SIN JUSTIFICACIÓN PARA UNA CAPITAL EN PENUMBRAS

*La alcaldesa está más preocupada por cuidar la espalda del expresidente municipal Otoniel Segovia Martínez

*En promedio dispone la administración municipal de más de dos millones y medio de pesos para el alumbrado público

*La Comisión Federal de Electricidad, CFE, recauda el cinco por ciento del consumo y lo entrega al municipio

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal.- Aun cuando se dispone de un presupuesto anual para el alumbrado público que, para colmo, absorben todos los propietarios de predios en el municipio, la presidenta municipal de Othón P. Blanco, Yensunni Martínez, mantiene una actitud de omisión y desatención a este sector, toda vez que cuando tomó las riendas de la administración municipal (antes se desempeñó como síndico municipal) ya existían recursos para este propósito, pero preocupada más en cuidarle la espalda al expresidente municipal Otoniel Segovia Martínez, prácticamente ha olvidado su obligación legal como primera autoridad municipal.

Y es que el Ayuntamiento de Othón P. Blanco estimó ingresos por 31 millones 210 mil 809 pesos por concepto de Derecho de Alumbrado Público (DAP) para el 2021, que recauda la Comisión Federal de Electricidad (CFE) del 5% del consumo total de la facturación eléctrica de los hogares de Othón P. Blanco, el cual es destinado para el servicio y mantenimiento de luminarias, por lo que no existe argumento para que la alcaldesa Yensunni Martínez Hernández mantenga las calles de Chetumal a obscuras.

La Dirección de Servicios Públicos calcula que son 29 mil luminarias las que existen en el municipio, incluyendo las ubicadas en las 85 comunidades rurales; sin embargo, desde 2021 se requerían renovar al menos 20 mil para dar un servicio eficiente, pues algunas ya se han fundido y otras llevan más de una década sin ser cambiadas.

Los recursos para esta problemática salen de los bolsillos de cada vivienda othonense, pues a través de la facturación del consumo de energía eléctrica, la Comisión Federal de Electricidad agrega un impuesto del 5 por ciento, conocido como Derecho de Alumbrado Público o DAP, del cual se cobra la alimentación de las luminarias y el excedente es entregado al Ayuntamiento para el mantenimiento de estas, que para este año superó los 31 millones de pesos.

En Othón P. Blanco existen 70 mil 753 viviendas habitadas, de las cuales el 98.5 por ciento cuentan con energía eléctrica, un total de 69 mil 228 hogares, las cuales en promedio facturan al mes alrededor de 750 pesos, de los cuales 37.5 pesos son retenidos por la CFE como parte del DAP, al año representan un gasto de 450 pesos por domicilio.

Sin embargo, los recursos destinados para este fin fueron despilfarrados por el exalcalde Otoniel Segovia Martínez, quien ha sido denunciado públicamente por habitantes y exregidores por inflar los costos de sustitución de lámparas en las calles de la ciudad.

El 13 de enero de este año, habitantes de la colonia Fidel Velázquez exhibieron a Segovia Martínez cuando se disponía a entregar las obras de mejoramiento en alumbrado público en este asentamiento, pues al encararlo le demostraron que gastó en la reposición de 240 luminarias la cantidad de 770 mil pesos, pagó 3 mil 308 pesos por foco, cuando en internet se pueden encontrar por 473 los mismos, con precio al menudeo.

Tampoco pudo explicar cómo es que, durante su gestión, recibió en donación 10 mil 645 lámparas del Ayuntamiento de Benito Juárez, es decir, no se compraron nuevas luminarias; sin embargo, reportó un gasto de 4 mil 999 pesos por sustitución de focos, prácticamente el doble de lo que se invertiría en comprar una nueva luminaria e instalarla.

El colmo fue cuando realizó la instalación de 97 lámparas sobre la avenida Álvaro Obregón, con un precio elevado de más de 18 mil pesos por cada luminaria.

De acuerdo con la información de la Dirección de Obras Públicas del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, la inversión en esa obra fue de dos millones 40 mil pesos e incluyó únicamente la sustitución de focos, sin embargo, es claro que el Ayuntamiento dispone de más de dos millones y medio de pesos para atender la problemática de alumbrado público, pero desde que asumió la administración simplemente olvidó que la ciudad se encuentra a obscuras.

Deja una respuesta

Botón volver arriba