MILLONES A “FANTASMAS”

*El Ayuntamiento de Benito Juárez convirtió a la Supermanzana 98 en un pozo sin fondo para el derroche de recursos federales, mismos que gasta con contratistas que incumplen con los tiempos de entrega y que se ocultan en predios abandonados, tal como hiciera una empresa fachada

*El director de Obras Públicas, el tesorero municipal y el director de Construcción ofrecieron un pago de 3.8 mdp por la remodelación de solo dos calles, las cuales no están ni cerca de terminarse, aunque el plazo feneció el sábado 24 de septiembre

*El proveedor encargado tiene su domicilio en la ciudad de Chetumal. En un recorrido por la zona, este medio constató que la dirección corresponde a un predio abandonado; sin embargo, esto no impide que el contratista ostente tres empresas, que en conjunto engloban 114 actividades

Redacción/Sol Quintana Roo

Cancún.- El Ayuntamiento de Benito Juárez convirtió a la Supermanzana 98 en un pozo sin fondo para el derroche de recursos federales, mismos que gasta con contratistas que incumplen con los tiempos de entrega y que se ocultan en predios abandonados, tal como hiciera una empresa fachada.

Para este año, el Cabildo aprobó un gasto de 16 millones 51 mil 712.20 pesos para esta zona, en solo cuatro obras, según consta en el acta de la novena Sesión Ordinaria del Honorable Ayuntamiento Constitucional del Municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, 2021-2024.

Según el documento, los proyectos para esa zona son:
-Rehabilitación de pavimento, por 7 millones 630 mil 875 mil.41 pesos.
-Construcción de señalética, por 713 mil 995.01 pesos.

-Construcción de red de drenaje sanitario, por tres millones 722 mil 652.89 pesos.
-Rehabilitación de guarniciones y banquetas por tres millones 984 mil 188.88 pesos.

Y es en este último en el que se detectaron anomalías, según consta en el contrato de obra pública número MBJ-DGOP-(33)-13-2022, celebrado por el director de Obras Públicas, Julio César Zaldívar Pérez; el tesorero municipal, Marcelo José Guzmán; el director de Construcción, Carlos Gilberto Canché Turriza, y el contratista Boris Miguel Tacú Andrade.

De acuerdo con el documento, los funcionarios ofrecieron un pago de tres millones 884 mil 416.30 pesos (con IVA incluido), a pesar de que se tenía previsto destinar tres millones 984 mil 188.88 pesos a la obra. Una diferencia de 99 mil 772.58 pesos, cuyo destino se desconoce.

El proyecto debió ejecutarse en un plazo de 90 días, que correrían del 27 de junio al 24 de septiembre, de conformidad con el Programa de Ejecución de los Trabajos aprobados por el municipio.

No obstante, lo anterior, en un recorrido por el lugar, Sol Quintana Roo constató que la obra no estaba ni cerca de completarse. Gravilla suelta, camiones trabajando, escombro por recoger y el pavimento por colocar son el panorama en las calles en remodelación.

Los trabajos se ejecutan en solo dos calles: La 139 y la 137, entre avenida Andrés Quintana Roo y calle 12, lo que reflejaría un gasto de un millón 942 mil 208.15 pesos por cada una.

Un vecino del lugar narró a este rotativo que la rehabilitación avanza lentamente, con pocos trabajadores en el sitio. Además, lamentó que no se incluyeran luminarias, lo que deja en penumbras a los habitantes del sitio.

El contratista encargado tiene su domicilio en la calle Tomás Garrido Canabal, número 67, en la colonia Miraflores, en la ciudad de Chetumal.

En un recorrido por la zona, este medio constató que la dirección corresponde a un predio abandonado, sin pintura y, por ende, sin algún letrero o rótulo que identifique la presencia de una empresa en el lugar.

Sin embargo, eso no impide que el proveedor Boris Miguel Tacú Andrade ostente tres empresas, que en conjunto engloban 114 objetos sociales, entre venta de alimentos, plomería, publicidad, transporte, turismo, venta de inmuebles, construcciones, venta de muebles, cajas registradoras, manufactura, hotelería, entre muchas otras.

Deja una respuesta

Botón volver arriba