LOS CACHORROS DEL MENCHO

*“La Negra”, “El Menchito” y Laisha

*Laisha y su novio, responsables del secuestro de los marinos

José Sánchez López/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Soy Campeche

Ciudad de México.- Antes de que Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, alcanzara el estatus de capo en el mundo del narcotráfico, era solamente uno más de las decenas de empleados de los hermanos González Valencia, “Los Cuinis”, entre ellos de Rosalinda, la mayor de siete hermanas.

Nemesio, tres años menor que Rosalinda, la conoció cuando cuidaba los sembradíos de drogas de sus jefes, “Los Cuinis” y fue cuando ambos se enamoraron. La llamada “Jefa” ya jugaba entonces un papel importante dentro de la organización como operadora financiera de la organización.

Iniciaron sus relaciones y de ellas nació la primogénita, Jessica Johana Oseguera González, en 1986, cuando Nemesio tenía 20 años y Rosalinda 23,. Fue entonces cuando ambos decidieron mudarse a San Francisco, California, donde se dedicó a traficar y vender marihuana y cuatro años después nacería en Estados Unidos Rubén, “El Menchito”, sin embargo sería hasta el año de 1996 cuando contraerían matrimonio.

Nemesio fue detenido en el vecino país por tráfico de drogas y estuvo varios meses en la cárcel, pero después fue deportado a México.

Cinco años más tarde nacería Laisha Michelle, quien durante muchos años permanecería en el anonimato.

Jessica Johanna, conocida como “La Negra” y Rubén, “El Me3nchito”; nacieron y crecieron dentro del mundo de las drogas y al igual que sus padres, entraron de lleno al negocio desde muy jóvenes.

“La Negra” se casó con Julio Alberto Castillo Rodríguez que también fue detenido en dos ocasiones, en 2013 y 2016, por delitos similares, pero en ambos casos quedó libre y, al parecer, continúa operando en Puerto Vallarta.

“El Menchito” no corrió con la misma suerte que su cuñado, pues el 23 de junio de 2015, lo detuvieron por tercera ocasión en Zapopan, Jalisco y terminaría siendo extraditado cinco años después, el 20 de febrero de 2020, bajo el cargo de introducir drogas al vecino país.

Anteriormente, Rubén fue detenido por primera vez el 30 de enero de 2014, En octubre recuperó su libertad pero volvió a ser aprehendido cuando salía del penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México y fue arraigado.

En diciembre de ese mismo año fue encarcelado por segunda ocasión, pero en el penal de máxima seguridad del Occidente, en Jalisco; sin embargo quedó libre. Una juez federal decretó su libertad por violaciones al debido proceso y por falta de elementos.

Nuevamente el 1 de julio, fue detenido precisamente junto con su cuñado Julio Alberto Castillo Rodríguez, pero de nueva cuenta por tercera ocasión, una juez, Nadia Villanueva Vázquez, titular del Juzgado Primero de Distrito de procesos penales federales con sede en Toluca, decidió liberar a Rubén Oseguera y a Castillo Rodríguez, “porque la Policía Federal se introdujo ilegalmente al domicilio donde se encontraban.

La última captura del “Menchito”, en julio de 2015, que culminaría cinco años después con su extradición, provocó una reacción extremadamente violenta de su padre “El Mencho”, con bloqueos carreteros, robo y quema de vehículos, ataques a cuarteles policíacos e incluso ejecuciones de elementos policíacos federales.

No obstante, las operaciones de trasiego de droga de la organización no se detuvieron y en ellas seguía participando de manera activa Jessica, hasta que extraditaron a su hermano Rubén a los Estados Unidos, el 20 de febrero de 2020.

Una semana después, exactamente, “La Negra” pretendió estar presente en la primera audiencia de su hermano en Washington D.C., pero también fue detenida acusada de hacer negocios con diversas empresas designadas por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) como traficantes de narcóticos.

Pese a que Rubén fue detenido cinco años antes, su proceso aún esta en curso, en tanto que a Jessica Johana la condenaron a 30 meses de cárcel en junio pasado.

En lo referente a Laisha Michelle, de 20 años de edad, nació el 4 de agosto de 2001, hija menor de Nemesio Oseguera y Rosalinda González, había pasado totalmente inadvertida, incluso se dudaba de su existencia, si acaso una foto con “El Mencho”, su padre, y “El Menchito”, de cuando era niña, daba cuenta de ella, pero nada más.

Empero, su existencia quedó plenamente demostrada el pasado lunes 15, luego de que infantes de la Marina detuvieran a su madre, Rosalinda González Valencia, en Zapopan, Jalisco, al salir de un restaurante.

La captura de Rosalinda se efectuó a las 18,58 horas y poco después de las 22 horas de ese mismo día, fueron “levantados” dos miembros de ka Marina a las afueras de una tienda departamental, también en Zapopaa.

Un capitán acudió a dicho establecimiento a realizar unas compras y en el estacionamiento quedaron su chofer y su secretaria, a bordo de una camioneta oficial.

Cuando el militar salió de la tienda ya no encontró ni el vehículo ni a su personal.

Los cuidacoches le dijeron que llegaron varias camionetas de las que bajaron hombres armados y que a punta de pistola se subieron a la unidad de los marinos y se los llevaron junto con la camioneta.

La mañana del miércoles 17, en el cruce de las calles Santa Anita y Agua Escondida en la colonia El Campanario, fue descubierto el Jeep Wrangler color blanco con placas de Jalisco JLS-1552 modelo 2017, en el que viajaban un cabo de Infantería y una segunda maestre de Infantería.

De los marinos no se encontró ningún rastro.

En principio las autoridades negaron que hubiera alguna relación entre ambos hechos, pero después la misma Secretaria de Marina dio a conocer que en la desaparición de los marinos estaba involucrada Laisha Michelle Oseguera González y su novio, Christian Fernando Gutiérrez Ochoa, de 24 años, quienes ordenaron a sus hombres que secuestraran a los marinos,

Dada la ferocidad que ha mostrado el CJNG, se temía que los marinos fueran sin vida, como ocurrió con más de una decena de agentes federales cuando detuvieron al “Menchito”.

La búsqueda de los elementos continuó por varios días, hasta que finalmente la madrugada del sábado 20 fueron encontrados vivos por elementos de la Policía Municipal en unas canchas de futbol entre las colonias La Aurora y Villa del Mar, en Puerto Vallarta, Jalisco.

Los marinos, que se identificaron como Ángela, de 21 años y Jorge, de 34, pertenecientes a la Octava Zona Naval, estaban hincados, amordazados, esposados y con el rostro tapado. Dijeron que habían sido liberados en ese sitio poco tiempo antes de ser localizados.

Presentaban huellas de violencia, pero ninguna lesión de importancia.

Hasta el momento no ha sido localizada Laisha ni su pareja sentimental, pese a diversos operativos que se han realizado en sitios donde pudieran haberse ocultado.

Las acciones para localizar a Laisha y a Christian y principalmente a Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho” continúan por parte de las fuerzas armadas, no sólo en Jalisco sino en toda la República.

Hasta antes de la detención de su madre, nada se sabía de Laisha, sólo el semanario Zeta, de Tijuana, Baja California, daba crédito a la existencia de Laisha Michelle Oseguera González.

Una investigación realizada en 2019 en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio, reveló que los nombres de Laisha y Rosalinda aparecieron como propietarias de algunos inmuebles en dicha ciudad, entre ellos una residencia de 225 metros cuadrados en el fraccionamiento Jardines de Chapultepec.

Laisha, Jessica Johana y su madre, Rosalinda González, adquirieron varias residencias en Playas de Tijuana entre 1998 y 2009, algunas de las cuales se encuentran aseguradas por la Fiscalía General de la República.

Pero si a la multicitada Laisha Michelle la antecede un pasado tortuoso dentro del mundo de las drogas, su pareja sentimental Christian Fernando Gutiérrez Ochoa, también está ligado al narcotráfico.

Investigaciones de la SEMAR, señalan que sería hijo de José Luis Gutiérrez Valencia, alias “Don Chelo”, líder del clan que operaba para el Cártel Jalisco Nueva Generación en Puerto Vallarta.

José Luis Gutiérrez Valencia era originario de Cotija, Michoacán, el mismo estado en que se consolidaron los González Valencia y Nemesio Oseguera.

Cuando fue detenido Don Chelo y encarcelado en Puente Grande, Jalisco, organizaba narcofiestas al interior del penal, en 2013, amenizadas por grupos musicales, entre ellos los Buchones de Culiacán.

Fue liberado el 24 de noviembre de 2017 y a los 10 días murió durante un enfrentamiento.

Un año después, en 2018, la entonces Procuraduría General de la República reportó la detención de Luis Fernando Gutiérrez Ochoa, “El Tolín”, hermano de Christian, arrestado en un exclusivo fraccionamiento residencial de Nayarit, llamado Green Bay II, al interior del club de golf el Tigre.

Esos son los antecedentes familiares de la pareja sentimental de Laisha Michelle, que junto con su novia, la menor de la dinastía Oseguera González, son buscados por las autoridades antidrogas en todo el país.

Deja una respuesta

Botón volver arriba