PEDRO JOAQUÍN, CACIQUE IMPUNE

*Sin denuncias o sanciones en su contra es como vive el exalcalde del municipio más endeudado del país, pues a su sucesora, Juanita Obdulia Alonso Marrufo, le ha temblado la mano frente a éste; tanto, que hasta lo mantiene en nómina

*Durante su gestión en la Isla de las Golondrinas, el hijo del exgobernador Pedro Joaquín Coldwell se burló del pueblo y usó sus recursos para beneficio de empresas de dudosa reputación, como es el caso de Trafficlight de México, S.A. de C.V., la cual arrastra acusaciones en Quintana Roo y en Yucatán.

*Mientras cozumeleños viven sin energía eléctrica, Pedro Joaquín, sigue alimentándose del erario, ahora como séptimo regidor, cargo por el que obtiene 72 mil pesos mensuales

Redacción/Sol Quintana Roo

Cozumel.- Impune es como vive el expresidente municipal Pedro Joaquín Delbouis, a pesar de sus múltiples omisiones y desvíos, pues a su sucesora, Juanita Obdulia Alonso Marrufo, le ha temblado la mano frente a éste y el cacicazgo que su familia representa; tanto, que hasta lo mantiene en nómina como séptimo regidor.

Durante su gestión en la Isla de las Golondrinas, el hijo del exgobernador Pedro Joaquín Coldwell se burló del pueblo y usó sus recursos para beneficio de empresas de dudosa reputación, como es el caso de Trafficlight de México, S.A. de C.V., la cual arrastra acusaciones en Quintana Roo y en Yucatán.

Sin importar los más de 20 años que llevan esperando los habitantes de la colonia Las Fincas para contar con suministro de energía eléctrica, el Ayuntamiento contrató a dicha compañía, misma que fue señalada de “colocar” adornos fantasma en Mérida, de la mano del alcalde, Renán Barrera Concha, y de coadyuvar en arreglos en la isla de Holbox, de los que tampoco hay rastro.

Fue el pasado 3 de marzo que la Dirección de Obras Públicas Municipales de Cozumel lanzó la convocatoria para participar en la construcción de la red de distribución eléctrica etapa I “Las Fincas”, de la que resultó beneficiada la firma poblana Trafficlight de México, S.A. de C.V.

Días después se firmó el contrato MCO-DOP-FORTAMUNDF-LP/04-004-2021, por un monto de cinco millones 969 mil 770 pesos, provenientes del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de Municipios y las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamun) y se dio un plazo de ejecución de 28 días, que correrían del 6 de junio al 4 de julio de 2021.

No obstante, el reporte del avance físico-financiero del 15 de julio reveló que el proyecto tenía un avance del 72 por ciento, por lo que no se cumplió con el tiempo establecido en el contrato.

Hoy, a más de cuatro meses de que el exedil prometiera llevar energía eléctrica, representantes de colonos sostienen que les han dicho que los trabajos “están por concluir”, pero no cuentan con una fecha exacta.

Y mientras los habitantes de la zona viven sin certeza, Pedro Joaquín, exalcalde del municipio más endeudado del país, sigue alimentándose del erario, ahora como séptimo regidor, cargo por el que obtiene 72 mil pesos mensuales, sin considerar bonos o prestaciones, todo bajo el consentimiento de Juanita Obdulia Alonso Marrufo, quien se llenó la boca al decir que auditaría todas y cada una de las áreas, pero que en los hechos no hace nada y hasta prefiere tenerlo en el Ayuntamiento.

Deja una respuesta

Botón volver arriba