NIEGAN AMPARO A CÉSAR DUARTE; SEGUIRÁ EN PRISIÓN

*El exgobernador de Chihuahua enfrenta acusaciones por el desvío de más de 96 millones de pesos y pagos a las empresas Unión Ganadera Regional División del Norte de Chihuahua y Financiera de la División del Norte, de las que era accionista mayoritario.

Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Ciudad Juárez, Chihuahua. – El Poder Judicial de la Federación (PJF) desechó la solicitud de amparo promovida por el exgobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte, en el cual buscaba anular la medida cautelar de prisión preventiva, misma que lo mantiene interno en el Centro de Reinserción Social No. 1, de Chihuahua.

De acuerdo con la resolución por parte del juzgado Décimo Segundo de Distrito de Amparo en Materia Penal, «la justicia de la unión no ampara ni protege» al exgobernador, pues a este se le imputan los delitos de peculado y asociación delictuosa.

Duarte Jáquez ya había intentado llevar su proceso en libertad; sin embargo, el juez de control del Distrito Judicial Morelos del Tribunal Superior de Justicia de Chihuahua, Humberto Chávez Allende, estableció la medida cautelar de prisión preventiva el 8 de junio.

AÑO DE PRISIÓN PREVENTIVA 

El pasado 8 de junio, el juez de control del Distrito Judicial Morelos del Tribunal Superior de Justicia de Chihuahua, Humberto Chávez Allende, dictó la medida de prisión preventiva por un año al exgobernador de Chihuahua, César Duarte, a quien se le relaciona con los delitos de peculado y asociación delictiva.

Durante su comparecencia ante el juez, Duarte Jáquez rechazó haber evadido la justicia y aseguró que se trasladó a Estados Unidos porque sería intervenido quirúrgicamente; además de que presuntamente recibió amenazas del crimen organizado.

Dijo que el día en que se le citó a comparecer, el 12 de diciembre de 2016, fue el mismo día que lo operaron en Houston, Texas, por lo que el notario levantó el acta correspondiente para justificar su inasistencia, pero esto derivó en su orden de aprehensión.

“Mi mayor lucha será por reivindicar a mi familia y a mi nombre”, declaró al acusar a su sucesor, Javier Corral, de entrometerse en el proceso en su contra.

El exmandatario enfrenta acusaciones por el desvío de más de 96 millones de pesos y pagos a las empresas Unión Ganadera Regional División del Norte de Chihuahua y Financiera de la División del Norte, de las que era accionista mayoritario.

Deja una respuesta

Botón volver arriba