SINÓNIMO DE CORRUPCIÓN

*Aprueba el Cabildo de José María Morelos adquirir motocicletas para la Policía Municipal, pero el “Alcalde Rebelde” simplemente hace caso omiso

*El edil se encuentra más preocupado por proteger a la expresidenta municipal Sofía Alcocer, que por cumplir con los acuerdos del Cabildo

*Los apoyos para la Policía Municipal han sido donaciones del Gobierno del Estado, ante la incapacidad de los presidentes municipales

Redacción / Sol Quintana Roo

José María Morelos.- Con el lema de campaña “El pueblo es y será primero”, el presidente municipal de José María Morelos, Erik Borges Yam, mejor conocido como el “Alcalde Rebelde”, no solo le miente a la ciudadanía, sino que también le ve la cara al cuerpo colegiado de regidores, al saber que los tiene comiendo de su mano y por lo mismo, los concejales, como avestruces, “entierran la cabeza” ante la tomada de pelo del edil, quien se pasa por el arco del triunfo los acuerdos de Cabildo.

El más reciente acuerdo que tomó el Cabildo y que al Presidente Municipal le tiene sin cuidado tiene que ver con la seguridad pública de la población y cabe la pregunta: ¿Es así como el pueblo es primero? De esta manera Erik Borges Yam se convierte en el rey de las mentiras, de los abusos y de la corrupción.

El edil mueve todos los hilos de la administración para ocultar cualquier información que pudiera ser perjudicial para sus intereses, fiel al pacto de impunidad a favor de la expresidenta municipal Sofía Alcocer; de ahí que incluso a través de la Unidad de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales sean omisos y negligentes al ocultar la información, como se comprueba con la solicitud de transparencia con folio 231287900006221, en la que se aseguraba que al 22 de diciembre no se había trazado el Presupuesto de Egresos del 2022.

Sin embargo, es importante mencionar que el pasado 30 de diciembre, el Cabildo de José María Morelos aprobó el presupuesto para el próximo año, por un monto de 314 millones 810 mil 932 pesos, como se hizo constar en el boletín de prensa número 202.

No obstante, los apoyos a la Policía Municipal han sido mínimos, pero la administración de Borges Yam no pierde oportunidad para presumir y alardear de un logro que ni es suyo, pues no dice que los materiales que ha entregado, como fueron 125 botas (así lo reportó a través de una solicitud en la plataforma de transparencia), 125 gorras, 150 camisolas e igual número de pantalones fueron proporcionados por el Gobierno del Estado.

De hecho, en la misma solicitud de información a través de la Plataforma de Transparencia se contradice la información que el Ayuntamiento de José María Morelos difunde a través de su página web, toda vez que en esta se da cuenta de que en la quinta sesión ordinaria, el Cabildo autorizó que con recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento Municipal y de las Demarcaciones (Fortamun) correspondiente al año 2021, se adquirieran un total de 17 motocicletas para la Policía Municipal, porque según para los concejales la seguridad pública es una prioridad.

Sin embargo, fiel a su actitud de traición y engaño, Borges Yam no ha realizado ninguna adquisición de vehículos tipo motocicletas para la Policía Municipal, aunque se acepta en el oficio de respuesta que el acuerdo para la adquisición ya se aprobó.

Y es que el último apoyo que recibieron los elementos de seguridad pública se dio en la administración de Sofía Alcocer, el pasado 31 de marzo, cuando entregaron las llaves de cinco patrullas inteligentes, pero que también fueron donadas por el Gobierno del Estado ante la incapacidad de Sofía Alcocer y ahora Erik Borges Yam para llevar las riendas del Ayuntamiento.

Actualmente el gobierno del “Alcalde Rebelde” se mantiene inmerso a toda costa en la protección e impunidad para proteger a la expresidenta municipal, ya que muchos de los negocios de la cónyuge del diputado local Pedro Pérez Díaz, están en la mira del “Alcalde Rebelde” para seguir usufructuando con el poder, por lo mismo desecha la mano de obra local en los proyectos que se ejecutan en el municipio y da prioridad a su director de Obras Públicas, Jesús Huchín, quien acapara los proyectos con la venia de su jefe.

Más de una voz se ha levantado porque el titular de la Dirección de Obras Públicas, quien fuera el empresario constructor consentido en la administración de Sofía Alcocer, se aprovecha de su situación para acaparar las obras y dar más ganancias para el gobierno de Erik Borges.

Deja una respuesta

Botón volver arriba