LOS CAPITALES

*Preocupaciones e incertidumbre en torno a la inflación

Edgar González Martínez/Sol Quintana Roo

El nuevo incremento de las tasas bancarias, es otro intento -infructuoso-  por detener la espiral inflacionaria. El incremento en la tasa líder anunciado por el Banco de México, fue de 75pb, con lo que el premio para dejar su dinero en el banco sube a 8.5%. Se trata del segundo incremento consecutivo de tal magnitud, que ha llevado a la tasa objetivo a su nivel más alto desde que Banxico persigue una meta de inflación (2008). Por supuesto, el Banco de México justificó el alza por las presiones inflacionarias que siguen siendo superiores a lo anticipado, y el balance de riesgos de inflación sigue sesgado considerablemente al alza. El banco central mantuvo la puerta abierta a mayores incrementos en reuniones futuras y aseguró que la dimensión de las alzas dependerá de los datos y circunstancias prevalecientes. Adicionalmente, Banxico volvió a elevar al alza sus estimados de inflación: ahora proyecta una inflación que cerrará 2022 en 8.1% (vs. 7.5%prev.), tras alcanzar un pico en 8.5% durante el 3T22.

La inflación se mantiene en sus niveles más altos en dos décadas y el Banco de México se comprometió a seguir incrementando las tasas de interés para contenerla. Reconoció que se afrontan muchos retos para la conducción de la política monetaria por el ajuste de las condiciones financieras globales, las presiones inflacionarias que se desprendieron de la pandemia y conflictos geopolíticos y los riesgos de mayores afectaciones a la inflación. Destacó que el ajuste de la tasa buscará no solo la convergencia de inflación a la meta sino un ajuste adecuado de la economía y de los mercados financieros.

En cuanto al crecimiento, los riesgos se encuentran sesgados a la baja, después de un primer semestre del año en el que la recuperación económica se ha mantenido firme y la brecha del producto se ha reducido. El entorno de crecimiento se mantiene incierto.

Al respecto, analistas de Intercam Banco nos dicen que los riesgos para la inflación continúan vigentes y no esperamos que estos cedan sino hasta la segunda mitad de 2022 o finales de año. Consideramos que lo más prudente es esperar que las tasas de interés en México cierren 2022 en niveles cercanos a 9.5%, con probabilidades cada vez más altas de ver una tasa objetivo en 10% o arriba de ese nivel si la inflación no cede y Banxico mantiene ambiciones de alcanzar una tasa de interés real ex ante de corto plazo de 3%.

Sustanciales incrementos en ventas, registra la ANTAD.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), ventas de tiendas que tienen al menos un año en operación, aumentaron +11.7%. Por otro lado, las ventas de tiendas totales (VTT) se incrementaron +14.2% con respecto del mismo período del 2021. La ANTAD está formada por más de 46,000 tiendas, con ventas al séptimo mes de 2022 de $780.6 miles de millones de pesos.

Un factor que impulsó el crecimiento durante el mes fue la serie de campañas de descuento de verano por parte de las cadenas de autoservicio como Soriana, La Comer y Chedraui. Además, cabe destacar que el crecimiento real se ubicó en territorio positivo. De acuerdo con datos publicados por el INEGI, el Índice de Precios al Consumidor en julio se ubicó en 8.15%, por lo que en términos reales el crecimiento en VMT fue de +3.3%; cifra que se compara por arriba de aquel registrado el mes previo (crecimiento real en VMT -0.1% en junio con una inflación de 7.99%).

Cae, nuevamente, la Confianza del Consumidor en México.

El Indicador de Confianza del Consumidor en México, elaborado por el INEGI en conjunto con Banxico, registró una caída por tercer mes consecutivo, por el pesimismo ante el elevado nivel de inflación. Además, los mexicanos ven cada vez menos posibilidades para ahorrar y menos oportunidades de empleo en el futuro. El indicador retrocedió 1.7 puntos a 41.3 y registró una disminución anual y secuencial (44.3 puntos en julio 2021; 43.0 junio 2022).

Las ventas durante julio mostraron una mejora y se continúan observando factores que inciden sobre las ventas de la ANTAD de manera positiva, tal como las remesas. Estas se ubicaron en $27,565 mdd entre enero y junio de este año, monto que supera en 16.6% al ingreso anual correspondiente a los envíos registrados en el mismo lapso del año pasado.

A pesar de lo anterior, continúan las preocupaciones y la incertidumbre en torno a la inflación, lo que aumenta los riesgos de ver un impacto en las remesas y una continua caída en la confianza del consumidor mexicano. Lo que también se suma a mayores preocupaciones de que una recesión en EU desemboque en un deterioro económico en México.

Deja una respuesta

Botón volver arriba