LO DECIMOS EN CINCO PÁRRAFOS

PAREJA DE DELINCUENTES GOBIERNA OPB

*El uso de donaciones del DIF municipal para comprar votos y el acarreo de militantes en la elección de consejeros estatales podrían llevar a David Hernández y a la alcaldesa de OPB, Yensunni Martínez, a enfrentar 3 y 9 años de prisión

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal.- David Domingo Hernández Solís, esposo de la alcaldesa de Othón P. Blanco, Yensunni Martínez, fue evidenciado por utilizar donaciones del DIF municipal para la compra de votos en la elección de consejeros estatales de Morena.

El también hermano de Maricarmen Hernández, edil de Felipe Carrillo Puerto, echó mano de los alimentos y productos recibidos en el programa “Dona de Corazón” para promocionar su imagen y hacerse de simpatizantes que le llevaran a ocupar un lugar en las altas esferas del partido en el que militan sus familiares.

Asimismo, utilizó vehículos del Ayuntamiento para el acarreo de militantes que votaron por él, lo que constituye un delito electoral que amerita hasta tres años de prisión para él y nueve años para su esposa, de acuerdo con la Ley General en Materia de Delitos Electorales.

No obstante, al presidente del DIF esto no le importa, pues se sabe protegido por su pareja y su hermana, quienes han tenido que interceder en más de una ocasión para evitar que pise la cárcel.

Basta recordar las múltiples riñas que ha protagonizado, la más reciente, con Alejandro Rivera Romero, exsecretario del Ayuntamiento, a quien le propinó una golpiza que lo mandó al hospital, hecho por el que todavía permanece impune. La pregunta es: ¿hasta cuándo le consentirá sus desplantes?

Deja una respuesta

Botón volver arriba