MINISTERIOS PÚBLICOS AL SERVICIO DE TUDOR

*Al menos dos ministerios públicos y tres policías ministeriales de Quintana Roo se encuentran procesados por brindar protección a Florian Tudor

*En total hermetismo mantiene la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo las detenciones e investigaciones de su personal al servicio del líder de la mafia rumana

Redacción/Sol Quintana Roo

Ciudad de México.- Al menos dos ministerios públicos y tres policías ministeriales pertenecientes a la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo se encuentran detenidos y en proceso de investigación desde hace un mes por presuntos vínculos con el líder de la mafia rumana Florian Tudor.

Los integrantes de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo habrían sido objeto de sobornos para manipular expedientes en favor del extranjero quien se encuentra detenido en el penal de máxima seguridad del Altiplano mientras se desahoga su proceso de extradición.

También se les acusa de recibir sobornos y alertar a Florian Tudor de los actos judiciales en su contra y los de algunos de sus integrantes. Incluso, uno de los ministerios públicos le habría alertado sobre la orden de cateo a su residencia.

Según la fuente de la Fiscalía General del Estado que pidió el anonimato, los cargos que enfrentan los funcionarios públicos son por uso indebido de la función pública, cohecho, alteración de declaraciones, entre otros.

Para no entorpecer las investigaciones, la fuente se refirió a los detenidos como Cristian “G” (MP), Romel “G” (MP), Alfredo “M” (Policía Ministerial), César “M” (Policía Ministerial) y Paul “D” (Policía Ministerial), todos ellos laboraban en las instalaciones de la Fiscalía General con sede en la ciudad de Cancún.

Además de que todos ellos se encontraban en una de las nóminas que se le hallaron al rumano, en las que es claro que recibían fuertes cantidades de dinero, también se les encontraron mensajes de texto y WhatsApp en los que sostenían conversaciones con uno de los defraudadores más acaudalados de la historia de Quintana Roo.

Hoy el nombre de Florian Tudor, presunto líder de la mafia rumana, ha dado la vuelta al mundo y es reclamado por su natal Rumanía. Hace unos días fue llevado al Altiplano, mientras se desahoga su proceso de extradición se mantendrá preso en el penal de máxima seguridad.

Como se recordará, Florian Tudor, presunto líder de la mafia rumana en México, fue detenido a finales de mayo en la capital del país por agentes de la Fiscalía General de la República (FGR). En principio se encontraba en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte de la capital mexicana, pero días después fue trasladado al penal de máxima seguridad del Altiplano en el Estado de México.

Cabe recordar que el pasado mayo, el Juzgado Segundo de Distrito de Amparo en Materia Penal admitió a trámite el juicio de amparo que promovió contra su proceso de extradición, por lo que, mientras se desahoga el caso, deberá seguir a disposición del juez de control del Reclusorio Norte.

El juez Antonio González García declaró que Florian Tudor ratificó su demanda de garantías y afirmó que no se abrió el incidente de suspensión porque el 27 de mayo se le otorgó la suspensión de plano por los actos señalados como inconstitucionales.

El magistrado puso el pasado 30 de junio como la fecha de la audiencia constitucional, donde se decidiría si se le concede la protección de la justicia federal. Además, dio un plazo de 15 días para que las autoridades den su informe correspondiente.

“En el supuesto de que el acto reclamado sea cierto, remitan copia certificada completa y legible de las constancias necesarias para la solución del juicio; apercibidas que, de no cumplir con lo anterior, se les impondrá multa de cien veces la Unidad de Medida y Actualización vigente”, lo cual equivale a 8 mil 962 pesos.

El presunto criminal enfrenta cargos en el país europeo por delincuencia organizada, extorsión y tentativa de homicidio agravado. De acuerdo con Marcelo Ebrard, el proceso de extradición del presunto delincuente sería “rápido”; además recalcó que los trámites estaban en manos de la FGR.

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) habría revelado que la entrega de Tudor se llevaría a cabo desde ayer, cuando se detuvo al hombre.

La captura ocurrió luego de la liberación de una orden provisional con fines de extradición otorgada por un juez federal. En marzo, Tudor fue fichado por las autoridades rumanas como uno de los criminales más buscados. Se le imputan delitos de intento de asesinato y la creación de una red criminal. Para su detención, Rumania solicitó la colaboración de México.

Florian Tudor, de origen rumano, llegó a México hace diez años, luego de que en Roma fuera encarcelado por introducir un chip a un cajero automático. Ya en la Riviera Maya (Cancún, Playa del Carmen, Cozumel y Tulum) armó un ejército de clonadores de tarjetas de origen rumano y ruso.

Diversas investigaciones, una de ellas realizadas por el diario británico Daily Mail, revelaron que el grupo delictivo interviene los cajeros automáticos Instacash a través de un software conocido como “Free2Move”.

Hombres, de origen europeo, colocan en el interior de los cajeros un dispositivo que transfiere por Bluetooth a un celular, la información de las tarjetas de crédito y débito, reveló el diario.

Según las autoridades de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo los resultados de las investigaciones serían aportados a la Fiscalía General de la República para ser utilizadas contra el rumano Florián Tudor, aunque se especula que su extradición es irremediable, pues el gobierno de Rumanía tiene algo muy importante a cambio.

Por otro lado, trascendió que sigue la búsqueda de los escondites del presunto criminal rumano, pues se especula que tendría en embarcaciones, departamentos, fosas y cuevas millones de dólares y otros valores resultado de sus ilícitas operaciones.

Deja una respuesta

Botón volver arriba