LEYENDAS: NUEVE VECES VERÓNICA

La siguiente leyenda urbana es una de las más escuchadas desde hace ya bastante tiempo, contando con diferentes versiones según el lugar donde se habite, pero un aspecto coincide en todas ellas: está prohibido pararte frente a un espejo y repetir nueve veces el nombre «Verónica».

Muchos han pensado que se trataba de un cuento chino y se han burlado, pero otras personas aseguran que quienes no han hecho caso de la advertencia y han aceptado el desafío, han cargado con una maldición terrible.

¿Quién es Verónica? O mejor dicho: ¿quién era?

El origen de la leyenda nos lleva a una chica llamada Verónica, de aproximadamente de 14 años de edad, que una tarde cualquiera en las que acostumbraba reunirse en el pueblo con sus amigos, realizó una sesión de espiritismo en una casa abandonada, a la cual solían ir a pasar el rato.

Cualquiera sea tu religión, o si es que profesas alguna, es bien sabido que nunca se debe tomar eso como un juego, ni siquiera aquellos denominados como expertos han podido manejar complicaciones que acontecen en dichas sesiones. Ahora, ¿qué podría hacer una chica sin el más mínimo conocimiento sobre estar artes ocultas y que solo lo hacía para matar el aburrimiento?

Ella no siguió las reglas de los fantasmas, se burló durante toda la invocación, hasta que en momento de total caos en una de las habitaciones de aquella vieja casa, una silla que había cobró vida y golpeó mortalmente la cabeza de Verónica.

Se dice que desde ese día Verónica aún no descansa en paz. Por lo que su espíritu quedó condenado, vagando entre nosotros y buscando venganza contra aquellos que no saben respetar el otro mundo, tal como le sucedió a ella en la vida real.

La vida de aquellos que osaron a invocarla cambió para siempre en el momento que, parados frente a un espejo, dijeron nueve veces su nombre. Estupefactos, vieron Verónica, o más bien, su espectro, apareció detrás de ellos, para dejarlos en estado de parálisis, consumiendo sus vidas a partir de ese momento de poco en poco.

Deja un comentario

Botón volver arriba