Lo Decimos En Cinco Párrafos

¡DESESPERADO!

*Un cercano al exalcalde Filiberto Martínez declaró como y porque desviaron más de 500 millones de pesos durante su mandato al frente del municipio de Solidaridad

*Gran parte de este dinero fue para la realización de las campañas de Carlos Joaquín, mientras que la otra parte, fue su paga por su “ardua labor”, como si de tratara de un “botín de guerra”

*El dinero fue producto de préstamos de Banobras, y de la federación, donde se maquillaron cifras, informes de obras que nunca se hicieron y se tejió toda una maquinaria para poder justificar ese millonario desvío

Redacción/Sol Quintana Roo

Un testigo cercano al exalcalde de Solidaridad, Filiberto Martínez Méndez y a su extesorero José Luis Toledo mencionó que estos dos personajes políticos desviaron más de 500 millones de pesos, cifra que fue destinada en parte a la campaña política del exgobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González y a la bolsa de estos dos como si de un “botín de guerra” se tratara.

Con base a entrevistas y con documentos que por razones obvias se omitieron, se menciona que durante el año 2013, cuando estos dos personajes piden permiso para dejar el ayuntamiento, los más de 500 millones de pesos ya habían sido sustraídos. El dinero fue producto de préstamos de Banobras, y de la federación, donde se maquillaron cifras, se maquillaron informes de obras que nunca se hicieron y se tejió toda una maquinaria para poder justificar ese millonario desvío.

Tal vez esta cantidad es menor en comparación a lo que se robaron otros políticos, pero estamos hablando que son más de 500 millones de pesos, que desaparecieron por arte de magia… sus contadores y sus cómplices dentro del ayuntamiento, que desaparecieron el recurso, no fue para el hoy preso Roberto Borge, sino para pertrecharse en un futuro y también para asegurar su bienestar personal.

En ese sentido y con documentos en mano y argumentos sólidos, la fuente de este medio de información, menciona que dicho botín de guerra, se lo repartieron solo entre Carlos Joaquín González, José Luis Toledo y Rafael Kantun, alcalde suplente y quien tenía que operar para que desviaran la atención y el grupo del PRI de Roberto Borge no centrara su atención en ellos, mientras podrían ir construyendo su plataforma electoral que le permitirá más tarde llegar a la gubernatura a Carlos Joaquín.

Filiberto Martínez, quien ahora es operador político de Lili Campos, sabe bien que las cuentas alegres que maquilló en su trienio, podrían salir a la luz, por eso le están apostando toda la carne al asador para mantener la alcaldía de Solidaridad en su poder y con esto seguir lucrando con el erario y tapando sus desfalcos. Nuestra fuente menciona al tiempo que muestra las pruebas de sus dichos, que Filiberto Martínez Méndez, sabe que en cualquier momento le puede brincar el tema legal, por eso se ha mantenido cerca de los últimos alcaldes sean de la extracción partidista que sean, pues está temeroso del escarnio público y de cualquier acusación legal, mucho más ahora que Carlos Joaquín, su mentor, es uno de los gobernadores más repudiados de Quintana Roo.

Deja un comentario