Texas deberá remover barrera “antimigrantes” del río Bravo

*La administración de Joe Biden ha criticado al gobierno de Texas por esta medida migratoria, al expresar que presenta preocupaciones humanitarias

Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Texas, Estados Unidos. – Después de la decisión de un tribunal de apelaciones de Estados Unidos, el gobierno de Texas tendrá que remover una barrera flotante que colocó en el Río Bravo, con el fin de evitar el paso ilegal de migrantes en la frontera con México.

Con un resultado de 2-1, el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de EE. UU., con sede en Nueva York, denegó la solicitud del estado gobernado por Greg Abbott, con la cual buscaba revertir la orden de un juez federal de remover la cadena de boyas “antimigrantes”.

La corte concluyó que el área donde se instaló la barrera son aguas poco profundas y navegables, por lo que, de acuerdo a una ley ambiental del país vecino, es necesario que Texas cuente con el permiso del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos para la colocación de dicho muro flotante.

Texas podrá pedir al Tribunal de Apelaciones que revise la decisión. Mientras tendrán que respetar la decisión del juez David Ezra, que ordenó a los funcionarios estatales remover las boyas hacia un espacio cercano a la frontera del lado estadounidense, a la espera del resultado del litigio.

Esta medida antimigratoria es una de las estrategias del gobernador republicano para evitar el cruce de migrantes al país. Abbott ha sido crítico contra las políticas de seguridad fronteriza del presidente Joe Biden y sostiene esa indulgencia ha posibilitado la gran afluencia de personas que han intentado cruzar la frontera hacia el país de manera ilegal.

Deja un comentario