LO DECIMOS EN CINCO PÁRRAFOS

ESTRATEGIA FALLIDA

*A pesar de que Marciano Dzul, alcalde de Tulum, presume mejoras en la Policía Municipal, lo cierto es que la realidad lo golpea en la cara: 35 homicidios en lo que va de su gestión, recales de droga, extorsiones y fines de semana violentos marcan su mandato

Redacción/Sol Quintana Roo

Sin pies ni cabeza. La estrategia de seguridad de Marciano Dzul es el reflejo perfecto de todo su gobierno: la falta de resultados sigue poniéndolo en jaque, por más que se esfuerce en tapar el sol con un dedo.

Apenas hace unos días, el Edil había presumido la entrega de equipamiento para la Policía Municipal, en un evento público en el que incluso se atrevió a afirmar que se “continuará recuperando la paz”.

Pero la realidad golpea en la cara al alcalde: 35 homicidios en lo que va de su gestión, recales de droga, extorsiones y fines de semana violentos marcan su mandato.

El viernes pasado, Raúl Labastida, exasesor del exgobernador Roberto Borge, recibió un balazo en la cabeza tras presuntamente resistirse a un asalto, en pleno corazón del municipio. Mientras que la mañana del domingo siguiente, una balacera afuera de un bar, también en la zona centro, despertó a los vecinos del lugar.

Y aunque los hechos llegaron hasta los oídos del Ejecutivo federal, el alcalde simplemente hace mutis, pues lo suyo, sin duda, sigue siendo la protección a delincuentes.

Deja una respuesta

Botón volver arriba