¡PAGÓ 1 MDD A ANTIAMLO!

*Por conducto de Filiberto Martínez Méndez, expresidente municipal y súper asesor político de la alcaldesa Lili Campos Miranda, se contrató al mercenario electoral Antonio Sola Reche, acusado también de hurtar un millón de dólares en Guatemala

*La nueva adquisición de la alcaldesa es señalado de ser asesor de imagen del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, y el creador del despliegue de la guerra sucia contra López Obrador

Redacción/Sol Quintana Roo

Playa del Carmen. – Filiberto Martínez Méndez, expresidente municipal y asesor político de la alcaldesa de Solidaridad, Lili Campos Miranda, integró al equipo de campaña al mercenario de origen español nacionalizado mexicano, Antonio Sola Reche, acusado de hurtar un millón de dólares en Guatemala y autor de la campaña de desprestigio contra el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En el “cuarto de guerra” de la presidenta municipal, que buscará la reelección el próximo 2 de junio, hay inconformidad, debido a que Antonio Sola Reche cobrará un millón de dólares por “asesorar” en materia de redes sociales a Lili Campos. Es decir, que el trabajo duro lo harán ellos por una miseria.

La inconformidad llegó a los oídos de los partidos políticos que también se inconformaron, ya que ellos tienen a sus propios estrategas para desarrollar las campañas electorales exitosas y no requieren de personajes manchados por su proceder delincuencial.

Se sabe que el nuevo integrante del equipo de asesores electorales de la alcaldesa fue acusado de un hurto millonario. Según el periódico brasileño “Valor Económico”, el estratega electoral, Antonio Sola Reche –vinculado al Partido Popular (PP) español, a José María Aznar López y a Mariano Rajoy–, es señalado por el presunto hurto de un millón de dólares en la campaña electoral de Guatemala que provino del financiamiento espurio de la constructora brasileña OAS, investigada por su corrupción en Petrobras.

Según la publicación, el presidente de OAS, José Aldemário Pinheiro Filho, quien fue detenido por participar en la red de corrupción de sobreprecios de Petrobras por 4 mil millones de dólares, entregó 20 partidas de 50 mil dólares al publicista español Antonio Sola.

El escándalo en el que se vio envuelto el íntimo amigo de Filiberto Martínez Méndez fue retomado por el periódico guatemalteco Prensa Libre: Antonio Sola, “estratega político, socio de Ostos Sola”, fue el artífice de la estrategia de campaña del Partido Patriota, autor del eslogan mano dura (sic), cabeza y corazón, y está implicado como la persona que recibió un millón de dólares, que según la investigación debieron ser entregados a Alejandro Sinibaldi, precandidato oficialista a la presidencia de Guatemala y exministro de Comunicaciones del presente gobierno.

Sola Reche fue uno de los directores de la campaña que llevó al actual presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, a ganar las elecciones de 2011 y ahora asesora a Sinibaldi.

Según las investigaciones, el desvío de Sola con el dinero clandestino de Scotiabank fue recibido por el polémico Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, según denuncia ante la PGR del diputado Ricardo Monreal.

Hay que recordar que Scotiabank pertenece a los banqueros Rothschild, no se diga Blackstone/BlackRock, máximo banco de inversiones del mundo: ambos favorecidos con la entrega del petróleo por el México neoliberal de Enrique Peña Nieto.

En México, Sola –con la bendición de Fox, Calderón y el PAN– dejó un incontable séquito muy bien lubricado de bots en las redes sociales.

En España señalan a Sola como el estratega del triunfo de Felipe Calderón con un discurso duro, además de experto en las campañas populistas de los líderes de la ultraderecha en AL, asesor de comunicación cercano a José María Aznar y de la FAES, que fue el estratega de la durísima campaña de Calderón con mensajes catastrofistas y de mano dura, además de haber asesorado a candidatos en Ecuador, Perú, Colombia, Argentina y Guatemala y haber estado “muy vinculado desde siempre al PP español”.

Sola, presunto delincuente electoral y lavador de dinero, es señalado de lanzar la campaña inmunda contra el candidato de izquierda López Obrador, a quien vituperó como un peligro para México, con el apoyo de Fox/Calderón, el Consejo Coordinador Empresarial y la entonces Televisa.

El español Antonio Sola Reche es un viejo conocido de la política mexicana. En 2006, fue uno de los principales asesores de la campaña presidencial de Felipe Calderón, sobre sus hombros recae una de las frases que más han marcado las campañas electorales recientes en el país: AMLO es un peligro para México.

Han pasado ya dieciocho años desde aquella elección presidencial y, a pesar de que él ha seguido trabajando en política, ya no está del mismo lado en el que estuvo en aquellos años. Para la elección de 2018, Sola colaboró para la campaña presidencial de quien hace tiempo fue su principal rival, Andrés Manuel López Obrador.

Esto después de que fuera llamado a colaborar en la mesa de izquierda por invitación del Partido del Trabajo (PT), apoyando de esta manera la labor que se estaba realizando a favor del candidato de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien acabó por ganar la elección de manera contundente.

Sola formó parte de los creadores de la campaña que dividió al país y que fue apoyada, entre otros, por empresarios, intelectuales y políticos para evitar que López Obrador llegara a la Presidencia. Los resultados de ese proceso electoral, en donde Felipe Calderón ganó la Presidencia con el 35.91 por ciento de los votos contra el 35.29 por ciento del tabasqueño, se debieron, de acuerdo con analistas, a esta guerra sucia en donde también participaron medios de comunicación.

Sobre esta cuestionada elección, Antonio Sola señaló que la frase “Andrés Manuel es un peligro para México” la escuchó primero de Felipe Calderón en un mitin en Mérida, Yucatán, y a partir de ahí el equipo de campaña comenzó con una investigación para ver la viabilidad de usarla en la contienda.

También utilizó una serie de promocionales en radio y televisión en los que el temor contra el proyecto del adversario de la izquierda fue la base. Conceptos como peligro, crisis, devaluación, desempleo, deuda, mentira, intolerancia, dictadura, pérdida de tu patrimonio, fueron los que utilizó Sola y aparecieron en aquellos materiales que, en esa época, con otra legislación electoral, no fueron retirados del aire por la autoridad electoral.

De los spots más recordados de esa campaña fue aquel que valiéndose de ladrillos que eran colocados sobre una endeble base a manera de muro afirmaba que Andrés Manuel López Obrador como jefe de gobierno del entonces Distrito Federal endeudó a los capitalinos con los segundos pisos y con su programa de pensiones.

En Solidaridad, se espera una nueva guerra sucia para retener la presidencia municipal y, de ganar la reelección, la garantía de obtener un millonario contrato por otros tres años más.

Deja un comentario

Botón volver arriba