NO CEDE EL AGUA

*La colonia Diego Rojas Zapata, en Bacalar, continúa sufriendo los efectos de las inundaciones, las cuales han alcanzado las vías en construcción del Tren Maya

Redacción/Sol Quintana Roo

Bacalar.– Habitantes de la colonia Diego Rojas Zapata, en el municipio de Bacalar, continúan sufriendo de las inundaciones provocadas por las intensas lluvias que se registraron previo a la llegada del huracán “Beryl” a las costas de Quintana Roo, las cuales se han ido extendiendo paulatinamente y alcanzó las vías en construcción del Tren Maya.

Al menos 37 familias lo han perdido todo a consecuencia de los escurrimientos tras las intensas lluvias registradas del mes de junio, quienes reclaman que estas fueron causadas por los rellenos del Tren Mayas, ya que las viviendas afectadas se encuentran en la zona baja del desagüe.

Ahora, los escurrimientos alcanzaron también la obra del Tren Maya, pues se registraron afectaciones en la zona de construcción de un puente elevado, la cual se encuentra rodeada de agua y selva. Debido al terreno anegado, la obra ha sido detenida.

Por otra parte, el documento “Calidad del agua subterránea: acuífero sur de Quintana Roo, México”, de la autoría de Joan Alberto Sánchez y Teresa Álvarez, para El Colegio de la Frontera Sur, señaló que las afectaciones en esta zona se debieron a una falla del Río Hondo, convirtiéndola en una especie de tazón que ha acumulado el agua que fluye en dicha zona.

Hasta el momento, los habitantes la colonia Diego Rojas Zapata siguen a la espera de apoyos por parte de las autoridades estatales, mientras que brigadistas voluntarios se encargaron de ayudar en lo que pudieron a los ciudadanos que quedaron bajo el agua, para recuperar documentos importantes en las zonas afectadas.

Deja un comentario

Botón volver arriba