OTRAS INQUISICIONES

*“Insurgentes Sur”

Pablo Cabañas Díaz/Sol Quintana Roo

“Le están quitando toda la categoría a la zona. Una cosa es que sea legal y otra que vaya en armonía», expresó una mujer a quien se le nombró #LadyInsurgentesSur por sus comentarios clasistas hacia un nuevo antro en #Polanco.”  Fue en las redes sociales:  twitter  y TikTok en donde se difundió un video en el que una persona enfatiza que “le están quitando toda la categoría a la zona”, por haber instalado un “antro” en la avenida Mazarick, pero que más bien corresponde a “Insurgentes Sur”.

Al oponer a Mazarick con“Insurgentes Sur”, se establecen la acumulación o la combinación de rasgos socialmente negativos o indeseables para un espacio de entretenimiento de la ciudad de México. La discriminación son actitudes, prácticas sociales, individuales e institucionales sustentadas en sentimientos de desprecio a determinadas personas o grupos por lo que son, es decir, se desprecia a las personas por lo que no escogieron ser, por lo que les tocó ser. En la nueva exclusión, como se escucha en el video, ya no se apela a la “legalidad” sino a la “armonía».

El antro que le molesta a quien llamaron en twitter: LadyInsurgentesSur, se ubica en la avenida presidente Masaryk una calle ubicada en la colonia Polanco, en la ciudad de México. Sobre ella se encuentran las boutiques más caras de la ciudad, además de muchos de los restaurantes con los precios más elevados del país. El poner un antro “tipo Insurgentes Sur, con luces verdes, rojas”, quiere decir que no corresponde a los ideales de la “blanquitud” que esperan los “whitexicans” y la “armonía” que debe haber en esa avenida de Polanco, y que, por tanto, no son espacios para “las clases bajas y medias pobres”. La cercanía racial de quienes viven en Polanco, su diferencia “europea” de clase media alta y alta, se aprecia en el video, quien habla es una mujer güera, de piel blanca. Y según se puede escuchar en el audio, para ella quienes no cuentan por lo menos con 800 pesos por persona no pueden ingresar a los antros y restaurantes de Mazarick, pues son de “Insurgentes Sur”.

La discriminación estigmatiza a grupos enteros de personas por considerarlas inferiores, y por lo tanto ameritan ser tratadas como si valieran menos. Son los grupos tradicionalmente excluidos, discriminados, racializados, inferiorizados e invisibilizados. El lenguaje de la no discriminación no es el del altruismo, porque no se trata de ser generoso, compasivo, ni asistencialista. Este lenguaje es el de los derechos, de dar a las personas que han sido excluidas las mismas oportunidades, las que socialmente les han sido negadas.

El clasismo aísla, deshumaniza, frena el desarrollo civilizatorio, impide el desarrollo de las libertades psicológicas y físicas, mutila anímicamente, eleva el miedo a las alturas de lo inexpugnable, es la distopía perfecta. La sociedad mexicana es profundamente racista, porque discrimina a quienes no tienen la piel blanca; profundamente clasista, al tratar a los pobres con inferioridad y de manera distinta a quienes tienen una situación económica satisfactoria o alta; y profundamente sexista, porque la mayoría de las mujeres son víctimas de la violencia. 

Deja una respuesta

Botón volver arriba