Otras Inquisiciones

Jose Alfredo Jiménez

Pablo Cabañas Díaz

Se cumplen este año 50 años de la muerte de Jose Alfredo Jiménez Sandoval (1926-1973), quien inmortalizó la frase “la vida no vale nada”, que también se encuentra en la lápida de su tumba ubicada en Dolores Hidalgo, Guanajuato. Antes de morir, el cantante se despidió de su público con un emotivo mensaje en el que agradeció el amor incondicional hacia él y sus canciones. Lucía muy delgado tras haber luchado contra los males que afectaban su salud, dejó 280 temas de su autoría. En su velorio, “El Indio” Fernández lamentó la muerte del “compositor más mexicano”, pues dijo conocía el alma del pueblo.

Días antes de morir, en compañía del mariachi, sombrero en mano apareció cantando en televisión el tema “Gracias”. Visiblemente delgado, pero con una voz potente, el intérprete se despidió de su público y agradeció su cariño.“ Yo no quiero saber qué se siente tener millones y millones, si tuviera con qué, compraría para mí, otros dos corazones para hacerlos vibrar y llenar otra vez sus almas de ilusiones, y poderles pagar que me quieran a mí y a todas mis canciones”.

En esa presentación, José Alfredo presagiaba que el final ya estaba cerca, mencionó que moriría ese año y dejó entrever que tenía esperanza de vivir más tiempo, pero si esto no ocurría, se daba por bien servido porque había ganado lo mejor en la vida: los aplausos. ¿Y el dinero?, los bienes materiales no fueron importantes para él, estos no se los llevaría a la tumba, pero los aplausos sí.

Fue uno de los cuatro grandes de la composición popular en el siglo XX en México, junto a Agustín Lara, Armando Manzanero y Juan Gabriel. Carlos Monsiváis escribió acerca del ambiente etílico, estímulo del artista: “José Alfredo es la Cantina de los orígenes, distante y próxima de la realidad cantinera. Se trata, sin equívocos, de un confesionario donde el penitente se desgañita y el confesor le hace segunda”.… La vida no vale nada/no vale nada la vida… “

Para José Alfredo “¡la pobreza era la cima de los valores morales! Al adoptar esta creencia. Ser pobre, ser mexicano, ser desdichado. ¿Qué más se exige?”. Ser alcohólico, desdichado en los amores y trovador. Un desolado sentimiento vivo, que va del rencor a la autocompasión. Durante una de las últimas entrevistas que concedió afirmaba que la canción Ella, la había escrito “con el llanto en los ojos, alcé mi copa y brindé con ella”, pero varios directores le advirtieron que no podía decir eso, pero él decidió cantarla así por un tiempo. Finalmente, cuando comenzaron a negarle el cantar la canción y no le permitieron grabarla, pues no había hecho caso de cambiar la letra, se vio obligado a modificarla un poco, poniendo “brindé por ella”, en vez de “brindé con ella”, pues, supuestamente, esa pequeña parte de la canción podría incitar a que las mujeres bebieran alcohol o se embriagaran, algo que era moralmente incorrecto en aquella época. Aunado a ello, por esta y con otras canciones lo criticaron por supuestamente intentar hacer pasar la letra por un tema ranchero, cuando supuestamente no lo era porque sus acordes no eran los comúnmente aceptados en este género musical. Pese a la censura que tuvo en su momento, luego de cambiar esa estrofa, la canción fue grabada como se conoce hasta hoy y se convirtió en uno de sus más grandes éxitos.

Deja un comentario

Botón volver arriba