LO DECIMOS EN CINCO PÁRRAFOS

¡SE LE SUBIÓ LA FAMA!

*La alcaldesa de FCP, Maricarmen Hernández Solís, perdió el piso. Intolerante, mantiene lejos a cualquier ciudadano o reportero mediante un séquito de escoltas que amedrentan a todo aquel que busque aproximarse a la Edil, aunque sea de manera pacífica

Redacción/Sol Quintana Roo

La alcaldesa de Felipe Carrillo Puerto, Maricarmen Hernández Solís, perdió el piso. Intolerante, mantiene lejos a cualquier ciudadano o reportero mediante un séquito de escoltas que amedrentan a todo aquel que busque aproximarse a la Edil, aunque sea de manera pacífica.

Su actitud petulante se acentuó después de que adquiriera una camioneta de lujo Cadillac Escalade, de más de 2.4 millones de pesos, y comenzara las remodelaciones a su vivienda, valuadas en otros dos millones de pesos. Así, la “Princesa de Felipe Carrillo Puerto” se olvidó de que el cargo para el que fue electa consiste en servir al pueblo, más no en servirse de él.

Pero en redes sociales, la historia es otra. Ávida de seguidores que le sirvan para posicionar su imagen, la alcaldesa finge humildad y compasión, posando en fotos con adultos mayores, campesinos, niños y hasta perritos.

Copiando la fórmula de su cuñada, Yensunni Martínez, presidenta municipal de Othón P. Blanco, Maricarmen Hernández realiza enlaces en vivo para evidenciar cómo en el municipio trabajan todos, menos ella. Cualquier momento es bueno para tener protagonismo.

Y mientras la Edil se ocupa construyendo su imagen en redes sociales, los carrilloportenses claman al menos ser escuchados por la persona a la que le entregaron su confianza, ahora traicionada.

Deja una respuesta

Botón volver arriba