OTRAS INQUISICIONES

Revueltas y Lombardo 

Pablo Cabañas Díaz/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

José Revueltas y Vicente Lombardo Toledano fueron dos de los más importantes marxistas mexicanos en el siglo xx. Lombardo nació en 1894, y para cuando inició la revolución de 1910 era ya un joven preparatoriano. Revueltas nació 20 años después, cuando recrudecía la guerra cristera. La clase obrera ocupó un lugar central en las ideas que ambos tenían acerca de la política.

José Revueltas escribió en 1957, uno de los ensayos más importantes para analizar la vida política de nuestros país en el siglo XX: “México: una democracia bárbara”. Se advierte en el texto el ascenso a la presidencia de Adolfo López Mateos, y se analiza el proceso electoral. Hace especial énfasis  en los principales partidos de oposición: el PAN, a la derecha, y el PPS, una  hipotética izquierda. Compara esta oposición al PRI a partir de una comedia democrática. El autor  da  el título a su ensayo en el libro  del periodista estadounidense John K Turner, “México bárbaro”, en donde se plasmaba una denuncia de la situación social del país bajo el régimen porfirista.

Revueltas, propone en una parte de su ensayo unas palabras que conservan aún su validez  65 años más tarde: “La regeneración de la democracia en México no debe esperarse del poder público, es una tarea que está en manos de la oposición» . Al analizar la estructura del PAN , observaba que los sectores económicos que lo componían eran aquellos cuyo trabajo resulta el menos “fecundo y creador”: los sectores del capital bancario y comercial y los del capital inmobiliario, cuya aspiración fundamental es que México se convirtiera en “campo abierto al desarrollo y a la prosperidad de los capitales extranjeros”, porque “los vínculos que unen a los sectores que el PAN representa, con el capitalismo estadounidense, se basan en la creencia de que México no podrá tener jamás una economía independiente ni podrá jamás manejar sus propios destinos por sí mismo”

En este ensayo, Revueltas se preocupó por examinar la figura y el pensamiento político de Lombardo Toledano Revueltas, respecto a éste, pasó de la encendida admiración al franco desprecio. Lombardo, al no poder representar o contribuir al ascenso de la clase obrera, ofrece el apoyo de su partido al gobierno.  Pero lo que acaba de irritar a Revueltas respecto a Lombardo es, que, como buen licenciado, “no da un paso, ni adopta una actitud ni toma una resolución, sin elaborar una «teoría» que la «justifique”. Los principales puntos de esta teoría, que refuta con acidez Revueltas, son: que el próximo gobierno mexicano (en este caso el de López Mateos) aproveche las múltiples contradicciones del imperialismo estadounidense para desarrollar su propio camino, y que, supuestamente, la burguesía mexicana es nada menos que revolucionaria y antiimperialista.

Dos años antes (1955) —le recuerda y subraya Revueltas— Lombardo había tildado a la burguesía de parasitaria y aliada del imperialismo estadounidense y había insistido en que no debía continuar de ningún modo “al frente de los destinos de nuestra patria” El trabajo de Revueltas, tiene dos puntos de interés cardinales; uno, documental, que trata de alguna manera de uno de los pocos análisis serios, aun en su carácter circunstancial, de aquellos años; el segundo, personal, y es el de observar un momento de su propio pensamiento político

Deja una respuesta

Botón volver arriba