LOS CAPITALES

*Crece 1% consumo durante junio; rezago en alimentos

Edgar González Martínez/Sol Quintana Roo

El consumo es uno de los más importantes indicadores de la salud de una economía. Por eso, nos da gusto que el Indicador de Consumo Big Data BBVA Research (ICBD BBVA Research) destaque que en el mes de junio México registró un crecimiento de 1.0%, en el sector servicios el avance fue de 1.7%, pero en el segmento de alimentos cayó-2.8%. Dentro del segmento de servicios se registra un comportamiento diferenciado de los servicios asociados al turismo y entretenimiento, que continuaron registrando contracciones o crecimientos modestos: el segmento de hoteles cayó (-)2.8% (segunda caída consecutiva en 2T22), mientras que el de restaurantes creció 0.2% (tras la contracción de -4.6% el mes anterior). El sector de entretenimiento se contrajo (-)10.0%, el peor desempeño desde enero. La pérdida de dinamismo del gasto en alimentos por su parte, representa la mayor contracción desde junio de 2021, y sugiere afectaciones en el consumo derivadas de mayor inflación.

El débil crecimiento de los servicios turísticos sugiere una recomposición de la demanda de los hogares hacia bienes y servicios de primera necesidad, en un entorno de niveles altos de precios y una política monetaria más restrictiva.

Con respecto a las ventas por tipo de establecimiento, el gasto en tiendas físicas creció 1.6% tras la caída registrada el mes anterior, mientras que el gasto en establecimientos on-line se redujo (-)3.3%. Con la cifra de junio, el consumo en establecimiento en línea se posiciona 155% por arriba de su cifra pre-COVID, mientras que el gasto en establecimientos físicos se ubica 33% por arriba de su nivel prepandemia. Hacia adelante los analistas del BBVA México anticipan una gradual ralentización del consumo, a medida que los hogares enfrentan mayores tasas de interés, en un contexto de elevada inflación. Si bien el gasto de las familias se ha visto favorecido por una gradual recuperación del saldo de la cartera de crédito y el crecimiento continuo de la masa salarial, estos factores podrían perder dinamismo en los próximos trimestres ante el apretamiento de las condiciones monetarias y una menor demanda interna.

La captación de la banca sigue creciendo, apoyada por depósitos a la vista.

Durante mayo, el saldo de la captación bancaria tradicional (vista + plazo) registró una tasa de crecimiento anual real de 1.9% (9.7% nominal), acumulando tres meses consecutivos de crecimiento. Los depósitos a la vista continúan dando impulso a la captación tradicional, y en mayo aportaron 2.4 puntos porcentuales a su crecimiento, los cuales fueron parcialmente compensados por la caída de -0.6 pp registrada por los depósitos a plazo, que paulatinamente van moderando su caída.

Los depósitos a la vista registraron una tasa de crecimiento anual real de 3.7% (11.6% nominal), igual al promedio observado entre enero y abril de este año. Los tenedores que más aportaron al crecimiento anual registrado en mayo fueron las empresas y los particulares, cuyos depósitos a la vista registraron una variación anual real de 6.1% y 5.0% respectivamente dinamismo que se reflejó en una aportación de 1.5 pp cada uno al crecimiento total.

Aunque la reactivación del gasto de los hogares se ha reflejado en un mayor flujo de ingresos para las empresas, el saldo agregado de los depósitos del sector privado no financiero (SPNF) aún refleja la liquidez acumulada a lo largo de la pandemia, asociado tanto a las restricciones de movilidad que limitaron el consumo de los hogares, como a la acumulación de recursos por motivos precautorios. En pesos constantes, en mayo de 2022, el saldo de los depósitos de sector privado no financiero aún se encuentra 23% por encima del saldo registrado en febrero de 2020. El mayor dinamismo registrado en el consumo privado (crecimiento de 8.6% en el 1T22 vs. -5.3% en el primer trimestre de 2021 (1T21)), ha sido compensando por un favorable desempeño de algunas las fuentes de ingresos (como el empleo formal y las remesas), permitiendo equilibrar los flujos de entradas y salidas de recursos en las cuentas a la vista.

Por su parte, los depósitos a plazo siguen reduciendo su caída. En mayo de 2021, dichos instrumentos de ahorro mostraron una contracción real de -1.7% (crecimiento de 5.8% nominal), la mitad de la caída registrada el mes previo (de -3.4%). A tasa mensual, el saldo de este tipo de depósitos sigue mostrando una incipiente recuperación alcanzando un crecimiento real 0.4%. Entre los sectores tenedores de este tipo de ahorro destaca que las personas físicas registraron una tasa de crecimiento real anual de 1.0%, la primera variación positiva después de 32 meses consecutivos de haber mostrado reducciones. Si bien esta recuperación aún no es suficiente para compensar la caída a tasa anual que aún se observa en los saldos de empresas, sector público no financiero y otros intermediarios financieros, podría ser una primera señal de la recuperación de este tipo de instrumentos de ahorro.

VW inicia construcción de su planta de celdas para vehículos eléctricos.

Hoy se puso la primera piedra para construir dicha planta, en Salzgitter, Alemania. La producción comenzará en 2025. Con efecto inmediato, la responsabilidad del negocio global de baterías recaerá en la recién creada empresa «PowerCo». Además de la producción de estos componentes, la nueva empresa será responsable de las actividades de toda la cadena de valor de las baterías. Hasta 2030, PowerCo invertirá más de 20.000 millones de euros junto con sus socios en el desarrollo del área de negocio, generará ventas anuales superiores a los 20.000 millones de euros y empleará hasta 20.000 personas tan solo en Europa.

Deja una respuesta

Botón volver arriba