MARCIANO DZUL ATENTA CONTRA LA PRENSA

*Por órdenes del presidente municipal de Tulum, Marciano Dzul Caamal, el director de Comunicación Social, Adán Quintanilla Ávila, amenaza a personal de Grupo Sol para que deje de distribuir el periódico en el Ayuntamiento

*Directivos y trabajadores responsabilizamos al alcalde Marciano Dzul Caamal y a su funcionario Adán Quintanilla de cualquier acción que atente en contra de reporteros, distribuidores y repartidores de esta casa editorial

*Los antecedentes que ponen al Edil como presunto autor intelectual del asesinato de un periodista en Tulum pone en alerta al gremio en Quintana Roo

Redacción/Sol Quintana Roo

Tulum.- En un evidente atentado a la libertad de expresión y al derecho a la información, el director de Comunicación Social del Ayuntamiento, Adán Quintanilla Ávila, arremetió contra personal de Grupo Sol Corporativo y le prohibió el acceso a los espacios públicos.

Con su acostumbrada prepotencia y atendiendo a las órdenes de su jefe, el presidente municipal, Marciano Dzul Caamal, el vocero municipal amenazó a los encargados de la distribución de uno de nuestros periódicos impresos, para que no se acercaran al Palacio Municipal.

“Si los vuelvo a ver, se atienen a las consecuencias”, fueron las palabras de Quintana Ávila contra trabajadores de este medio, quienes solo cumplían con su labor.

Los amagos del vocero del Ayuntamiento se dan en medio de la ola de violencia contra periodistas de todo el país y de los señalamientos en contra de Marciano Dzul Caamal, como presunto autor intelectual del homicidio de un comunicador en la zona.

Es por ello que directivos y trabajadores de Grupo Sol Corporativo responsabilizamos al presidente municipal, Marciano Dzul Caamal, y a su director de Comunicación Social, Adán Quintanilla Ávila, de cualquier acción que atente en contra la integridad de reporteros, investigadores, distribuidores y repartidores de esta casa editorial, y sus familias.

DELINCUENTE ELECTORAL

Adán Quintanilla Ávila es un constante violador de las leyes de la función pública. El caso más reciente es que él personalmente coordinó la campaña de la hija del alcalde, Silvia Dzul Sánchez, quien contendió por una diputación local.

A pesar de que la ley cataloga como un delito electoral el proselitismo de funcionarios en horas laborales, Quintanilla Ávila caminaba día y noche con la hija de su jefe y, a la par, cobraba su sueldo en el Ayuntamiento.

Pero no solo eso. El vocero se encargó de sobornar a reporteros y personas que grababan audios y videos sobre la campaña de la hija del presidente municipal, con el fin de maquillar las opiniones negativas contra la diputada electa.

Para la recta final de las campañas, Quintanilla Ávila pidió a los reporteros que cubrían a Silvia Dzul aguardar unos días para pagarles, algo que nunca ocurrió, pues, según fuentes del municipio, ese dinero fue a parar a los bolsillos del director de Comunicación.

A cambio de impulsar a su hija, Marciano Dzul concedió onerosos contratos de publicidad a dos portales encabezados por Quintanilla Ávila.

IMPLICADO EN ASESINATO DE PERIODISTA

Las alarmas se encendieron entre Marciano Dzul y sus funcionarios cuando Sol Quintana Roo desveló el manejo irregular de recursos públicos que se efectúa al interior del Ayuntamiento.

De ahí la consigna del alcalde por amenazar y agredir al personal de esta casa editorial.

Cabe recordar que en 2009, con Marciano Dzul al frente del Ayuntamiento, fue asesinado José Alberto Velázquez López, propietario del periódico Expresiones de Tulum.

Fue la noche del 22 de diciembre de ese año que el comunicador fue ultimado a balazos a bordo de su vehículo, por un sujeto armado, que huyó a bordo de una motocicleta.

Previamente, Velázquez López había recibido amenazas de muerte anónimas. Incluso la imprenta había sido atacada con una bomba incendiaria en noviembre de 2008.

Velázquez, quien también era abogado, había escrito varios artículos evidenciando a Dzul Caamal por corrupción y mala administración.

Es por ello que en esta casa editorial reiteramos nuestra postura de responsabilizar al alcalde de Tulum y al director de Comunicación Social de cualquier acción que atente en contra la integridad de reporteros, investigadores, distribuidores y repartidores de esta casa editorial, y sus familias.

Asimismo, hacemos un llamado a las autoridades judiciales estatales y federales a estar atentos a las amenazas de estos dos funcionarios.

Deja una respuesta

Botón volver arriba