MARIDO DE LA IMPUNIDAD

*“Marido” de Lili, exmagistrado lidera estrategia de impunidad

*Fernando Gama Rodríguez, pareja sentimental de la alcaldesa y candidata a la reelección de Solidaridad, Lili Campos, es el orquestador de las acciones chuecas del gobierno municipal para evadir la acción de la justicia

*Los contratos a proveedores (reales y fantasmas), mecanismos fiscales para evadir impuestos, contratos colectivos de trabajo, trasgresiones de las facultades de la autoridad municipal para trasladar el patrimonio municipal a particulares, entre otros no menos importantes, se fraguan en la Notaría 103 de Fernando Gama Rodríguez

*Él recomendó que todos los funcionarios y exfuncionarios de la actual administración, así como sus asesores políticos y administrativos se ampararán ante un posible embate de los opositores que buscan la presidencia municipal

Redacción/Sol Quintana Roo

Playa del Carmen. – Conocedor de todos los escollos y lagunas legales para hacer de la corrupción una actividad libre de pena y culpa, la pareja sentimental de la presidenta municipal de Solidaridad y candidata a la reelección municipal, Lili Campos Miranda, el ex magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa Fernando Gama Rodríguez, orquesta las acciones para evadir la acción de la justicia contra las acciones ilícitas en las que incurre el gobierno municipal.

Contratos a proveedores (reales y fantasmas), mecanismos fiscales para evadir impuestos, contrato de trabajo, trasgresiones de las facultades de la autoridad municipal para trasladar el patrimonio municipal a particulares, y el Bando de Gobierno para el Municipio Solidaridad, entre otros no menos importantes, están en manos del también notario público 103, Fernando Gama Rodríguez.

Pero a su fama le precede su reputación, la pareja sentimental de Lili Campos quien ascendió a poder por medio de componendas y padrinazgos, es el maestro de la impunidad, pues su vasto conocimiento en materia de combate a la corrupción.

Como se recordará Fernando Gama Rodríguez fue Magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa de Quintana Roo, que es parte del Sistema Estatal Anticorrupción, y, por tanto, es maestro activar los mecanismos de la impunidad.

A él se le atribuye la redacción y manipulación de los contratos a proveedores (reales y fantasma), para mantenerlos a raya con los diezmos y medianos cumplimientos de las obras para guardar silencio sobre obras sin alcances de beneficios sociales e inconclusas.

También, es el estratega para repeler y burlar las acciones de la Auditoria Superior del estado de Quintana Roo, y más aún, es el diseñador de las estrategias legales para evadir toda acción de la Fiscalía Anticorrupción.

Como notario, es uno de los grandes beneficiarios de las recomendaciones de la todavía alcaldesa de Solidaridad, quien para atender o dar solución a muchos de los trámites municipales recomienda a la notaría 103 como fedataria de los procedimientos legales, entre otros.

Hay que recordar que la pasada administración otorgó la patente de notario público propietario número 103 a Fernando Gama Rodríguez, quien renunció a su cargo de magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa el 15 de diciembre de 2021.

La notaría pública 103 se localiza en Playa del Carmen, donde es presidenta municipal de Solidaridad, Lili Campos Miranda. Gama Rodríguez fue designado notario público auxiliar de dicha notaria apenas el 1 de septiembre de este de 2022, hace que ha crecido de manera exponencial en los últimos dos años.

Gama Rodríguez renunció a su cargo de magistrado del TJA tras enfrentar acusaciones por delitos relacionados con operaciones de procedencia y enriquecimiento ilícitos.

Por ejemplo, él recomendó que todos los funcionarios y exfuncionarios de la actual administración, así como sus asesores políticos y administrativos se ampararán ante un posible embate de los opositores que buscan la presidencia municipal.

A la fecha se sabe que cuentan con amparos, el asesor político de Lili Campos, el expresidente municipal de Solidaridad, Filiberto Martínez Méndez; así como el extesorero municipal Pedro Escobedo Vázquez; su hija Rosita Escobedo Campos; Kira Iris Sam, actual tesorera; el aspirante a la sindicatura José Luis Toledo Medina; incluida la presidenta municipal y el ex oficial mayor José Ignacio Moreno Alpuche, entre muchos otro.

Todos estos amparos gestionados y vigilados por abogados asalariados por bufetes vinculados al notario público 103, Fernando Gama Rodríguez, hoy considerado como el maestro de la impunidad.

Es así, como una de las relaciones sentimentales trascienden a la manipulación del poder para mantener los privilegios económicos, políticos, judiciales y sobre todo para seguir ascendiendo a los niveles de poder, en este caso hacia la gubernatura de Quintana Roo.

PROTEGIDO DE VILLANUEVA ARZÁPALO

Como titular de la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción en Quintana Roo, Rosaura Villanueva Arzápalo no ha hecho nada para hacer valer su función, ya que la verdadera razón por la cual ocupa el puesto es para hacer todo lo contrario, siendo el mejor ejemplo lo ocurrido en el 2020, cuando defendió al entonces magistrado Fernando Gama Rodríguez, a pesar de tener abierta una carpeta de investigación en su contra.

Por el delito de enriquecimiento ilícito y operaciones con recursos de procedencia ilícita, la Fiscalía Anticorrupción recibió la carpeta de investigación TOL/CCF/SPO/107/091068/20/04, la cual fue tunada por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales de la Fiscalía General de la República Mexicana.

Sustentada por documentos públicos, como las escrituras de los inmuebles que ha adquirido Gama Rodríguez a su nombre y al de su familia, así como compras cuyas cifras no cuadran con los limitados ingresos que devengó como abogado dictaminador en la Procuraduría Fiscal del Estado de México y Magistrado.

Cuando esta carpeta de investigación llegó a las manos de Rosaura Villanueva Arzápalo, en lugar de proceder y hacer valer su función como titular de la Fiscalía Anticorrupción, pasó a formar parte de la propia red de corrupción, ya que aseguró que la “demanda” se había presentado por el hecho de que el entonces magistrado no cumplió con el requisito de residencia, por lo que la denuncia pública no eran más que “temas de desinformación” y de “intereses personales”.

A pesar de las evidencias y señalamientos públicos, la titular de la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción en Quintana Roo prefirió señalar las inconsistencias de la misma denuncia que analizar el caso mismo, faltando así los principios de su cargo y favoreciendo figuras que no han hecho más que aprovecharse de los recursos del municipio de Solidaridad.

NOTARÍA 103, PREMIO DE CONSOLACIÓN

La historia de Gama Rodríguez en Quintana Roo, comienza en diciembre de 2017, cuando fue designado por la Diputación Permanente de la XV Legislatura como Magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa. Según las leyes, ocuparía el cargo por ocho años.

Sin embargo, debido a la polémica respecto a su información de vivienda y la denuncia de corte penal donde se hizo público que Gama Rodríguez enfrentó una investigación en la Fiscalía Anticorrupción del Estado de México, por presunto enriquecimiento ilícito y operación con recursos de procedencia ilícita. El hecho obligó al parlamento local que, muy discretamente, anunciaran su separación del cargo cuatro años antes del tiempo legal para un nombramiento de su naturaleza.

A pesar de la delicadeza de los señalamientos, los diputados le otorgaron el favor de la renuncia, y en un documento que carece de información referente a las motivaciones de dicha decisión, dan por entendido que el exmagistrado dejará el cargo. Hasta el momento, no existe una sola persona que se haga responsable por posibles daños patrimoniales o de honor en contra del TJA. Solo mucha opacidad.

El gran regalo. Como último acto de apoyo al magistrado acusado de enriquecimiento ilícito y falsedad de documentos, a pocos días de terminar el gobierno del priista Carlos Joaquín González, le entregó la titularidad de la Notaría 103, ubicada en Playa del Carmen, al imputado y protegido, Fernando Gama Rodríguez, a pesar de que, según señalan los activistas locales, este no cumple con los requisitos para ser designado Notario.

El 21 de septiembre de ese mismo año, el Periódico Oficial del Estado publicó que Gama Rodríguez, sustituye a la yucateca Angélica María Pacheco Santoyo, que “renunció” a la patente. A pesar de que, en el artículo 38 de la Ley del Notariado para el estado de Quintana Roo, se contempla los requisito para obtener la patente de Notario “Contar con título de Licenciado en Derecho o Abogado y cédula profesional, ambos expedidos legalmente, con antigüedad mínima de cuatro años contados a la fecha de la convocatoria, y acreditar cuando menos veinticuatro meses de práctica notarial ininterrumpida, bajo la dirección y responsabilidad de algún Notario Titular del Estado de Quintana Roo”, requisito que, para Somos tus ojos, evidentemente incumple.

Deja un comentario