Lo Decimos En Cinco Párrafos

INTOLERANTE, ROXANA

*A través de su nueva vocera, Gabriela Bernal, Roxana Lili escoge un día antes a los cuatro periodistas que habrán de leer preguntas ya escritas y a modo, para que la alcaldesa responda ante las cámaras y redes sociales.

*Ningún reportero que no sea del agrado de Campos Miranda o de Gabriela Bernal puede tomar el micrófono y cuestionar a la alcaldesa y candidata

*Varios reporteros desencantados por la metamorfosis de Roxana Lili, se pasan a cubrir mejor a la candidata de Morena, Estefanía Mercado, de un trato mucho más afable y accesible

Redacción/Sol Quintana Roo

Copiando las mañaneras del Presidente de la República, la aún alcaldesa de Solidaridad y candidata a reelegirse en el cargo, Roxana Lili decide quién sí y quien no puede preguntar en sus ruedas de prensa; pero más allá, a través de su vocera, Gabriela Bernal, Campos Miranda también decide qué tema y en que tono tiene que preguntar cada periodista. La intolerancia a la lactosa y a la crítica de la prensa en todo su esplendor.

A través de su nueva vocera, Gabriela Bernal, Roxana Lili escoge un día antes los cuatro periodistas que habrán de leer preguntas ya escritas y a modo, para que la munícipe de Solidaridad responda ante las cámaras y redes sociales y se explaye con sus frases trilladas: “Los Beristaín son corruptos”, “Estefanía Mercado no representa a Morena”, “soy víctima de una campaña sucia”, “me quieren quitar de la boleta electoral a la mala”.

Y desde que arrancó mayo, en el War Room de Roxana Lili se decidió lo siguiente ningún reportero que no sea del agrado de Campos Miranda o de la vocera, Gabriela Bernal puede tomar el micrófono y cuestionar a la alcaldesa y candidata.

Con tales medidas hitlerianas y represivas, varios reporteros playenses desencantados por la metamorfosis de Roxana Lili decidieron bajarse del barco de “la renovación” y mejor ya voltearon a ver y a cubrir a la morenista Estefanía Mercado, quien es de un trato mucho más afable y accesible.

Con este tipo de acciones, la alcaldesa de Solidaridad no hace más que echarse tierra y poner a todos en su contra, pues su padrino, “Chanito” Toledo ya fue revocado por fingir una discapacidad y su operador político, Filiberto Martínez, se encuentra con la ley respirándole en la nuca, debido a que su amparo venció días atrás.

Deja un comentario