¡TIENEN QUE SER INVESTIGADAS!

*Laura Esther Beristain Navarrete y Laura Lynn Fernández Piña, quienes no sólo se enriquecieron a costillas del erario público y aprovecharon su condición para saquear sus municipios

*Ambas mujeres políticas, cínicamente desviaron millones de pesos en favor de sus cómplices, socios o simplemente personajes de confianza que se prestaron para tener empresas a su nombre

*Los tres órdenes de gobierno, municipal, estatal y federal, mutuamente, tienen que ser enérgicos con quiénes llegaron a una posición de elección popular para saquear sin miramientos

Redacción/Sol Quintana Roo

Playa del Carmen.- Mientras que miles de ciudadanos trabajan a marchas forzadas para obtener el sustento familiar en los municipios de Solidaridad y Puerto Morelos, existen dos personajes que se dedicaron a hacerles la vida imposible y complicarles el panorama social y económico, motivo por el cual Laura Esther Beristain Navarrete y Laura Lynn Fernández Piña tienen que ser investigadas.

Dichas políticas no sólo se enriquecieron a costillas del erario público y aprovecharon su condición para saquear sus municipios, sino que además cínicamente desviaron millones de pesos en favor de sus cómplices, socios o simplemente personajes de confianza que se prestaron para tener empresas a su nombre.

Los tres órdenes de gobierno, municipal, estatal y federal, mutuamente, tienen que ser enérgicos con quiénes llegaron a una posición de elección popular para saquear sin miramientos, esto con la finalidad de aclarar decenas de desvíos y entregas, al por mayor, de la obra pública.

BERISTAIN NO TUVO PIEDAD

Sol Quintana Roo en ediciones anteriores, dio a conocer que la presidenta municipal entregó tres contratos por un total de 42 millones 500 mil pesos, a su correligionario Erik Borges Yam. Los regidores del municipio de José María Morelos aseguran que el millonario monto que sale de las arcas de Solidaridad es para la compra de un rancho en la demarcación.

Otorgó tres contratos por la vía de adjudicación directa a la empresa “Grupo de Reparaciones S.A. de C.V.”, cuyo representante legal es Erik Ismael Borges Balam, hijo del morelense Erik Borges Yam.

Dichos contratos son los números DPM/SER/007/2020; DPM/SER/009/2020; y DPM/SER/005/2021, por 18 millones de pesos, 11 millones de pesos y 13 millones 500 mil pesos, en total suman 42 millones 500 mil pesos, respectivamente.

Y aunque los conceptos de los contratos son por los “servicios de mantenimiento preventivo, correctivo y refacciones para vehículos con motor a diésel y gasolina”; por el “servicio integral de mantenimiento de camiones recolectores, volquetes y camionetas”; y los “servicios de mantenimiento preventivo y correctivo de camiones de recolección y maquinaria pesada”.

Pese a todo este gasto y ramplones servicios genéricos, lo cierto es que los patios de Servicios Públicos Municipales parecen cementerios de vehículos pesados, además, que durante los últimos meses los servicios están ausentes.

Desde hace dos años, la familia Beristain adquirió una vasta extensión de tierras en el municipio de José María Morelos que era propiedad de Erik Borges Yam, al sur de Quintana Roo, según regidores de este municipio, y en donde se ven con frecuencia vehículos propiedad del municipio de Solidaridad que llevan diversas herramientas y materiales que son destinados al rancho que aún no está registrado.

CON EL SARGAZO

Asimismo, meses atrás Beristain Navarrete entregó un contrato millonario a la Empresa de Abastecimiento Movse Sociedad Anónima S.A. de C.V., propiedad de Isauro Israel Serrano Sotelo, sin experiencia en el manejo de sargazo que invade los arenales de Playa del Carmen.

La única gracia del empresario es que junto con sus otras cuatro empresas, están vinculadas a la Cuarta Transformación (4T). Las empresas son: Importaciones y Exportaciones Sicsa S.R.L. de C.V.; Sevic Comercializadora y Distribuidora S.A. de C.V.; Semov Construcciones S.A. de C.V.; y La Calaca Cholula S.A. de C.V., todas ellas con sede en la Ciudad de México, y pocos años de existir.

Según el contrato de arrendamiento número DPM/LP/ARR/003/2021, en nombre de la alcaldesa que busca reelegirse, se autorizó el “Arrendamiento de Volquetes para la Disposición Final del Sargazo” por un monto de 5 millones 986 mil 845 pesos.

Según la descripción del contrato, la suma millonaria se usará para el arrendamiento de tres camiones de volteo, que deberán retirar el sargazo a orilla de playa, por un periodo de 6 meses, en jornadas laborales de 12 horas para cada camión.

Lo que es igual a pagar casi un millón de pesos mensuales por la renta de tres volteos, sus choferes y un talachero; a razón de 11 mil 111 pesos al día por unidad. Ante el costo sin duda inflado y para evitar presuntas demandas legales posteriores en caso de ganar un partido ajeno al suyo este 6 de junio, Beristain Navarrete sólo aparece en el contrato en su figura de presidenta municipal de Solidaridad, más no deja su firma, siendo que en mayo de 2019, la alcaldesa nombró como las únicas facultadas para suscribir convenios y contratos en su representación, a Yazmín Janette Díaz Ojeda, en su carácter de oficial mayor, y Shelina Abigail Alonzo Alamilla, en su carácter de tesorero municipal, quienes fueron las que estamparon su rúbrica a nombre del “Municipio”.

HISTORIAL DE CORRUPTELAS

Se le ha llegado a comparar con una reina, pero del derroche y la corrupción, al incrementar durante su trienio la nómina de sus allegados y haciendo negocios de todo tipo al amparo del poder.

En julio de 2020 fue denunciada ante el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, por corrupción, al entregar obras de la Quinta Avenida a una empresa con dueños ficticios. Para la misma otorgó un contrato de más de 39 millones de pesos para la rehabilitación de la Quinta Avenida en Playa del Carmen, a la empresa Xoanxum S.A. de C.V.

Los supuestos dueños resultaron ser dos quintanarroenses de la tercera edad, Lorenzo Manrique Rosado, de 87 años, quien vive en completa pobreza en la Supermanzana 96 de Cancún, y su vecino Cirilo Maceda Herrera, ya fallecido, sin nunca saber que eran dueños al 50% de la empresa Xoanxum. La empresa desapareció en su totalidad tras darse a conocer su carácter de “fantasma”.

Otro escándalo en el que se vio envuelta Beristain Navarrete, fue la adquisición de insumos médicos inexistentes, por los que se pagaron 724 mil 775 pesos, “a modo de atender la emergencia sanitaria”, a la empresa Creatividad Bargo, misma que ya había sido catalogada por la Auditoría Superior de la Federación en 2016 como una empresa de simulación.

Sobra decir que dichos insumos médicos como colchones, ventiladores dreamstation, mascarillas dreamstation, concentrador de oxígeno, concentradores EverFlo Philips, monitores de signos vitales Hermed.

Además de biombos médicos, porta sueros, botes de basura, catéteres semi medical para oxígeno con cánula, baumanómetro para brazo, termómetros, mesas pasteur, sillas plásticas, estuche de diagnósticos, caretas y tanques de oxígeno, jamás llegaron a los hospitales.

En su primer año de gestión, fue denunciada por varios regidores por haber contratado a: Skyler Consulting S.A. de C.V. y Creativo Fiestas y Banquetes S.R.L de C.V, a las que benefició con más de 4 millones de pesos en 2019, sin contar siquiera con domicilio fiscal. Los beneficiados fueron: Mario Alberto León Mayen, y Olga Lidia Mercado Islas, en sociedad con Dayro Emir León Mercado.

A Skyler Consulting S.A. de C.V. le dio tres contratos, el primero fue por 696 mil pesos, para la digitalización de la glosa de la cuenta pública; el segundo, por 951 mil 200 pesos, para el diseño de una campaña informativa sobre la cultura de la separación de residuos sólidos, orgánicos e inorgánicos; y el tercero por 997 mil 600 pesos, para el diseño de un programa denominado “Lleva tu bolsa” que finalmente resultó ser un fracaso.

Por su parte, Creativo Fiestas y Banquetes, S.R.L. de C.V., se benefició con un millón 380 mil 400 pesos mediante dos contratos, uno adjudicado de forma directa por 742 mil 400 pesos para el diseño del programa: La importancia de las tres R (Rehusa, Reutiliza y Recicla), que tampoco dio resultados en el municipio; un segundo contrato fue por 638 mil pesos, para el diseño de programas de actividades para la reforestación y salvaguarda de los espacios ecológicos.

UNA TERRATENIENTE MÁS

Eso sí, uno de los “grandes logros” que la candidata de Morena por la Coalición Juntos Hacemos Historia, en su trabajo al frente de Solidaridad, fue haber luchado por la regularización y la certeza jurídica de la tenencia de la tierra de la colonia Luis Donaldo Colosio en las que benefició a múltiples familias, pero principalmente a ella misma, al haber obtenido hace más de cinco años en esa misma zona, un terreno donde hoy opera un hotel valuado en dos millones de dólares.

Se trata del hotel Suites Cielo y Mar, un complejo turístico de tres estrellas, cuyos permisos obtuvo cuando fungía como regidora del Ayuntamiento de Solidaridad gracias a los privilegios que en su momento recibió del entonces presidente municipal priísta Mauricio Góngora Escalante, actualmente bajo proceso penal por desvíos millonarios en especulaciones de terrenos, tras despojar a los legítimos propietarios.

PROTEGIDA

“Que se proceda, hay instancias para castigar actos de corrupción, existe la Procuraduría Anti Corrupción, esta denuncia puede presentarse en esta oficina, en esta institución y también en el Ministerio Público, en la Fiscalía General de la Republica y desde luego en los tribunales o instancias estatales, que existen, hay que hacer las denuncias con pruebas y que no se permita la impunidad”, indicó Andrés Manuel López Obrador, cuando le dieron conocimiento de las corruptelas de la edil de su partido, sin embargo, hasta el día de hoy, sigue libre en sus pretensiones por un segundo periodo.

Pero está protegida por grandes figuras de la política nacional que hoy son Morenistas, pero que antes eran priístas, una de ellas, es la senadora federal Freyda Marybel Villegas Canché, quien como Laura Esther Beristain Navarrete, fue alumna de ex gobernadores priístas, como Roberto Borge y Félix González Canto, y solo fueron investidas de “Morenas” para no perder el poder político heredado por sus maestros.

MALA IMAGEN

Tanta es la mala imagen y las malas prácticas de la alcaldesa, que su área de comunicación social, la encargada de pulir su figura pública, ha quedado corta en sus pretensiones. En tres años han desfilado cuatros directores de medios municipales.

Javier Villa García fue el primer director de Comunicación Social en la “Era Beristain”, cuyo paso por esta área, de apenas año y dos meses, dejó mucho qué desear. Le siguió Román Contreras Nahón, cuyo trabajo informativo se vio mermado por las malas directrices desde la cúspide del gobierno, y verse inmiscuido en la muerte de la reportera Martha Caballero Collí, a finales de abril de 2020, quien falleció por insuficiencia respiratoria aguda, neumonía viral y coronavirus; pero previamente, en una carta que se hizo pública, responsabilizaba a su jefe inmediato, Román Contreras, de lo que pudiese pasarle.

El tercero fue Luciano Antonio Núñez, escritor y poeta, quien sólo duró dos meses en el cargo, al no poder ayudar a Beristain Navarrete de sacudirse la imagen de “reprobada” por la sociedad. Y por último Daniela Mejía Martínez, desde el 22 de diciembre de 2020.

Y PARA VARIAR, SE BURLA DE LAS MUJERES

Entre el fracaso y el desvío de recursos se mueve el gris y errático Instituto de las Mujeres del municipio de Solidaridad. En un confuso e incongruente resultado de la Auditoría Superior del estado de Quintana Roo se hace patente de que los más de más de 11 millones 115 mil 438 pesos no sirvieron para nada o fueron a parar a otros rubros.

Del “Análisis del Informe de Avance de Gestión Financiera Instituto de las Mujeres de Solidaridad, Quintana Roo” del período del 1 de enero al 31 de diciembre de 2020, se desprende que Indicadores de Resultados no son congruentes con los reportes presentados por el mismo Instituto.

Asimismo, la Aseqroo asegura, el Instituto de las Mujeres de Solidaridad reconoce que “de enero a diciembre de 2020, no se cumplió la meta anual, porque se registró 1 feminicidio, de acuerdo con los datos publicados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública”.

Sin embargo, la información vertida por la dependencia de la administración Beristain es falsa, pues otras instituciones aseguran que el delito de violación colocó al estado en el primer sitio de incidencia a nivel nacional, al registrar un incremento de 130.02 por ciento.

Y es precisamente en los municipios de Solidaridad y Benito Juárez donde se detonó de manera grave, con 325.60 por ciento en el primero y 185.74 por ciento en el segundo, reportó el Observatorio de Seguridad y Género de Quintana Roo (Osege).

LAURA FERNÁNDEZ, OTRA MALA GOBERNANTE

Por su parte, hay que señalar que en Puerto Morelos tampoco estuvieron en un “lecho de rosas”, puesto que de los 128 cargos ejecutivos que a la fecha existen en el gobierno municipal, 85 lo ocupan personajes que viven fuera del municipio lo que representa falta de arraigo y las devastadoras consecuencias que producen para los habitantes de la demarcación los cuales ven con impotencia el retroceso en la infraestructura urbana, los pésimos servicios públicos, la creciente ola de inseguridad y la decadente atención ciudadana.

Este fenómeno se ha registrado a lo largo de cinco años y cinco meses, tiempo en el que ha permanecido en la presidencia municipal Laura Fernández Piña, periodo en el que solo se han visto pasar más de 2 mil 500 millones de pesos aproximadamente sin que los puertomorelenses hayan cosechado algún beneficio en común.

Los salarios que ganan, sin hacer prácticamente nada, oscilan entre 10 y 25 mil pesos quincenales, lo que constituye un gasto de la tercera parte de los recursos destinados al pago de nómina.
En la condición fuereña de los funcionarios públicos se encuentra la explicación de la falta de voluntad política por ofrecer a los habitantes del municipio obras de primera necesidad como escuelas, seguridad, servicios públicos, entre muchos otros.

Y es que de las 128 plazas más importantes de la administración municipal, 85 las ocupan personajes de cuestionada reputación procedentes de Cancún, Chetumal, Playa del Carmen, Puebla, y en los últimos años hasta de Colima y Jalisco. Y de las 43 oficinas restantes, 31 las ostentan personas de Puerto Morelos y 12 de Leona Vicario.

Comenzando por la presidente municipal Laura Fernández Piña que vive en Cancún; el titular de la Oficialía Mayor, Héctor Alcaraz, de Cancún; el tesorero municipal, Eligio Sierra, de Puebla; el Contralor, Raymundo Martínez, de Puebla; la Secretaría de Obras Públicas a cargo de José Antonio, de Puebla; Secretaría de Turismo Municipal, Héctor Tamayo, de Cancún; la Secretaría de Desarrollo Social, Juan de la Cruz, de Cancún; la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito, Gumercindo Jiménez, de Chetumal, la Secretaría de Planeación Municipal, Víctor Rivero, Cancún; Secretaría de Servicios Públicos, Luis Cardeña, de Cancún.

Asimismo, la dirección de Comunicación Social, Julio César, Cancún; la Dirección de Egresos, Pedro Nolazco, Chetumal; la Dirección de Ingresos, Tomás Hernán, de Chetumal; la Dirección de Control Presupuestal, Pedro Valencia, de Puebla; la Dirección de Recursos Materiales, Jesús Martínez, Cancún; el Secretario Particular, Luis Pablo, de Cancún; la Secretaría de Desarrollo Urbano, Rolando Melo, Cancún; el Director Jurídico, Josué Evelio, de Chetumal, Dirección de Protección civil, Guillermo Morales, de Cancún.

Otros cargos como el Implan, Víctor Rodrigo, de Cancún, la Secretaría Técnica, María Concepción, de Cancún; Desarrollo Económico, Reyes Antonio, de Cancún; Desarrollo Urbano, Fany de Assis, de Cancún; Catastro Municipal, Axel Alejandro, de Chetumal; Sistemas, Enrique Villaseñor, de Cancún; Desarrollo Social, Fabiola Castillo Martínez, Cancún; Instituto de Transparencia, Augusto Rivero, de Cancún; Estrategias Digitales, José Roberto, de Cancún; Recursos Humanos, Efraín Nizalebh Lugo Tinoco, de Cancún; Capacitación, Omar Alpuche Leal, de Cancún.

Asimismo, el director Jurídico, Sergio Donato Chalé Gómez, de Cancún; Seguridad Pública, Ariel Alberto Padilla Cámara, de Cancún; Gestión Social, Oscar Jaime Alcaraz Argote, de Cancún; Zofemat, Carlos Enrique Ruiz Dzul, Cancún; Asuntos Religiosos, Andrés Peralta Ramos, de Cancún.

Como se puede observar, la condición de fuereños es la respuesta a la serie de irregularidades que se cometen desde Palacio Municipal para obtener beneficios propios en detrimento de los habitantes de Puerto Morelos.

Algunas de las anomalías cometidas por los funcionarios es la nula realización de obras a favor del municipio pues la mayoría de los recursos son desviados; en la compra de insumos hay sobreprecios, comisiones por pagos oportunos en ingresos, cambios de uso de suelo en desarrollo urbano, alteración de los valores catastarles, condonación inexplicable de predial a empresarios y amigos, modificaciones del Isabi, pago de aviadores, etcétera. Esto habla de que los personajes solo buscan su interés personal y de grupo lo que mantiene en el retraso a Puerto Morelos.

Y los restantes 43 funcionarios con cargos relevantes en el municipio, 12 viven en Leona Vicario y 31 en Puerto Morelos, pero lo más lamentable es que a sabiendas de que el municipio se encuentra en el abandono, sometido al saqueo constante, y en donde predomina la impunidad, pretenden seguir dando la espalda a los habitantes.

En ese mismo sentido se encuentran personajes que con engaños convencen a los lugareños para continuar en sus cargos, de los que se han beneficiado a lo largo de cinco años. Considerados como los “arrastrados” a quienes utilizan y mandan a pedir el voto, a dar la cara para que al final los 85 fuereños sean quienes disfruten los mejores cargos y sueldos.

Entre los “arrastrados” están Saydi Anduce, Juana Chacón, Hugo Valdés, Manuel Dionisio, Rosa Elena, Heriberto Prado, Mario Geovany, Luis Ciau, Miguel Ángel, Mayanin, Yamili Alvarado, Esperanza Campos, Ana Luisa Betancourt, Leonel Salazar, Isela Moo, Alberto Cauich, Limbert Cruz, Marco Betancourt, Alejandro Montoya, Renán Cruz, Dilma Pérez, entre otros.

Personas como estas son consideradas como rémoras, lacras y malinchistas, quienes son utilizadas para seguir saqueando lo que les pertenece a los habitantes de Puerto Morelos, que durante décadas anhelan un mejor lugar para vivir.
También a ellos se les culpa de los malos servicios, como la falta de recoja de basura, el pésimo drenaje, mala pavimentación, dispensario médico limitado, falta de alumbrado, deporte olvidado, nula ayuda social, desempleo en Puerto Morelos, Leona, Delirios y Central Vallarta.

Ellos prefieren continuar humillándose negando la desastrosa realidad que se vive en Puerto pidiendo el voto para que se favorezcan los de fuera, “son una vergüenza para Puerto Morelos”.

¡ESTÁN EN NÓMINA!

Asimismo, con el fin de mantenerse en el “hueso”, cientos de trabajadores y funcionarios del gobierno municipal de Puerto Morelos participan en horas laborales en las caminatas de las candidatas de la alianza “Juntos Haremos Historia” a la presidencia municipal, Blanca Merari Tziu Muñoz; y a la diputación federal al Distrito 4 en Quintana Roo, Laura Fernández Piña.

Investigaciones recientes revelan que el personal que fue contratado por el ayuntamiento que se encuentra realizando actividades de proselitismo a favor de las dos candidatas costará a los habitantes del municipio de Puerto Morelos más de 8 millones 190 mil 222 pesos en los tres meses de precampaña y campaña.

En la minuciosa revisión de la nómina municipal en poder de este reportero, serían al menos 200 burócratas que cobran en el Ayuntamiento pero que trabajan en las actividades de campaña tanto de la esposa de “Nacho” como de Laura.
A ellos se les paga un millón 365 mil 37 pesos con 47 centavos, según se pudo constatar en la nómina municipal, lo que en tres meses de precampaña y campaña sumarían 8 millones 190 mil 222 pesos.

Solo por mencionar algunos de los nombres de las personas que han dejado de laborar en el municipio para sumarse a la campaña de Blanca Merari está Carlo Fonseca León, síndico municipal con un salario de 23 mil 935 pesos con 58 centavos quincenales. El sujeto, sin pedir licencia, se integró a los trabajos proselitistas desde hace más de tres meses, de hecho estuvo en la terna carroñera para candidatos a la presidencia municipal de Puerto Morelos por lo que ha cobrado desde entonces 143 mil 613 pesos con 48 centavos sin devengarlos, sin trabajarlo.

Le sigue Juan de la Cruz López Toox, secretario municipal de Desarrollo Humano, quien gana 16 mil 167 pesos con 40 centavos. Este sujeto se integró a las campañas desde marzo pasado lo que constituye un gasto para el pueblo de 97 mil pesos en el periodo de campañas, ello sin contar el dinero del que dispone en la dirección a su cargo.

Le sigue Juana María Chacón Canché, ex directora de Desarrollo Social, y cercana a Laura Fernández, y ancla en la casa de campaña de Blanca Merari. Esta funcionaria cobra del Ayuntamiento 14 mil 551 pesos 57 centavos, por andar tan campante moviendo las banderas de la corrupción. Durante el periodo de campañas, esta funcionaria ha cobrado 87 mil 309 pesos con 42 centavos por hacer trabajos para mantener el “hueso” del que hoy disfruta, un salario, impunidad, y hacer negocios.

Otro ejemplo es el director de Proyectos Especiales, Luis Cardeña Peña, quien con un salario de 13 mil 172 pesos con 22 centavos debería trabajar en favor de los habitantes de Puerto Morelos y no en impulsar a las candidatas a la presidencia municipal y la diputación federal por el Distrito 4.

Y la lista es interminable hasta sumar más de 200 personas que están al servicio de las aspirantes a puestos de elección popular. Sin embargo, con ello incurren en delitos de uso indebido de la función pública, desvío de recursos públicos y otros delitos que están tipificados como delitos electorales.

Sin embargo, debemos señalar que hay otros trabajadores y funcionarios que bajo la amenaza de ser despedidos y boletinados para que no consigan trabajo ni en la burocracia ni en la Iniciativa Privada, son obligados a participar en las caminatas de las candidatas que se realizan en Puerto Morelos, Leona Vicario, Central Vallarta, entre otras zonas. Pero no solo eso, sino que se han detectado a vecinos de la delegación Alfredo V. Bonfil, Cancún, y las colonias Chiapaneca y Pescadores de Cancún.

Pero no sólo eso, sino que también buena parte de ellos son obligados a participar en las caminatas que realiza Laura Fernández Piña por las calles de Cancún, pues sin ellos, su pobre imagen caminaría como alma en pena, aunque ella no la siente.

A todos los convocados se les promete el pago. Y eso ha pasado, pues después de cada caminata se les ha visto formar largas filas en la casa de Edwin conocido como “La Sarnita” en la colonia pescadores, además, en la casa del actual regidor Mario Alvarado también se ve a los acarreados cobrar.

Asimismo, en las oficinas ubicadas sobre la avenida “Timón”, en las que siempre se ve a la comandante “Fátima”, quien custodia el lugar donde se realiza el pago de proselitismo. Otras de las casas en las que se entregan las dádivas y se corrompe la dignidad de las personas es la casa de “Lili” en Villas 2.

Otro punto más es donde la encargada de corromper a la ciudadanía, pisoteando la dignidad y promoviendo el voto del hambre es la mujer conocida como “Chary Pollo”, quien ofrece 500 pesos para participar en las caminatas de Blanca Merari y Laura Fernández y 500 más a la hora de que concluya las caminatas.

Es así como la presidente municipal con licencia de Puerto Morelos, Laura Fernández Piña dispone no solo de los recursos públicos sino también de las personas, de sus cargos dejando al garete el gobierno y a los ciudadanos que hoy se encuentran en una imparable espiral de inseguridad, las extorsiones, los chantajes y peor aún las amenazas que hacen los mismos funcionarios contra los trabajadores de la Comuna.

LISTA DE PUERTO

Deja una respuesta

Botón volver arriba