POR TORTURA, PIDE CNDH NUEVA INDAGATORIA A ASESINO DE COLOSIO

*Instala a la FGR a reabrir el caso para subsanar deficiencias en el proceso contra Mario Aburto, homicida confeso del excandidato del PRI a la Presidencia

*El organismo autónomo advierte que el implicado fue víctima de daños por parte de personal del Cefereso, donde permanece recluido

*Señala que ahí el hombre también fue incomunicado para evitar la queja ante la propia comisión

Redacción / Sol Quintana Roo

Ciudad de México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación a la Fiscalía General de la República (FGR) para que reabra la investigación en contra de Mario Aburto, asesino confeso de Luis Donaldo Colosio, excandidato priista a la Presidencia de la República, por presuntos actos de tortura.

Mediante un comunicado, sugirió reabrir la carpeta de investigación para “subsanar deficiencias y llegar al pleno esclarecimiento de los hechos”. Esto luego de que el implicado se dijera víctima de abusos por parte de personal del Centro de Readaptación Social (Cefereso) número 12, en donde se encuentra recluido.

La CNDH abundó en que hace siete meses Aburto interpuso una queja en la que informó que “desde hace 27 años he denunciado ante esta Comisión actos de tortura reiterada y continuamente, puntualizando que, desde el 31 de agosto de 1994, existe en la FGR una investigación por estos hechos, agregando que reclama la reapertura de su caso para que se dé a conocer la verdad a toda la sociedad”.

Asimismo, puntualizó que tras una investigación, se determinó que “existen elementos de entonces la Policía Judicial Federal adscritos a la Procuraduría General de la República, hoy Fiscalía General, así como los Agentes del Ministerio Público Federal que intervinieron tanto en la detención como en las primeras diligencias ministeriales y en el traslado de la víctima a las instalaciones del Cefereso incurrieron en actos de tortura en su contra y los médicos que intervinieron en los hechos actuaron de forma irregular al pretender ocultar o tolerar dichos actos”.

Y continuó: “personal médico y custodios de dicho centro de reclusión incurrieron en actos de tortura contra Mario Aburto. Y la OADPRS lo incomunicó y ha mantenido en centros de reclusión alejados de donde radica su familia. “Lo que constituye una violación a los derechos humanos a la integridad personal y trato digno”.

La recomendación se remitirá a la Cámara de Diputados, a efecto de integrarla a la investigación que realiza la Comisión de la Verdad creada para esclarecer este caso, para que posteriormente envíe a la CNDH las pruebas que acrediten su cumplimiento.

Deja una respuesta

Botón volver arriba