NO ES LICENCIADA

*Con más de dos décadas de engaños, la presidenta municipal de Puerto Morelos, Laura Lynn Fernández Piña, se dice licenciada en mercadotecnia pero no cuenta con cédula profesional en el Registro Nacional de Profesiones

*Al igual que sus estudios, la alcaldesa se prepara para dejar trunca la presidencia municipal portomorelense para buscar una candidatura a diputada federal

*La ex priista, hoy verde ecologista, viola el Código Penal en su artículo 250 en el que se establece que se sancionará con prisión de uno a seis años de cárcel y una multa de cien a trescientos días

Redacción/Sol Quintana Roo

Puerto Morelos.- A lo largo de 20 años de carrera política, la presidenta municipal reelecta de Puerto Morelos, Laura Lynn Fernández Piña, mantiene su engaño de ser licenciada en mercadotecnia egresada de la Universidad del Valle de Atemajac en Guadalajara, Jalisco.

En un acto tipificado como usurpación de profesiones, la nacida en la ciudad de Torreón, Coahuila, sigue presentándose como “licenciada en mercadotecnia ante el partido Verde Ecologista de México (PVEM) y las autoridades electorales que le ha permitido llegar a diversos cargos de elección popular.

El hecho es que en el Registro Nacional de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública no aparece ningún registro de cédula profesional, es decir que no concluyó la carrera o no la estudió, al igual que la mayoría de los cargos que le han sido otorgados.

Es decir que la alcaldesa que se prepara para buscar la candidatura a diputada federal por el distrito 1 de Quintana Roo, cuya cabecera municipal es Playa del Carmen, en breve dejará trunco el cargo que le confirió el pueblo de presidenta municipal.

Al consultar las cédulas profesionales en la página Registro Nacional de Profesionistas, el resultado fue negativo, es decir que en el sistema no aparece registro alguno a nombre de Laura Lynn Fernández Piña.

El portal tiene como propósito ampliar los criterios de búsqueda de profesionistas que registran sus títulos y cuentan con cédula profesional con efectos de patente; esto delimita la responsabilidad del Registro Nacional de Profesionistas, al definirla como la única instancia válida para hacer uso de esta información.

La información publicada en este sitio, de acuerdo a los criterios ordenados por el Instituto Nacional de Transparencia Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), es de carácter público y constantemente se actualiza; esto determina que la Secretaría de Educación Pública (SEP) se deslinde y no sea responsable del uso, adecuaciones y modalidades de la información que pudieran aparecer en otros sitios web.

Por lo tanto, la alcaldesa Laura Lynn Fernández Piña incurre en el delito de usurpación de profesiones tipificado en el Código Penal en su artículo 250 en el que se establece que se sancionará con prisión de uno a seis años y multa de cien a trescientos días a quien:

I.- Al que, sin ser funcionario público, se atribuya ese carácter y ejerza alguna de las funciones de tal;

II.- Al que sin tener título profesional o autorización para ejercer alguna profesión reglamentada, expedidas por autoridades u organismos legalmente capacitados para ello, conforme a las disposiciones reglamentarias del artículo 5 constitucional.

a).- Se atribuya el carácter del profesionista

b).- Realice actos propios de una actividad profesional, con excepción de lo previsto en el 3er. párrafo del artículo 26 de la Ley Reglamentaria de los artículos 4o. y 5o. Constitucionales.

c).- Ofrezca públicamente sus servicios como profesionista.

d).- Use un título o autorización para ejercer alguna actividad profesional sin tener derecho a ello.

e).- Con objeto de lucrar, se una a profesionistas legalmente autorizados con fines de ejercicio profesional o administre alguna asociación profesional.

III.- Al extranjero que ejerza una profesión reglamentada sin tener autorización de autoridad competente o después de vencido el plazo que aquella le hubiere concedido.

IV.- Al que usare credenciales de servidor público, condecoraciones, uniformes, grados jerárquicos, divisas, insignias o siglas a las que no tenga derecho. Podrá aumentarse la pena hasta la mitad de su duración y cuantía, cuando sean de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas Mexicanas o de alguna corporación policial.

Como se puede observar, el deporte favorito de la alcaldesa es violar las leyes, engañar al pueblo y peor aún en incurrir en actos delictivos.

Esto lo ha hecho durante más de dos décadas, burlándose del pueblo que le confirió el poder para ejercer un cargo público en el cual ha dejado un amargo sabor de boca.

Pero no es la primera vez que la alcaldesa es acusada de incurrir en actos delictivos.

En junio de 2018 el candidato a presidente municipal de Puerto Morelos, de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Juan Pablo Aguilera Negrón, acudió a las de la Procuraduría General de la República (PGR) en Cancún para denunciar a Laura Fernández Piña.

A decir del entonces oponente a la alcaldesa, interpuso la denuncia los delitos de agresión, amenazas, acoso, intimidación, entre otros.

Por otra parte, la alcaldesa fue señalada por la Auditoría Superior del Estado de Quintana Roo (Aseqroo ) por el desfalco a Puerto Morelos de 5.2 millones de pesos, hecho que a la fecha no se ha solventado.

Como se recordará, el Análisis de la Gestión Financiera de 2018 señaló que Laura Fernández omitió entregar información para que las autoridades de la Aseqroo pudieran hacer su análisis y determinar el cumplimiento o no de indicadores.

La presidenta que incurre en actos de represión y violación a los derechos humanos de los ciudadanos, es señalada por ser la que más recursos tenía que comprobar del ejercicio 2018, y a la fecha no los ha solventado.

Asimismo, el municipio mostró un rezago pues “no presentó la cédula de ‘Avance de Cumplimiento de Metas y Programas’, de acuerdo a los niveles de Matriz de Indicadores por Resultados, por lo que no fue posible medir los avances en los niveles de Fin, Propósito y Componente, siendo este último el que determina los productos y servicios generados en cada uno de los programas presupuestarios relacionados y aprobados por el municipio”, determinó la Aseqroo.

Además, en el mismo informe se reporta que la alcaldesa, quien fue reelecta para un nuevo período sólo tuvo 14 programas con cumplimiento del 80 por ciento al 100 por ciento, 11 con cumplimientos de 50 por ciento al 79 por ciento, y 9 programas con cumplimiento del 0 por ciento al 49 por ciento.

La lista de anomalías por las que la presidenta municipal Laura Lynn Fernández Piña son muchas; sin embargo, la impunidad que impera en estado le ha permitido mantenerse como lo que es, una burócrata que actúa como delincuente.

Deja una respuesta

Botón volver arriba