PERPETÚAN LAS MALAS MAÑAS

*Otro caso de corrupción se refleja en el ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto, por la actual presidenta Maricarmen Hernández Solís quien asignó un contrato directo a Pedro Joaquín Ay Castillo, un “mal amañado” empresario

*En el año 2020 tuvo contrato directo con la Universidad de Quintana Roo, en el cual logró que le adjudicaran millonarios contratos de limpieza a la empresa AYCAS, quien era representante legal en ese entonces y su hermana Lilia Nairobi Ay Castillo

*Es de resaltar que, en durante los procesos, el licitante no contaba con los requerimientos para participar y de eso tenía conocimiento el jefe de Recursos Materiales, pero omitió la revisión de documentos

Redacción/Sol Quintana Roo

Felipe Carrillo Puerto.– Nuevamente otro caso de corrupción se refleja en el ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto por la inexperta presidenta municipal, Maricarmen Hernández Solís, quien asignó un contrato directo a un “viejo lobo de mar” -Pedro Joaquín Ay Castillo-, representante de la empresa “Quemiq Mexicana S.A. de C.V.”.

Ay Castillo, representante de la empresa antes mencionada, es un “inexperto empresario” quien entró en una licitación de Invitación de cuando menos tres empresas, en la que dos de las empresas concursantes son representadas por él, logrando un margen más grande para ser el elegido en la obra pública.

Sin embargo, haciendo una investigación, se encontró que esta persona física en el año 2020 tuvo contrato directo con la Universidad de Quintana Roo, en el cual logró que le adjudicaran millonarios contratos de limpieza a la empresa AYCAS, quien era representante legal en ese entonces y su hermana Lilia Nairobi Ay Castillo.

La primera licitación pública fue la LA-923052983 –E2-2020 publicada en Compranet. El 7 de febrero del 2020 se reunieron dentro de la Uqroo, Maldonado Herrera y otros funcionarios con Pedro Joaquín Ay Castillo para descartar a otro licitante interesado de la empresa RS, ya que el fallo lo había favorecido y decidieron negociar los contratos a entregar, con el objetivo de beneficiar a Ay Castillo.

No obstante, cabe mencionar que mientras se hacía de contratos en la Universidad de Quintana Roo, contaba con un contrato de nueve millones de pesos, además de otro de un millón 800 mil pesos por servicios de jardinería, limpieza, fumigación, desinfección, entre otros.

Es de resaltar que, en todos los procesos, el licitante Pedro Joaquín Ay Castillo, no contaba con los requerimientos para participar y de eso tenía conocimiento el jefe de Recursos Materiales, pero omitió la revisión de documentos.

Sin embargo, pese a estar manchado en su historial, la edil de Felipe Carrillo Puerto le otorgó un contrato directo con un anticipo del 30 por ciento, perpetuando el historial de malas mañas de Pedro Ay Castillo, pues este cobró un millonario contrato por un monto total con el impuesto incluido de $1,313,166.40 (Son: Un Millón Trescientos trece mil sesenta y seis pesos 40/100 M.N.), para la construcción de Piso Firme en la ruta 17 que incluye las localidades de Chancah Veracruz y X-Hazil Sur, con el número de contrato OP-FCP-FISMDF22-13P-44/2022; este contrato tuvo una fecha de ejecución de 85 días del año 2022, que inició el 03 de octubre y venció el 26 de diciembre del 2022.

Deja un comentario