LOS CAPITALES

La caída del Citigroup, el primer aviso a la banca tradicional.

Edgar González Martínez/Sol Quintana Roo

La relación cliente-banca está cambiando. Los jóvenes ya no quieren ir a una oficina bancaria a realizar operaciones, quieren que la banca esté en su celular y al instante para cuando necesiten realizar algún cambio. Los contratos, la papelería, las relaciones públicas y, sobre todo, las largas filas para que los atiendan, está quedando atrás; hoy y en el futuro, las instituciones bancarias que sean más digitales son y será los que prevalezcan. Por supuesto, los bancos tendrán que hacer una marcada diferencia entre la banca minorita (morrallera, le dicen algunos despectivamente), y la banca de inversión, esto es, la atención a los ricos, ricos.

Pero esta separación de clientes es solo la punta del icberg, en el fondo está una crisis bancaria mayúscula para colocar créditos que llevó al Citigroup a un cambio radical de estrategia, un tanto por la situación de la pandemia y otro tanto para la falta de ideas para hacer que el crédito se mueva, como sucede en otros países, aún en tiempos de crisis. El viejo concepto de prestar solo a los ricos, haciendo de esto un circulo virtuoso en donde los ricos se vuelven más ricos y los pobres más pobres, ya está quedando atrás. Por supuesto, los bancos están muy en su derecho de prestar a quién les pueda pagar, y está bien, pero habrá que redefinir las estrategias para que el crédito llegue a los jóvenes emprendedores cuyo único respaldo son sus brillantes ideas.

Y esto ya está sucediendo. Como bien lo señalan analistas de Consultores Internacionales, en los próximos años la forma de incrementar la inclusión financiera y quizá de acelerar y alargar los ciclos de expansión bancaria, sea a través de la digitalización financiera y el Open Finance. Por el momento, se puede decir que la venta de Citibanamex no es una señal negativa, sino que el sector bancario se está preparado para los próximos retos de liquidez, en proceso de crecimiento y de transformación constante.

Estamos viendo y viviendo el inicio de una profunda transformación financiera que está convirtiendo a la banca en un sector moderno y referente de innovación tecnológica. Esta transformación, aunque no tan drástica como la nacionalización de la banca en 1982 o la privatización iniciada en 1990, ha sido constante y progresiva y tuvo su inicio en el 2018 con la publicación de la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, también conocida como Ley Fintech.

El principal objetivo de la Ley Fintech es que, a través de la tecnología, se facilite y hagan más accesibles los productos y servicios financieros. Hoy en día, las empresas del sector Fintech (tecnología financiera) son una realidad con proyección de crecimiento. La banca digital, definida como la digitalización completa de los bancos a través del desarrollo de herramientas digitales, ha demostrado ser fortaleza y pilar para la supervivencia y el buen funcionamiento operativo de la banca.

La innovación tecnológica aprovechada por usuarios de servicios financieros que autorizan compartir su información financiera está dando lugar al Open Finance, un modelo en el que las personas, y no sus instituciones financieras, son las dueñas de sus datos y tienen la oportunidad de autorizar su difusión para recibir productos y servicios más personalizados y con mayores beneficios.

El reto de incrementar la inclusión financiera en términos de infraestructura, penetración financiera, uso de servicios y de alfabetización y desarrollo de competencias, se logrará a través de la digitalización bancaria y de la apertura financiera. Desde luego, nuevas oportunidades conllevan sus propios retos y el más importante será la ciberseguridad.

Apoyo a mujeres emprendedoras en el comercio electrónico.

Mercado Libre se unió al Centro de Comercio Internacional (ITC) para promover la iniciativa She Trades, que impulsa la digitalización de empresas lideradas por mujeres en México y Latinoamérica. El programa busca a cortar las brechas de género tecnológicas, al crear una verdadera inclusión de las mujeres emprendedoras en el comercio electrónico.

Nos aseguran que dicha alianza permitirá el acceso al mercado de 3 millones de empresas lideradas por mujeres en México y Latinoamérica, a través de la iniciativa SheTrades. Esta colaboración une la amplia red y la experiencia técnica del ITC en el comercio global, como agencia conjunta de la Organización Mundial del Comercio y de la ONUcon la tecnología y el compromiso de Mercado Libre con la democratización del comercio electrónico y los servicios financieros.

El objetivo principal de SheTrades es capacitar y crear mejores oportunidades para que las mujeres que lideran empresas en México, Argentina, Chile, Colombia y Brasil, puedan tener herramientas que faciliten su entrada al comercio electrónico. Además de promover la iniciativa junto al ITC y dar asistencia técnica a las empresas, Mercado Libre les brindará acceso a su plataforma. “Sabemos que el mundo necesita una transformación y queremos ser parte del cambio. Con nuestro ecosistema potenciamos la comunidad emprendedora y a las pymes, pero nos preocupa que solo el 18% de ellas son lideradas por mujeres. Hay una gran oportunidad para que el liderazgo femenino evolucione más rápido y estamos convencidas que iniciativas como esta son el camino”, menciona Alehira Orozco, Gerente Senior de Relaciones Gubernamentales de Mercado Libre México.

Deja una respuesta

Botón volver arriba