NARCO-GUERRA A LA VISTA

*Otros grupos antagónicos al Cártel del Cigarro están ganando fuerza, y esperan su oportunidad para poder quedarse con la plaza, muchos de ellos, con líderes e integrantes más peligrosos y violentos

Ricardo Ravelo | La Opinión de México | Sol Quintana Roo | Sol Yucatán | Sol Campeche

(Última de tres partes)

Ciudad de México.- El ascenso del Cártel del Cigarro se dio en medio de disputas entre grupos internos de La Unión Tepito, especialmente con los que operan en el Centro Histórico.

Esta batalla ha desencadenado una oleada de ejecuciones en los últimos meses y llevó al Cártel capitalino a un debilitamiento y fragmentación más agudos, aunque por ahora no existen datos fehacientes de que el grupo criminal se haya extinguido.

En las últimas semanas la narco-guerra interna sigue causando ejecuciones. A finales de mayo de este año fue detenido José Luis Méndez Ríos, “El Chila”, a quien también se le identifica como Víctor Hugo Vega Ríos. Un sujeto cuyo alias es “El Chari”, su enemigo, sigue libre.

Cuando empezaba a consolidarse como un grupo criminal poderoso, las autoridades detuvieron a uno de sus principales líderes: Martín Ajá, conocido como “El Ajá”.

Fue detenido durante un operativo efectuado la madrugada del 4 de agosto último.

De 58 años de edad, este sujeto se encontraba en su domicilio de la colonia San Juan de Aragón, segunda sección, en la alcaldía Gustavo A. Madero. La propiedad se utilizaba como bodega para guardar enervantes y cigarros de contrabando.

Según las autoridades, “El Ajá” se dedicaba a la distribución de cigarrillos piratas, venta de droga y exigía dinero a comerciantes para no asesinarlos. En el lugar donde vivía se aseguraron dos pistolas, siete cargadores, cien cartuchos y veinte dosis de cocaína. Tras su captura, el Cártel sigue de pie. Ahora lo encabezan los dirigentes que siguen prófugos.

Después del arresto del “Ajá”, las autoridades aseguraron cinco toneladas de cigarros piratas que, presuntamente, pertenecían a la fracción encabezada por “El Ajá”. El producto estaba resguardado en un camión de redilas, listo para ser distribuido.

MÁS CÁRTELES DEL CIGARRO

El Cártel del Cigarro, encabezado por “El Ajá”, no es el único que opera dentro de ese mismo giro. Otro grupo igual o más peligroso, conocido como “La Ronda 88”, le disputaría el mercado en la capital del país.

Las autoridades detectaron a este nuevo cártel después del aseguramiento de más de mil cajetillas de cigarros piratas. Después, a través de un informe, la Fiscalía de la Ciudad de México informó que en la capital del país operan unas diez organizaciones criminales dedicadas a la venta de cigarros de contrabando.

Sus líderes más violentos están identificados como “El Chari”, “El Elvis”, “El Matanzas”, “Mi jefe” y “El Perro”.

Supuestamente se les persigue, pero hasta ahora de ellos nada se sabe.

Deja una respuesta

Botón volver arriba