PAN Y CIRCO AL PUEBLO

*Más de 7.3 millones de pesos gastó el Ayuntamiento gobernado por Juanita Obdulia Alonso Marrufo para la realización de ¡Un carnaval que vale por dos!

*Mientras el municipio enfrenta carencias de infraestructura pública (alumbrado, bacheo, rehabilitación de parques), la Edil derrocha millones en diversiones destinadas a unos cuantos

*La presentación más cara fue la de Sebastián Yatra, quien cobró casi la mitad del presupuesto establecido para el evento (3.4 mdp). De ahí le siguió Yuri, a quien se le pagaron 2.3 millones, a pesar del rechazo de la comunidad LGBT+

Redacción/Sol Quintana Roo

Cozumel.- Más de 7.3 millones de pesos gastó el Ayuntamiento gobernado por Juanita Obdulia Alonso Marrufo para la realización de ¡Un carnaval que vale por dos!

Mientras el municipio enfrenta carencias de infraestructura pública (alumbrado, bacheo, rehabilitación de parques), la Edil derrocha millones en diversiones destinadas a unos cuantos.

De acuerdo con la solicitud con folio 231288500032922 ingresada a la Plataforma Nacional de Transparencia, el gobierno de la Isla de las Golondrinas gastó siete millones 358 mil 460 pesos en pagarle a seis artistas y bandas musicales, por cantar en el evento que tuvo lugar del 20 al 22 de mayo pasados.

La presentación más cara fue la de Sebastián Yatra, quien cobró casi la mitad del presupuesto establecido para el evento (tres millones 492 mil 760 pesos).

De ahí le siguió Yuri, a quien se le pagaron dos millones 319 mil 420 pesos por presentarse en Cozumel, el pasado 22 de mayo, a pesar del rechazo de la comunidad LGBT+ por los comentarios homofóbicos emitidos por la artista.

De ahí siguió Margarita, “La diosa de la cumbia”, quien cobró un millón 682 mil pesos por su presentación.

La lista se completa con Merenglass, que cobró 687 mil 880 pesos, y Banda Blanca, que obtuvo 600 mil 880 pesos por su presentación.

El carnaval de Cozumel se perfila como el evento perfecto para que Juanita Alonso y su Cabildo saqueen las arcas municipales, pues incluso plantean iniciar la construcción de una sede, la cual heredarían a la próxima administración.

“PANTALLA” PARA NO TRABAJAR

Y mientras el gobierno municipal está preocupado por dar pan y circo a su pueblo, la Subdirección de Salud, ahora a cargo de Juan Antonio Dzul Cámara, se ha mostrado reacia a la implementación del Comité Municipal de Salud Mental, a pesar de los múltiples exhortos para ello.

Con un grave antecedente de 10 suicidios en 2021 y al menos cuatro en lo que va de este año, las autoridades simplemente han optado por aplazar, una y otra vez, la atención.

De acuerdo con datos del Inegi —a nivel estatal— el método más utilizado es el ahorcamiento, seguido del envenenamiento y los disparos de arma de fuego.

En Cozumel, hasta el pasado mes de mayo, la Dirección General del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), a cargo de Margarita del Rosario Vázquez Barrios, emitió tres exhortos a la Subdirección de Salud para constituir el Comité Municipal de Salud Mental; todas sin éxito.

A través de una solicitud de información, este medio obtuvo copia de los oficios AC/DIF/DG/2022/0003, AC/DIF/DG/2022/2015 y AC/DIF/DG/2022/0502.

El primero de estos va dirigido a Agustín Téllez Duarte, entonces subdirector de Salud, y a la letra expone:

“El suicidio es un grave problema de salud pública; no obstante, es prevenible mediante intervenciones oportunas, para que las respuestas sean eficaces se requiere una estrategia de prevención del suicidio multisectorial e integral.

“Nuestra comunidad no es ajena a esta problemática. Con preocupación hemos visto cómo esta situación se ha venido presentando en nuestra isla y actualmente, con la pandemia a causa del coronavirus, está afectando la salud mental de muchas personas… Una de las estrategias principales radica en la instalación del Comité Municipal de Salud Mental que operará en Cozumel. Dicho comité tiene como funciones principales la implementación de programas para la prevención del suicidio.

“Por tanto, le solicito agilizar la instalación de dicho comité, para poder estar en posibilidades de presentar la Red de Prevención del Suicidio. Le informo que la presentación de esta red se ha planeado para a más tardar a finales del mes de enero del presente año”, se lee en el documento fechado el 4 de enero pasado.

El 27 de enero, Agustín Téllez Duarte renunció a la Subdirección de Salud, dejando pendiente la consigna.

Para el 1 de febrero, la alcaldesa Juanita Alonso Marrufo nombró a Juan Antonio Dzul Cámara como nuevo titular de esa subdirección.

16 días después, la directora del DIF emitió un oficio para Dzul Cámara, conminándolo a la instalación del Comité; sin embargo, tampoco obtuvo respuesta.

La falta de atención del funcionario dio pie a un tercer oficio, girado el 18 de mayo pasado, en el que el nuevo director del DIF, Raúl Martín Ceh Fernández, exhorta otra vez a la implementación del mismo.

“Este es el tercer oficio que se envía a su dependencia para dar cumplimento al comité para que el DIF Cozumel pueda dar cumplimiento a nuestra Red de Prevención del Suicidio”, se lee en el documento.

Tal vez la historia de Jorge, de 19 años, quien falleció al colgarse de un hamaquero al interior de su vivienda, el pasado 8 de julio, o la de Ana, de 56 años, quien murió de la misma manera, 23 días después, habrían sido diferentes si en el momento hubieran contado con una red de apoyo que los auxiliara.

Pero los antecedentes dictan que esta no es una problemática nueva. En 2015, las líneas de apoyo recibieron 100 llamadas por intento de suicidio, 32 tentativas y ocho muertes por esta causa.

Para 2020, primer año de la emergencia sanitaria, se registraron nueve casos y en 2021 se alcanzaron los 10 casos, como se mencionó anteriormente.

Con estas cifras, al tomar las riendas del municipio, Juanita Alonso y su gabinete sabían a lo que se enfrentaban; sin embargo, se han mantenido omisos mientras el problema de salud persiste.

Deja una respuesta

Botón volver arriba