¡ROBÓ A LOS CAMPESINOS!

*El alcalde Erik Borges Yam dejó atrás la máscara de “el pueblo es primero” y demuestra que su verdadero interés es seguirse enriqueciendo a costa de él

*Aun cuando asegura otorgar apoyos, prevalece el beneficio personal, ya que una supuesta ayuda para campesinos resultó en una ganancia de más de 18 millones de pesos para el presidente municipal

*Lo más grave es que ese producto fue adquirido con los recursos del Ayuntamiento, que corresponden a los morelenses

Redacción/Sol Quintana Roo

José María Morelos.- Atrás quedó la máscara de “el pueblo es primero”. Erik Borges Yam demuestra que su verdadero interés es seguir enriqueciéndose a costa de sus gobernados.

Aun cuando asegura otorgar apoyos, prevalece el beneficio personal, más que el social, ya que una supuesta ayuda para campesinos resultó en una ganancia de más de 18 millones de pesos para el presidente municipal.

Y es que en diciembre pasado el autoproclamado “Alcalde Rebelde” no se cansó de presumir que uno de sus méritos de gobierno fue la entrega de fertilizantes a campesinos morelenses, ayuda que llegó tardía, pues como lo establece el Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), desde noviembre debían estar listos los cultivos para el ciclo otoño-invierno.

Es a través del documento, con folio MJJM/OM/RF/ADQ/AD/04/2021, que se revela la farsa del Edil con el Programa de Fortalecimiento del Campo Morelense (Profocam).

Si bien el alcalde prometió que entregaría fertilizantes a 650 pesos por kilogramo (lo que, presuntamente, permitiría un ahorro de entre 400 y 500 pesos para los campesinos), lo cierto es que el verdadero negocio fue para él.

Esto, porque el presidente municipal compró 30 toneladas del producto a 973 mil 200 pesos, es decir, 32.44 pesos por kilo.

Sin embargo, al comercializarlos a 650 pesos, el presidente municipal obtuvo una ganancia de 18 millones 526 mil 800 pesos.

El contrato establece que, ante la necesidad de “cumplir” con la solicitud de apoyo de fertilizantes para el campo por parte de los productores locales, el Comité de Adquisiciones, Arrendamiento y Prestación de Servicios Relacionados con Bienes Muebles del Municipio de José María Morelos, celebrada el 3 de noviembre de 2021, se hizo una excepción a la Licitación Pública Nacional, por lo que el contrato se entregó por adjudicación directa a la empresa Agrorgánica Maya.

Este acuerdo, signado por el apoderado legal identificado como Abel González Aranda, omitió informar los precios unitarios que la persona moral entregó en su propuesta al Ayuntamiento, por lo que la cantidad de producto ha sido determinada a través de los boletines que exhibió el mismo Borges Yam.

Cabe aclarar que, el Ayuntamiento de José María Morelos se ha mostrado opaco al informar sobre la adquisición de este apoyo, al no presentar la documentación correspondiente a la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), del último trimestre de 2021, cuando repartió el apoyo al campo; no obstante, Sol Quintana Roo logró conseguir un contrato en el que se explica que más que un beneficio para campesinos, Borges Yam hizo negocios a través de ellos.

Como es ya sabido, el autodenominado “Alcalde Rebelde” se ha destapado como un hombre ambicioso, desleal e indolente a las necesidades de otros, como lo ha demostrado este medio al denunciarlo por evadir el pago de aguinaldo a trabajadores sindicalizados o brindarles protección a funcionarios a su cargo acusados de violencia contra la mujer.

Ahora también queda expuesto que está lejos de dar prioridad al campo, ya que más allá de ayudar a quienes representan la mayor parte de la población a la que representa, se sirve de ellos para amasar una fortuna en uno de los municipios más pobres de Quintana Roo.

Deja una respuesta

Botón volver arriba