¡SENCILLAMENTE NO CAMBIA!

*Pese a tener denuncias por parte de la Auditoría Superior del Estado de Quintana Roo en su contra, desde el 2018, la actual secretaria de gobierno, María Cristina Torres Gómez, demuestra que estas malas prácticas siguen vigentes en su administración

*Muy a sus “formas de trabajar” del 2018, durante el 2023, Torres Gómez volvió de nueva cuenta a la contratación de empresas factureras, en esta ocasión, con el pretexto de comprar equipo de seguridad alámbrico

*La “empresa” en cuestión cuyos “servicios” fueron requeridos fue Ceibali Solution, una empresa que, de acuerdo con su página, se ubica en Chetumal; no obstante, a pesar de llevar 5 años de existencia, de esta empresa no existe información más que su página

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal. – No cabe duda de que la titular de la Secretaría de Gobierno (Segob) de Quintana Roo, María Cristina Torres Gómez, no ha cambiado en lo absoluto su modus operandi, pues, mantiene intactas sus formas de desviar recursos, una calca exacta de sus desfalcos del 2018.

Y es que apenas durante el año 2023, la Segob contrató a la empresa Ceibali Solution, esto para adquirir bienes informáticos; no obstante, a la fecha de hoy, no existe información de la empresa ni de su representante.

Esto se puede ver en el contrato con número SEGOB/DA/L/ADQ/004/2023, en el cual detalla que Ceibali Solution recibió un monto total de 447 mil 642.55 pesos, por la compra de “Equipo de seguridad alámbrico fortigate 100F”, además, según el mismo documento, este aparato alámbrico, fortigate 100F, tuvo una fecha vigente de compra, a partir del 13 de julio al 10 de septiembre de 2023.

No obstante, dentro de esta “compra” realizada por la Segob, resaltan muchas anomalías; una de ellas son los datos de la representante de la empresa, de acuerdo con el contrato, Patricia Hernández Pérez es responsable de esta empresa; sin embargo, no existe información de ella en otras plataformas fuera del Registro Público de Comercio.

Asimismo, el domicilio fiscal de esta empresa señala que su inmueble está ubicado en la Manzana 190, en la calle Celul de la colonia Solidaridad, no obstante, es de resaltar que esto es todo lo que se menciona con respecto a la ubicación, no hay cruzamientos, número de casa o al menos un lote. Lo que se traduce en que el inmueble realmente no existe.

Esto se puede comprobar también gracias a la “página oficial” de esta empresa, la cual también omite datos con respecto a su ubicación, sin mencionar que los datos de contacto que hay en la página, así como los que se manejan en el contrato, son completamente distintos.

Cabe mencionar que este tipo de contratos otorgados a empresas con información inexistente son sello de la titular de la Segob, pues, como se recordará, en febrero del 2021, la Auditoría Superior del Estado de Quintana Roo la denunció ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción por pagar 144 millones 724 mil 530 pesos con 32 centavos a empresas fantasma domiciliadas en los estados de Tabasco, Chiapas y Yucatán.

Asimismo, con base en facturas emitidas por una de sus empresas fantasma, el municipio de Solidaridad que presidía Cristina Torres pagó más de 40 millones de pesos a la empresa que tenía como objeto comercial materiales de construcción, ferretería, entre otros artículos relacionados con el mantenimiento, pero en el domicilio fiscal solo había una tienda de abarrotes y frutas, tal y como ocurrió con la empresa Ceibali Solution.

Deja un comentario