TIENE A EMPLEADOS SIN SEGURO

*El Ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto arrastra una pesada nómina desde el gobierno de José Esquivel Vargas, la cual reduce considerablemente su operatividad. Aun así, la actual alcaldesa, Maricarmen Hérnandez Solís, no se molesta en reducirla; por el contrario, le añade a sus propios allegados y familiares, como es el caso de su madre, María del Carmen Solís Sánchez

*Sin embargo, a ambos munícipes se les “olvidó” que tener trabajadores implica también brindarles seguridad social que los respalde ante casos de vejez, enfermedad, invalidez, accidentes de trabajo, maternidad o pérdida del sostén de familia, y es justo a este rubro al que menos recursos le destinaron en todo el año pasado

*No realizar las aportaciones adecuadas constituye un delito que se castiga con prisión; sin embargo, la morenista da su respaldo y monta un circo con el que puede salir bien librada de los cuestionamientos de la prensa, a la que tanto desdeña

Redacción/Sol Quintana Roo

Felipe Carrillo Puerto.- El Ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto arrastra una pesada nómina desde el gobierno de José Esquivel Vargas, la cual reduce considerablemente su operatividad. Aun así, la actual alcaldesa, Maricarmen Hérnandez Solís, no se molesta en reducirla; por el contrario, le añade a sus propios allegados y familiares, como es el caso de su madre, María del Carmen Solís Sánchez.

Sin embargo, a ambos munícipes se les “olvidó” que tener trabajadores implica también brindarles seguridad social que los respalde ante casos de vejez, enfermedad, invalidez, accidentes del trabajo, maternidad o pérdida del sostén de familia, y es justo a este rubro al que menos recursos le destinaron en todo el año pasado.

Durante 2021, año de la transición del gobierno municipal, el Ayuntamiento derrochó 226 millones 847 mil 821.85 en servicios personales, de los que 105 millones 661 mil 076 pesos fueron para personal permanente y alrededor de 40 millones de pesos para el transitorio.

El resto se repartió en elevadas remuneraciones adicionales, especiales (54.1 millones de pesos) y estímulos. No obstante, el concepto de seguridad social apenas alcanzó los 202 mil 469 pesos, lo que representa un gasto de apenas 16 mil 872.41 pesos mensuales para los más de 300 burócratas que laboran en la Comuna, según establece el Presupuesto de Egresos de Felipe Carrillo Puerto.

No dar de alta a un trabajador o hacerlo, pero con un salario menor al que realmente percibe constituye un delito que amerita una sanción económica que va de los tres mil 457.40 a los 21 mil 608.75 pesos. En casos más graves, se incurriría en defraudación, con penas de tres meses a nueve años de prisión.

Por si fuera poco, el dinero destinado a la seguridad social es menor a lo que se gastó en lubricantes, aditivos y combustibles (24 millones 479 mil 233 pesos) y lo que se destinó a alimentos y utensilios (208 mil 791 pesos).
Así, además de mantener a los trabajadores sin las prestaciones de ley, el gobierno de Esquivel Vargas dejó un adeudo de más de 20 millones de pesos por concepto de pagos quincenales, situación que es respaldada por la actual presidenta municipal, quien en vez de trabajar, se promueve como influencer altruista en redes sociales.

A unas semanas de presentar sus presuntas denuncias en contra de su antecesor, la alcaldesa ahora vive tranquila y hasta se le ve bailando en festivales y posando para las fotos, pues el circo que montó le permite aventarle el problema a la Fiscalía General del Estado cada vez que la prensa, a la que tanto desdeña, le cuestione algo.

Deja una respuesta

Botón volver arriba