¡PROTEGE A SUS PRESTANOMBRES!

*Elva Karina Prieto Pérez, prófuga de la justicia, y hoy prestanombres consentida del presidente municipal de Tulum, Marciano Dzul Caamal, salió huyendo de Tamaulipas para refugiarse en tierras quintanarroenses

*En el norteño Estado se le acusa de la desaparición de bienes propiedad del gobierno tamaulipeco, y se le acusa de quebrantar la ley de servidores públicos

*La mujer estaría relacionada con el exgobernador priista Eugenio Hernández Flores, acusado por autoridades de Estados Unidos por los delitos de defraudación bancaria y asociación ilícita para lavar dinero

*Elva Karina Prieto Pérez es el eslabón que une a Marciano Dzul Caamal con los capos del narcotráfico de Tamaulipas incrustados en Tulum, en su primer mandato (2009-2011) cuando era militante del Partido Revolucionario Institucional

Redacción/Sol Quintana Roo

Tulum.- Elva Karina Prieto Pérez, prestanombres consentida del presidente municipal de Tulum, Marciano Dzul Caamal, tiene cuentas pendientes con el gobierno de Tamaulipas, según consta en diversos edictos publicados en el Periódico Oficial de aquella entidad.

Según el aviso judicial, Elva Karina Prieto Pérez incurrió en actos indebidos en el desempeño de sus funciones como Servidora Pública del Subsistema C-4 de la Zona Sur, del gobierno de Tamaulipas, y se le señala como autora de la desaparición de bienes propiedad del Gobierno del Estado, y de haber violado la ley de servidores públicos.

Sin embargo, lejos de enfrentar a la justicia huyó y buscó refugio en Tulum, Quintana Roo, y desde 2011, es la apoderada plenipotenciaria de las empresas de Marciano Dzul Caamal.

El antecedente más claro de la relación entre Karina con el alcalde tulumense está documentado en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio (RPC), en un acto de enajenación que se realizó en torno a la empresa Transportadora y Rentadora Turística Luu’mi Kustal S.A. de C.V.

En esta acción, el alcalde les compró las acciones a sus socios para convertirse en el único dueño y dejando a su prestanombres a cargo de la empresa.

Según el acta de RPC, se realizó la asamblea con el total de los accionistas, quienes aprobaron el 22 de septiembre de 2011, la venta de las acciones de Carlos Leonardo García Pérez, José Julio Valerio Cruz y Juan Ariel Pat Fernández a favor de Marciano Dzul Caamal.

El documento que consiste en la primera inscripción con número de Folio Mercantil Electrónico número 3832 ID: 3, también se aprueba el otorgamiento de un poder general para pleitos y cobranzas, actos de administración y para abrir y cancelar cuentas bancarias, solicitar chequeras y suscribir cheques y demás títulos y operaciones de crédito a favor de Elva Karina Prieto Pérez.

Mexicana, ingeniera en sistemas, originaria de Tampico, Tamaulipas, nacida el 9 de enero de 1980, soltera, con domicilio en calle Mercurio, Manzana 63, lote 10, de Tulum, Quintana Roo, Elva Karina Prieto Pérez se convirtió en la representante plenipotenciaria del hoy alcalde señalado de ser el presunto autor intelectual de un periodista y abogado de Tulum.

En Tamaulipas, Elva Karina Prieto Pérez fue servidora pública en el Subsistema C-4 de la Zona Sur, cargo en el cual se desempeñó por algunos años, durante el mandato del exgobernador Eugenio Hernández Flores, acusado por autoridades de Estados Unidos por los delitos de defraudación bancaria y asociación ilícita para lavar dinero

En el edicto, emitido por la contraloría estatal de Tamaulipas, pide a Elva Karina Prieto Pérez “se sirva presentar ante este Órgano de Control, sito en Boulevard Emilio Portes Gil, número 1270, Planta Alta, Edificio Tiempo Nuevo, de esta Ciudad Capital, dentro del término de diez días a partir de la última publicación de este EDICTO, día y hora hábil”.

Con el fin de llevar a cabo “una audiencia que se celebrará con motivo de presuntas irregularidades cometidas en el desempeño de sus funciones, como Servidora Pública en el Subsistema C-4 de la Zona Sur, consistente en el faltante o extravío de un bien propiedad del Gobierno del Estado, con el número de inventario 54105-01-0024-02629, y número de serie 116663212032, correspondiente al teléfono Avaya”.

El llamamiento agrega que “según se menciona en las documentales que a este oficio se le anexan para su conocimiento, infringiendo presuntamente lo dispuesto por el artículo 47 fracción I y XXII, de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado, esta última en relación con el artículo 111 fracción XX y XXI del Reglamento de las Condiciones Generales del Trabajo”.

“Se le comunica que en la misma podrá ofrecer pruebas y alegar lo que a su derecho convenga, pudiendo hacerlo usted mismo o por medio de un defensor, debiendo señalar domicilio en esta ciudad para oír y recibir notificaciones conforme a lo dispuesto en el artículo 93 de la Ley Procesal Penal del Estado.  Lo anterior con fundamento en los Artículos 45, 64 y 65 de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado”, concluye el texto.

El edicto fechado el jueves 12 de junio de 2008 en Ciudad Victoria, Tamaulipas, da cuenta del inicio de los señalamientos en contra del exgobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, quien años más tarde fue detenido por presunto lavado de dinero

Como se recordará el exmandatario fue acusado por autoridades de Estados Unidos de los delitos de defraudación bancaria y asociación ilícita para lavar dinero. Eugenio Hernández Flores, fue detenido el viernes 6 de octubre en Ciudad Victoria.

El exmandatario enfrentó a las autoridades de Estados Unidos de los delitos de defraudación bancaria, asociación ilícita para lavar dinero y por ser parte de la operación de una empresa no autorizada para envío de dinero.

Hernández Flores declaró en el juzgado segundo penal, ante el juez Juan Manuel Ham Cortés, dentro del Cereso de Ciudad Victoria, como se establece en la carpeta de investigación 14/2017, la Fiscalía Anticorrupción indaga por diversos hechos ilícitos presuntamente cometidos por el político priista.

En 2015 el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a Hernández Flores y a su cuñado, Óscar Gómez Guerra, de “conspirar” para blanquear dinero a gran escala. Las autoridades de Texas procedieron a la expropiación de tres inmuebles de su propiedad valorados en más de dos millones de dólares y ubicados en la ciudad fronteriza de McAllen y otro en Austin. La red de lavado de activos fue descubierta gracias a una investigación de la DEA y el FBI, entre otras agencias federales. Los dos acusados enfrentan hasta 20 años de prisión en el país vecino si son declarados culpables.

Lo cierto es que Elva Karina Prieto Pérez, sería el eslabón que unió al presidente de Tulum, Marciano Dzul Caamal, con los capos del narcotráfico de Tamaulipas incrustados en Tulum, en su primer mandato, en la administración 2009-2011 con el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Deja una respuesta

Botón volver arriba