SILENCIO TOTAL DE MARICARMEN

*Pese a las pruebas presentadas en contra de José Esquivel, la nueva alcaldesa de FCP evade por completo el tema y, por ende, llamarlo a rendir cuentas

*Al iniciar su gestión, hace un mes, anunció con bombo y platillo que lo denunciaría ante las autoridades correspondientes, pero la realidad es que hasta la fecha no existe constancia pública de que esto se haya realizado

*El exedil arrastra, además, acusaciones por falta de pagos a empleados del Ayuntamiento y por dejar adeudos con la CFE y la CAPA, entre muchos otros; sin embargo, su sucesora le permite pasear libremente, disfrutando del dinero del pueblo que se robó

Redacción/Sol Quintana Roo

Felipe Carrillo Puerto.- El silencio de Maricarmen Hernández, actual presidenta municipal, en torno a las opacidades y corruptelas de su antecesor, José Esquivel Vargas, revela el pacto de complicidad que mantiene con él.

Aunque al inicio de su administración, hace un mes, la alcaldesa acusó que “Chak Me’ex” le entregó un Ayuntamiento hundido en deudas e inoperante; anunció con bombo y platillo que lo denunciaría ante las autoridades correspondientes, la realidad es que hasta la fecha no existe constancia pública de que esto se haya realizado.

Mientras tanto, más contratos irregulares salen a la luz, como es el caso del desembolso de 13.7 millones de pesos en dos caminos de terracería a dos contratistas, quienes se caracterizaron por dejar botados diversos proyectos de construcción durante la administración de Esquivel Vargas.

Mientras por un lado el entonces alcalde dejaba sin quincena a los trabajadores de su municipio, por el otro apapachaba a sus amigos con contratos infladísimos, siempre en perjuicio de las arcas carrilloportenses.

Fue mediante los contratos OP-FCP-FISMDF21-LP-22/2021 y OP-FCP-FISMDF21-LP-21/2021 que el otrora edil benefició con 13 millones 786 mil 265.6 pesos a Carlos Gerardo Tuz Cauich y a Javier Serrano Chi para la implementación de calles de terracería a nivel subrasante.

Mientras a Tuz Cauich le entregó un convenio por seis millones 250 mil 802.77 pesos a Javier Serrano Chi le dio siete millones 535 mil 462.85 pesos. Ambos tenían 45 días naturales para concluir el proyecto, cuyo inicio fue el 12 de julio pasado.

Pese a los montos millonarios que cobraron, ambos contratistas mantienen las obras en ceros, de acuerdo con el reporte conciliado físico-financiero de obras y acciones correspondiente al segundo fondo: FISMDF21, en poder de Sol Quintana Roo.

Incluso en las redes sociales de “Chak Me’ex” no existe constancia de que, efectivamente, se inauguraran dichas obras. En cambio, se dio baños de pueblo “supervisando” proyectos de índole federal, aun cuando ciudadanos le recriminaban el abandono en lo que a él respectaba.

“¿Cuándo viene a Reforma Agraria, señor presidente?”, “que venga a ver el domo en Polyuc, que quedó a medias”, “no sólo el de Polyuc, hasta la obra de X-Yatil se quedó a medias”, reprochaban los carrilloportenses apenas en agosto pasado.

Y si bien esos 13.7 millones de pesos pudieron destinarse a caminos de primera que redujeran los tiempos de traslado, al facilitar el traslado de vehículos y ambulancias, el exmunícipe prefirió justificar su derroche en terracerías que finalmente no se instauraron.

NEGRO HISTORIAL

Como éstas, hay muchas obras que Esquivel Vargas usó para el desvío de recursos, de la mano de sus allegados. Ejemplo de esto es, precisamente, el contrato FCP-OP- FISMDF21-LP-26/2021, concedido a Carlos Gerardo Tuz Cauich por un monto de tres millones 556 mil 906.83 pesos, para la construcción del techado de un espacio multideportivo y bienes públicos.

Fue el 7 de julio de este año que se celebró el contrato, el cual establecía que la empresa tenía hasta el 29 de agosto para concluir; no obstante, esto no ocurrió, como este medio evidenció en su momento.

Estos incumplimientos derivaron en los reclamos del delegado de Polyuc, Armando Jiménez Canté, quien lanzó un llamado a “Chak Me’ex”, pero solo lo ignoró.

El exedil arrastra, además, acusaciones por falta de pagos a empleados del Ayuntamiento y por dejar adeudos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), entre muchos otros; sin embargo, su sucesora, Maricamen Hernández, le permite pasear libremente, disfrutando del dinero del pueblo que se robó.

Deja una respuesta

Botón volver arriba