“SAMARITANA” INCONGRUENTE

*Desde la llegada de Yensunni Idalia Martínez Hernández a la alcaldía de Othón P. Blanco, esta se ha encargado de entregar licitaciones a sus empresarios favoritos, pese a que estos no están registrados dentro del Padrón de Proveedores de Quintana Roo, ni federales

*La beneficiaria fue la proveedora Julia del Socorro Yupit Hau, propietaria de Ferretería “Thiago”, quien recibió el número de contrato “Material diverso que será utilizado para brindar el mantenimiento correspondiente en los diferentes espacios públicos del municipio”

*En total se entregaron un millón 585 mil 434 pesos por una desmalezadora, podadora, sopladora, fumigador, limas para machetes, escoba, aceite para motor, bujía, cuando este negocio ni siquiera vende estos productos, por lo que se trata de un posible prestanombres de la edil

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal. – En la recta final del tercer trimestre y durante todo el cuarto periodo de 2023, el ayuntamiento de Othón P. Blanco se dedicó a adquirir productos para eliminar la maleza, por ello, licitó el número de contrato MOPB-OM-DRM-ADQ-16-2023.

La alcaldesa capitalina, Yensunni Idalia Martínez Hernández, entregó a la proveedora Julia del Socorro Yupit Hau, propietaria de Ferretería “Thiago” el mencionado contrato, por lo que sería la encargada de dotar de una desmalezadora, podadora, sopladora, fumigador, limas para machetes, escoba, aceite para motor, bujía, entre otros materiales más no especificados.

A cambio, se le entregó $1,585,434.24 (un millón quinientos ochenta y cinco mil cuatrocientos treinta y cuatro pesos 24/100 M.N.), a partir del 4 de septiembre al 31 de diciembre de 2023; no obstante, esta empresa ni siquiera está registrada en el Padrón de Proveedores de Quintana Roo.

Únicamente cuenta con la licencia de funcionamiento por parte del Servicio de Administración Tributaria de Quintana Roo (SATQ), emitidas durante el 2022 y 2023, de ahí en fuera no existen mayores datos sobre las personas física y moral, respectivamente.

El objeto de contrato “Material diverso que será utilizado para brindar el mantenimiento correspondiente en los diferentes espacios públicos del municipio” tiene muchas variables, que dejan muchas áreas sin aclarar, por ejemplo, qué tipo de manteniendo, qué tipo de productos adquirieron, entre otras más.

Mantenimiento de espacios públicos se puede intuir que se trata de parques, calles, camellones e inclusive iluminación, así como jardinería, pero en ninguna parte del contrato público se explica las funciones ni las labores a realizar.

Curiosamente, la empresa no vende productos relacionados con la jardinería, pues en el catálogo obtenido de su página de Facebook, encontramos publicaciones referentes a la adquisición de gel antibacterial, desinfectante, estufa industrial, brochas de todos tamaños, estante, metros, pegamento, entre otros más.

Entonces, ¿por qué estas serias inconsistencias en su registro no fueron suficiente para negarles el recurso, y por qué ganaron la licitación a pesar de todo? Es porque al parecer son prestanombres de la actual administración.

Y es que el periodo de Yensunni Martínez al frente del Ayuntamiento se ha caracterizado por dar contratos a proveedores no registrados en Padrón estatal ni federal, lo que es clara una violación a la ley de transparencia.

Pues, como marcan las reglas, toda empresa que realice obras públicas debe estar registrada y cumplir con todos los requerimientos para su operación, pero en este caso es obvio que solamente se trató de otro beneficio para los suyos.

Como buena “Samaritana”, la alcaldesa se encarga de velar por sus cercanos, pero no lo hace con su dinero, sino con las arcas públicas del Ayuntamiento, las cuales están más saqueadas que Roma antes de su caída en el 476 de nuestra era.

Cabe recordar cuando la presidenta municipal de Othón P. Blanco, Yensunni Martínez Hernández, avaló que su gobierno contratara a la empresa Corporativo Sarapaho S.A. de C.V., a pesar de que esta empresa estuvo involucrada en la desaparición de recursos del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Quintana Roo (Tsjqroo), en 2018.

De acuerdo con la solicitud de transparencia 231287600021622, el Ayuntamiento gobernado por Martínez Hernández entregó, en octubre pasado, el contrato COP-LO-OPB-040-2021 a Corporativo Sarapaho, S.A. de C.V. para la construcción de pavimentos en la localidad de La Libertad por 991 mil 123.79 pesos.

En ese mismo documento se le consignó la construcción de pavimentos en la localidad de Tomás Garrido Canabal, por un millón 636 mil 894.18 pesos.

En total, por ambos proyectos, la empresa, que no aparece en el Registro Público del Comercio, se embolsó dos millones 628 mil 017.97 pesos.

Y, aunque presuntamente se trató de una licitación pública nacional, es imposible encontrar el documento en la Plataforma Nacional de Transparencia.

Las obras le fueron entregadas a Corporativo Sarapaho, a pesar de que apareció en la revisión de cuentas AEMOP-FO-024-R01 aplicada al Tribunal Superior de Justicia del Estado de Quintana Roo.

Deja un comentario