RECHAZAN AMPARAR A ROBERTO BORGE POR PECULADO

*El Tercer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito rechazó amparar al exgobernador de Quintana Roo Roberto Borge Angulo, acusado por el delito de peculado, derivado de la venta irregular de 18 predios administrados por el entonces IPAE

*De esta manera, ratificó la decisión de la jueza de distrito auxiliar, quien el 5 de noviembre de 2020 rechazó brindar la protección de la justicia al exgobernador, al considerar que la venta de predios no cumplió con las condiciones que debían, es decir, procurar que los recursos se destinaran para el beneficio público de los quintanarroenses

*Con esta resolución, el proceso de Borge por el delito de peculado mantiene su curso

Redacción/Sol Quintana Roo

Cancún.- El Tercer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito rechazó amparar al exgobernador de Quintana Roo Roberto Borge Angulo, acusado por el delito de peculado, derivado de la venta irregular de 18 predios administrados por el entonces Instituto del Patrimonio Inmobiliario de la Administración Pública (IPAE) que deriva de la carpeta 159/2017.

Fue el 9 de noviembre pasado que el tribunal resolvió el recurso de revisión interpuesto por la defensa de Borge Angulo, la cual buscaba revertir el auto de vinculación a proceso que se le impuso al exmandatario el 12 de diciembre de 2019.

El Tercer Tribunal Colegiado ratificó la decisión de la jueza de distrito auxiliar del Juzgado Primero de Distrito del Centro Auxiliar de la Novena Región, con residencia en el Estado de Zacatecas, quien el 5 de noviembre de 2020 rechazó brindar la protección de la justicia al exgobernador, al considerar que la venta de predios no cumplió con las condiciones que debían, es decir, procurar que los recursos se destinaran para el beneficio público de los quintanarroenses. 

Con esta resolución, el proceso de Borge por el delito de peculado mantiene su curso.

El exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, seguirá encerrado en el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (Ceferepsi) de esta ciudad, pese a obtener un amparo en contra del proceso que lleva por el presunto lavado de 900 millones de pesos, relacionado con la venta de 22 predios de las reservas de la entidad a familiares y amigos.  

Lo anterior, fue luego que el Segundo Tribunal Colegiado del Estado de México, con sede en Ciudad Nezahualcóyotl, concedió el recurso legal a Borge, por lo que dejó sin efecto la vinculación a proceso e instruyó a reponer el procedimiento.  

Cabe mencionar que el 25 de enero de 2021 fue dado a conocer que la Banca Privada de Andorra (BPA) congeló diversas cuentas entre ellas la del exgobernador quintanarroense.    

Asimismo, hay que recordar que durante su administración no sólo intentó comprar una isla en el Caribe con un valor de 2 millones de dólares; sino que además desvió 400 millones de pesos hacia la “Fundación Borge”.  

Apenas hace unos meses contrajo nupcias con la ganadora de Nuestra Belleza Sinaloa 2015, Norma Patricia de la Vega Zazueta. Como regalo de bodas, el mismo día la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de Quintana Roo le sumó a su proceso, en relación con la carpeta 151/2017, el delito de aprovechamiento ilícito del poder. Por lo que continuará en prisión.  

Cabe recordar que la Fiscalía General de la República (FGR) inició otra investigación en contra del exgobernador. Ahora por su presunta implicación en la llamada “Estafa Maestra”; así como también lo podrían involucrar en una nueva carpeta, por narcotráfico.  

LA FUNDACIÓN BORGE  

Luego de la detención del exmandatario cozumeleño, comenzó a sonar con mucha fuerza el nombre de la «Fundación Borge», con la que pretendía obtener reconocimientos y donativos a nivel nacional e internacional.    

Tras los nuevos indicios encontrados, la Subprocuraduría Especial de Investigaciones contra la Delincuencia Organizada abrió una nueva línea de investigación para establecer de qué manera creó y desapareció la fundación.    

Respecto al modus operandi para «lavar» no sólo el dinero desviado del erario, sino el proveniente de otras acciones ilícitas, resultaba simple, toda vez que el gobernador, máximo mando del Estado, era al mismo tiempo quien controlaba toda clase de movimientos dentro de la Fundación.    

De esa manera, resultaba simple simular el recibimiento de millonarios donativos y al mismo tiempo, supuestamente destinarlos a obras que no se llevaban a cabo.    

No obstante, las investigaciones de la SEIDO apuntan a que solamente se trató de una más de las artimañas del exgobernante para poder lavar parte de los miles de millones de pesos que obtuvo de manera ilícita, por lo que ya intensifica sus indagatorias para confirmar la existencia o no de la citada Fundación y, de resultar cierta, reunir los elementos suficientes para hacérselos llegar al juez de la causa.    

La ambición desmedida del exgobernador llegó a extremos superlativos, puesto que no sólo se conformó con saquear más de 11 mil millones de pesos al erario público, sino que además creó la “Fundación Borge”, con la cual tenía planeado “blanquear” el dinero obtenido del gobierno de Quintana Roo y seguir recibiendo millones de pesos del Estado.     

Su caso se mantiene estático, tanto por los recursos legales que su defensa ha interpuesto ante los juzgadores, como por la crisis sanitaria derivada de la pandemia, que paralizó las actividades en los recintos judiciales.    

DETENCIÓN

El exgobernador de Quintana Roo fue detenido en Panamá el 4 de junio de 2017, con base en una orden de aprehensión por el delito de lavado de dinero de más de 900 millones de pesos, información que dio a conocer en exclusiva Sol Quintana Roo.     

Su localización y detención se logró gracias al trabajo coordinado de las autoridades federales, quienes dieron cumplimiento a la ficha roja, tras la orden de aprehensión girada el 31 de mayo de 2017, por su probable responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El 22 de septiembre de 2016, dos días antes que concluyera su gestión, Borge Angulo se reunió con Carlos Manuel Joaquín González, su sucesor, para tener una entrega-recepción “amigable”; pero el 25 de septiembre ya no se presentó a la ceremonia y desde entonces se le perdió la pista.    

En ese momento no había ninguna orden de aprehensión en su contra, así que tranquilamente se dedicó a recorrer el mundo, paseando por Miami, Cuba, Guatemala y Panamá, donde estuvo hospedado en la Torre Trump, uno de los hoteles más exclusivos, donde pagaba por noche más de 25 mil pesos.          

La orden de aprehensión fue girada por el juez José Artemio Zúñiga Mendoza, del Centro Federal Penal de Nezahualcóyotl, el miércoles 31 de mayo.        

Fue detenido en el aeropuerto de Tocumen, en Panamá, cuando se disponía a abordar un vuelo que lo llevaría a París, y de ahí viajaría a Madrid, donde pensaba radicar.    

Tras su captura, fue llevado al penal El Renacer, en donde gozaba de privilegios. Pero aun así pretendió escapar tratando de sobornar a un custodio. Al descubrirse el intento de fuga, fue cambiado a la prisión de la Policía Nacional de Panamá, el 22 de septiembre de 2017. En ese sitio permaneció cuatro meses, hasta que el 4 de enero de 2018 fue extraditado a nuestro país y puesto a disposición del juez de la causa.    

Durante el tiempo que duró su proceso de extradición –al que siempre se opuso–, la hoy Fiscalía General de la República y la Fiscalía de Quintana Roo establecieron también la presunta responsabilidad de Roberto Borge Martín y Rosa Yolanda Angulo Castilla, padres del exmandatario estatal, como copartícipes en el delito de lavado de dinero.    

En su defensa intervinieron los abogados Juan Antonio y Juan Ramón Collado Mocelo, cuyo objetivo era retrasar al máximo la extradición del exgobernante, señalado como el más grande saqueador de Quintana Roo

Deja una respuesta

Botón volver arriba