PROMUEVEN LA POBREZA LABORAL

*El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado no hace caso a la Ley Federal del Trabajo, donde se especifica que no se podrá contratar a personas bajo el esquema de outsourcing o subcontratación

*Y es que desde el 1 de enero de 2024, el ISSSTE entregó el número de contrato SMA-SIN-SER-002/2023 a la empresa Transformig Traslation S.A. de C.V., a la cual la liquidará con casi cinco millones, pero a la larga serán 25 millones de pesos, cinco veces más el presupuesto inicial

*La empresa que es representada por Víctor Raúl Espinosa Ramírez ha sido una filial y promotora de esta práctica tan criticada, que da acceso a prestaciones de ley como el IMSS, Infonavit, vales de despensa, días de descanso, vacaciones con goce de sueldo, días de asueto y más

Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Ciudad de México.- La Ley Federal del Trabajo (LFT) es explicita al mencionar que desde 2021 está prohibida la subcontratación de personal, es decir el outsourcing, por lo que estos esfuerzos buscan eliminar esta práctica poco a poco; no obstante, organismos públicos como el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) siguen incentivando este tipo de situaciones precarias.

Y es que desde el 1 de enero de 2024, el ISSSTE entregó el número de contrato SMA-SIN-SER-002/2023 a la empresa Transformig Traslation S.A. de C.V., a la cual la liquidará con $4,946,889.60 (Cuatro millones novecientos cuarenta seis mil ochocientos ochenta y nueve pesos 60/100 M.N.) por un lapso de un año de prestar el servicio.

De acuerdo con el contrato al cual tuvo acceso esta casa editorial, el instituto contratará personal por el método de outsourcing, es decir, no serán ellos quienes les paguen a los empleados, sino a través de un proveedor, el cual es Transformig Traslation S.A. de C.V., que es representado por Víctor Raúl Espinosa Ramírez.

Se especifica que los empleados laborarán por un año, del 1 de enero al 31 de diciembre de 2024, ganando un salario mensual de $10,788.00 (Diez mil setecientos ochenta y ocho pesos 00/100 M.N.), por jornadas completas de ocho horas; mientras los de medio turno, es decir cuatro horas, percibirán en el mismo período $7,864.00 (Siete mil ochocientos sesenta y cuatro pesos 00/100 M.N.).

Además, en el mismo documento se especifica que serán 134 personas las contratadas para el mismo período de tiempo; no obstante, los casi cinco millones de pesos manejados como saldo para liquidar es incorrecto, porque si hacemos una simple sumatoria, al mes el organismo eroga $1,445,592.00 (Un millón cuatrocientos cuarenta y cinco mil quinientos noventa y dos pesos 00/100 M.N.).

Por lo que por doce meses serán $17,347,104.00 (Diecisiete millones trescientos cuarenta y siete mil ciento cuatro pesos 00/100 M.N.), así también por lo 19 empleados de tiempo parcial, se entregarán $149,431.20 (Ciento cuarenta y nueve mil cuatrocientos treinta y un pesos 20/100 M.N.) de manera mensual.

Por lo que de manera anual serán $1,793,174.40 (Un millón setecientos noventa y tres mil ciento setenta y cuatro pesos 40/100 M.N.), dando en total una sumatoria por todos los trabajadores de $19,140,278.4 (Diecinueve millones ciento cuarenta mil doscientos setenta y ocho pesos 40/100 M.N.).

No obstante, en el contrato se especifica que el instituto formuló un contrato el cual menciona que será un gasto de $24,087,165.00 (Veinticuatro millones ochenta y siete mil ciento sesenta y cinco pesos 00/100 M.N.) al año, ya que el contrato dice claramente que aparte de los servicios de limpieza “como contraprestación el instituto pagará las cantidades de dichos operarios.

Lo curioso es que la cantidad especificada en un inicio es mucho mayor a la final, lo que pone en duda la capacidad de los que realizaron el contrato, pues por cinco es el total es mayor, sin que se establezca un límite claro de que será lo que entregará.

Aunado a que siguen incurriendo en prácticas invalidadas por la Ley Federal del Trabajo (LFT), ya que ahí se especifica que los empleados no pueden quedar desprotegidos, así también es ilegal emplearlos bajo el esquema de subcontratación, lo que no les permitiría el acceso a prestaciones de ley como el IMSS, Infonavit, vales de despensa, días de descanso, vacaciones con goce de sueldo, días de asueto y más.

DESCUENTOS AL POR MAYOR

Trabajadores de la educación en Quintana Roo vieron afectados sus ingresos quincenales, luego de que el Instituto de Seguridad y Servicios Social de los Trabajadores del Estado (Issste), a nivel nacional y sin aviso alguno, les descontó montos que varían entre los 800 y 5 mil pesos, de cada uno de los docentes y trabajadores de apoyo a la educación.

Ante la presión y el descontento general, la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ) emitió un breve comunicado, anunciando que el descuento en las nóminas fue un “mal cálculo” en el tope salarial relacionado con los impuestos al ISSSTE (conceptos 02 y 04), que fueron aplicados durante la tercera quincena de 2024, por lo que solicitó a los afectados a realizar un reclamo para recuperar su dinero.

Hasta el momento, el secretario general de la Sección 25 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Arimael Salas Alcocer, quien representa a más de 15 mil maestros en el Estado, no ha realizado ningún pronunciamiento con respecto a los descuentos indebidos.

Cabe señalar que los talones de pago todavía no están disponibles en el sistema del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo, lo que ha estado dificultando el proceso de reclamación de los docentes que resultaron afectados.

Deja un comentario

Botón volver arriba