MÁS DERROCHE EN COMBUSTIBLE

*Resulta que el combustible es un recurso crítico para la ejecución de las operaciones en las instalaciones de la Comisión Nacional del Agua de Quintana Roo, ya se autorizó un contrato por más de dos millones de pesos para su adquisición, el cual jamás fue transparentado

*Por un servicio que es vigente desde el primero de enero del 2024 y finalizará el 31 de diciembre del mismo año, la Conagua otorgó una suma total, con impuestos incluidos, de $2,052,680.00, cantidad cuyo uso especifico jamás fue reportado

*Esto se debe a que la Conagua no adjuntó los documentos correspondientes al contrato señalado, por lo que no hay un desglose a detalle de los gastos por unidad a cubrir de este suministro de combustible

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal.- Resulta que el combustible es un recurso crítico para la ejecución de las operaciones en las instalaciones de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) de Quintana Roo, ya se autorizó un contrato por más de dos millones de pesos para su adquisición, el cual jamás fue transparentado.

De acuerdo con la ficha técnica registrada en la PNT, la Conagua solicitó el servicio de “Suministro de combustible para vehículos automotores terrestres en territorio nacional mediante servicio de medios de pago electrónico para la dirección local Quintana Roo”, esto bajo el contrato CONAGUADLQROO-LP-05-2023, entregado a la empresa Edenred México S.A. de C.V.

Por un servicio que es vigente desde el primero de enero del 2024 y finalizará el 31 de diciembre del mismo año, la Conagua otorgó una suma total, con impuestos incluidos, de $2,052,680.00 (Dos millones cincuenta y dos mil seiscientos ochenta pesos con 00/100 M.N.), cantidad cuyo uso especifico jamás fue reportado.

Esto se debe a que la Comisión Nacional del Agua no adjuntó los documentos correspondientes al contrato señalado, por lo que no hay un desglose a detalle de los gastos por unidad a cubrir de este suministro de combustible.

Cabe señalar que la empresa Edenred México S.A. de C.V., ha sido de las preferidas, tanto para el Congreso del Estado como de la Conagua, pues no les ha temblado la mano para otorgarle contrato tras contrato, esto a pesar de que la empresa no aparece en el Registro Público de Comercio.

Previamente, los senadores de la LXV Legislatura del Congreso de la Unión destacaron por condenar a México, pues en su afán de “ahorrar” presupuesto público siguen quitándole dinero a las partidas importantes, mientras la situación sigue empeorando cada vez más, sin que nadie haga algo respecto a esto.

Tan sólo en 2023, la Comisión Nacional del Agua tuvo un presupuesto de $68,485,000.000.00 (Sesenta y ocho mil cuatrocientos ochenta y cinco millones pesos 00/100 M.N.), el cual fue aprobado por la Cámara de Senadores, pero un año después el total fue reducido en plena crisis hídrica nacional.

Ahora fueron $62,674,000,000.00 (Sesenta y dos mil seiscientos setenta y cuatro millones de pesos 00/100 M.N.), es decir, se redujeron seis mil millones de pesos a la cuenta para esta dependencia, cuando, como se explicó con anterioridad, ahora más que nunca es necesaria mayor cantidad monetaria para hacer frente esta crisis.

Y es que para lograr controlar la situación se requieren por lo menos el doble, lo que significa que se necesitan $120,000,000,000.00 (Ciento veinte mil millones de pesos 00/100 M.N.), total que fue recomendado por el Consejo Consultivo del Agua.

Tan sólo durante la presente temporada de primavera y la de verano, próxima a iniciar ya se registran varios incendios forestales, altas temperaturas, así como presas en su mínimo nivel, incluso hay unas que ya se encuentran a menos del 10% de su capacidad.

Inclusive, el pasado 29 de enero se registró que, de las 210 principales presas de México, que en conjunto tienen la capacidad de almacenar el 92 por ciento del agua de los embalses del país, sólo ocho cuentan con 100 por ciento de almacenamiento, y 117 de ellas tienen menos del 50 por ciento de su nivel, y si a esto se le suma la baja del presupuesto 2024, implica grandes riesgos para la población entre ellos los cortes de agua.

Los mismos cortes se empiezan hacer presentes en Quintana Roo, donde dicho organismo mediante sus sitios oficiales advierte a los ciudadanos de estos cortes de agua, por lo que ciudadanos han empezado alzar la voz empezando a revelar que llevan hasta 5 días seguidos sin agua, lo que ha causado manifestaciones y cierres viales por los bloqueos.

Además, la onda de calor que afectó a la República Mexicana y la sequía ocasionada por las condiciones climatológicas adversas como “El Fenómeno del Niño” provocó que las presas del país operan a nivel inferiores a los de su capacidad máxima, por lo que ya se habla de crisis hídrica.

En total son seis presas completamente secas, que ya no podrán operar, además que las 210 grandes presas de México, 133 de ellas operan con los niveles mínimos, lo que significa que la mayor parte del país no pueden suministrarse del vital líquido de manera continua, esto de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Además, el Sistema Nacional de Información del Agua (SINA) afirmó que 28 embalses ubicadas en toda la nación están cerca del 10% de su capacidad, lo que significa que están a nada de volverse inutilizables, siendo estos los ubicados en los estados de Sonora, Sinaloa, Querétaro, Guanajuato, Michoacán, San Luis Potosí y Estado de México.

También, se destacó que en la actualidad cerca de 48 mil 218 millones de metros cúbicos, lo que representa solo el 38.5 por ciento de su capacidad total; mientras las presas más afectadas son: La Llave, El Centenario, La venta, todas ellas en Querétaro, así como Abelardo Rodríguez Luján, Ignacio Alatorre, ambas en Sonora, y las Pañuelitas, en Guanajuato.

Deja un comentario