La tarde del martes 27 de septiembre, dos cadáveres fueron encontrados en un camino de terracería de una colonia irregular en Cancún.

La mañana del sábado 24 de septiembre, dos cuerpos sin vida fueron hallados al interior de un vehículo en las inmediaciones del fraccionamiento Prado Norte. Ambos se encontraban maniatados y con signos de tortura.

Dos días antes, la noche del jueves 22 de septiembre, una persona fue ultimada de cuatro balazos al exterior de su domicilio ubicado en la Supermanzana 96. Al principio se manejó la versión de que se trató de un asalto, pero luego se dijo que fue un acto premeditado.

Un elemento activo de la Policía Quintana Roo falleció luego de estar hospitalizado por seis meses, tras ser baleado por dos sicarios que irrumpieron en su vivienda ubicada en el fraccionamiento Villas del Mar III, el pasado 23 de marzo.

La noche del 20 de septiembre, un hombre fue ultimado mientras se encontraba a bordo de un automóvil en la colonia irregular “Los Garcías”, en la región 227.

Previamente, la madrugada de ese mismo día, se llevó a cabo la ejecución de una persona que había sido baleada junto a otras dos cuando se encontraban bebiendo alcohol en una banqueta en la Región 220.

La mañana del 19 de septiembre, un grupo de personas que había ingresado a una zona ubicada en la Laguna ABC de la colonia Santa Cecilia a cortar madera, encontró un cuerpo en estado de descomposición.

Horas antes, ese mismo día, en el cruce de las avenidas Lakin y Centenario, en el fraccionamiento Paseo Las Palmas, una persona fue ultimada de múltiples disparos al interior de un lavadero de autos.

Otro hecho se registró, el día domingo 18 de septiembre, cuando un niño de 10 años, integrante de una familia venezolana que fue agredida a balazos en el hotel Royalton de Cancún falleció a causa de una negligencia médica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Este menor perdió la vida a poco más de un mes de que un grupo delictivo confundiera el vehículo en el que transitaba con su familia con el de un grupo criminal, teniendo como saldo en un principio a los dos menores lesionados.

La mañana del 16 de septiembre, obreros descubrieron a dos personas ejecutadas. Los cuerpos se encontraban en el asentamiento irregular Valle Verde de Cancún, cerca de la avenida conocida como Gas Auto.

Ese mismo día, se reportó también el cuerpo sin vida de un hombre, abandonado en un camino de terracería, en la región 260 de Cancún.

También ese día en la madrugada, fue ejecutado otro hombre, alrededor de las 4:20 de la mañana en la Supermanzana 259, en el fraccionamiento Villas Otoch Paraíso.

La víctima fue identificada como Luis “N”, quien trabajaba como «payasito» en la Quinta Avenida de Playa del Carmen.

Otro hecho ocurrió, la tarde del 13 de septiembre en la colonia La Amistada, cuando un colectivo de búsqueda encontró 3 cuerpos que estaban enterrados en una fosa clandestina en un área verde junto a las avenidas Gas Auto con José López Portillo, rumbo al libramiento a Mérida.

La noche del 12 de septiembre, luego que un hombre se hiciera de palabras con un taxista, quien los esperó afuera de una tienda de conveniencia y, al verlo salir del negocio, lo acribilló, haciendo que pierda la vida casi al instante.

La mañana del mismo 12 de septiembre, otro hombre fue atacado por un sicario, recibiendo un impacto en el cuello, tras el ataque su hijo lo llevó al hospital en un automóvil particular, lugar donde perdió la vida debido a la gravedad de las heridas.

Otro hecho sucedió, el domingo 11 de septiembre, en la colonia irregular México, cuando un vecino presenció el momento en el que sujetos arrojaron una bolsa de color negro desde un automóvil. Cuando se acercó a investigar, descubrió que se trataba de un cadáver.

La noche del viernes 9 de septiembre, residentes de la región 92 reportaron el hallazgo de un cadáver en una banqueta. La víctima se encontraba atada de pies y manos.

La tarde del 8 de septiembre, vecinos de la colonia irregular La Libertad hallaron en un camino de terracería dos cuerpos sin vida con aparentes huellas de violencia.

La tarde del día 7 de septiembre, un carnicero fue ultimado al interior de su negocio, en la avenida Chichén Itzá, en la Supermanzana 97.

La noche del 6 de septiembre, un hombre identificado como Diego Alejandro “N” recibió varios disparos en la cabeza, en el fraccionamiento Paraíso Maya, de la Supermanzana 107.

Anteriormente, a la medianoche del mismo día, otro asesinato se había reportado en la colonia irregular La Jungla en la Región 200, cuando un par de motosicarios dispararon en múltiples ocasiones contra un sujeto que caminaba por dicho punto.

Dos horas después, otro ataque armado se suscitó en la calle Guadalupe, en el fraccionamiento Paseos del Mar, donde un segundo hombre perdió la vida.

La mañana del lunes 5 de septiembre, un presunto albañil fue ultimado por un grupo de hombres en la calle La Selva, en el fraccionamiento Paraíso Maya.

Horas antes, en el mismo punto, ocurrió un ataque armado y aunque la víctima no perdió la vida, esta quedó en delicado estado de salud.

El domingo 4 de septiembre ocurrieron cuatro homicidios. El primero, durante la madrugada, en la colonia La Unión, donde reportaron el hallazgo de un cuerpo con signos de violencia, en un camino de terracería de la Supermanzana 213.

Igualmente en la madrugada de ese mismo día, se reportó la ejecución de un hombre, identificado como Celso Enrique “G”, quien yacía en una banqueta, con varios impactos de bala, en la Supermanzana 65.

Por la mañana, un líder religioso fue ultimado a balazos frente a su templo, en el asentamiento irregular InHouse, de la Supermanzana 260 de Cancún.

Y por la noche, un ataque armado cobró la vida de una persona, en la Región 201.
Un día antes, el sábado 3 de septiembre, un cuerpo maniatado y ensabanado fue encontrado a un costado de la cancha de futbol del Parque del Adulto Mayor, en la Región 234.
El miércoles 31 de agosto, un hombre fue baleado, cerca de una estación de gas, en la colonia La Libertad.

Ese mismo día, por la madrugada, se suscitó un ataque armado en el fraccionamiento Paraíso Maya, en la Región 107, que dejó como saldo oficial una persona sin vida y otra en delicado estado de salud.

El martes 30 de agosto, una persona encontró dos cuerpos dentro de una pileta sobre un camino de terracería muy cercano a la autopista Mérida-Cancún.

El domingo 28 de agosto, un hombre fue ultimado al interior de su vivienda, en la Región 221.

Previamente, la mañana del sábado 27 de agosto, en la Supermanzana 208, un hombre murió tras recibir cerca de 10 balazos por parte de sicarios, quienes arribaron a su domicilio a bordo de una motocicleta, para después huir del lugar.

Al parecer, la víctima era un contratista, quien ya había recibido amenazas; incluso le prendieron fuego a su camioneta en una ocasión anterior.

El viernes 26 de agosto, durante la medianoche, en la zona de invasión conocida como “La Jungla”, en la Región 200, una pareja fue baleada por sicarios en moto, resultando un masculino muerto y su pareja herida en el brazo.

Este ataque se consumó a menos de 24 horas de otro ataque realizado en las afueras de una primaria de la Región 96, donde sujetos trasladaron a un joven de 25 años para ultimarlo a balazos.

Previamente, la noche del domingo 21 de agosto, tres personas fueron baleadas en el fraccionamiento Los Héroes, en la Región 224.

Producto de la agresión dos personas perdieron la vida y la otra resultó herida; una de ellas falleció en el lugar de los hechos, mientras la segunda murió momentos después de haber ingresado a un nosocomio.

La noche del jueves 18 de agosto, vecinos del fraccionamiento Villas Otoch III Etapa reportaron la ejecución de un sujeto en la vía pública.

Testigos afirman que, alrededor de las 20:00 horas, dos personas fueron interceptadas y atacadas por unos sicarios, un sujeto falleció al instante y una mujer quedó herida de bala.

En la tarde del mismo día, policías confirmaron el hallazgo de un cuerpo sin vida, acompañado de un mensaje con amenazas, en un camino de terracería de la Región 237.

Apenas un día antes, el miércoles 17 de agosto, dos ciclistas encontraron un cadáver quemado y con signos de tortura en la colonia Santa Cecilia.

La noche del martes 16 de agosto, vecinos del fraccionamiento Vista Real reportaron olores fétidos que se desprendían del interior de un domicilio. Al llegar al lugar, descubrieron el cuerpo de una mujer en avanzado estado de putrefacción.

El lunes 15 de agosto, vecinos del fraccionamiento “El Roble” reportaron detonaciones de arma de fuego. Al llegar las autoridades policiales, hallaron a un sujeto sin signos vitales en la calle.

La mañana del domingo 14 de agosto, vecinos de la colonia irregular Carabanchel reportaron el hallazgo de una bolsa de basura que en su interior contenía restos humanos. Un transeúnte que caminaba sobre la calle Humo, se percató de un olor fétido que se desprendía de una bolsa ubicada en la vereda del camino.

En la misma mañana del domingo, vecinos de la Supermanzana 25 reportaron el hallazgo de un cadáver en el parque del fraccionamiento.

El sujeto se encontraba maniatado y con signos de violencia, presentaba múltiples golpes en el cuerpo, y un disparo en la cabeza.

Un día antes, también por la mañana, habitantes de la colonia Avante descubrieron un cuerpo descuartizado abandonado en un área verde, el cual estaba siendo devorado por perros callejeros.

El jueves 11 de agosto, se suscitaron dos ataques armados: El primero, en el fraccionamiento Cielo Nuevo, donde una pareja fue baleada por un presunto ajuste de cuentas, dejando como saldo una adolescente de 16 años sin vida.

El segundo hecho sucedió por la noche, cuando dos sicarios llegaron a bordo de una motocicleta y balearon un negocio de tacos en el fraccionamiento Tierra Maya, donde al menos tres personas resultaron heridas.

El ataque iba contra Yair “N”, alias el “El Gari”, quien llevaba una semana de haber salido de prisión; posteriormente falleció cuando fue ingresado al hospital general.

Deja una respuesta

Botón volver arriba