Lo Decimos En Cinco Párrafos

QUIERE EL PASTEL ENTERO

*El empresario tabasqueño, Jorge Portilla Mánica, no está conforme con sólo ser dueño de una gran cantidad de suelo tulumnense, sino que ahora también buscará estar al frente del municipio por medio de las urnas

*El candidato a la presidencia municipal de Tulum, Jorge Portilla Mánica enfrenta acusaciones de sobornos a empresarios y políticos para apropiarse ilegítimamente de terrenos ejidatarios en el municipio

Redacción/Sol Quintana Roo

Pese a ahora estar enfundado en el color “fosfo fosfo” y mostrarse asimismo como la solución a los problemas que dejó pendientes tras su partida Marciano Dzul, la realidad es que sólo se está viviendo el génesis de Jorge Portilla Mánica en su búsqueda de lograr ser dueño del municipio de Tulum.

Y es que, el empresario tabasqueño realizó varios movimientos de efectivo a diversas figuras influyentes para facilitar la adquisición de tierras, las cuales generaron una crisis en la integridad del sector político y empresarial.

Cabe mencionar, que este tipo de acciones por parte del empresario y hoy candidato emecista no son para nada desconocidas, pues, para el año 2020, Portilla Mánica ya era poseedor de 20 terrenos en el municipio de Tulum, esto además de lograr asociarse con un sin número de empresas que se beneficiaban de manera directa del ayuntamiento, el cual era dirigido en ese entonces por Víctor Más Tah.

Además, con su ingreso al gobierno de la mano de Víctor Más, los terrenos que heredó de su padre César Portilla Rosado, más otros predios que adquirió, los convirtió en negocio, los cuales legalizó con ayuda del exalcalde.

Estas nuevas revelaciones profundizan la controversia que rodea a Portilla, cuestionando no solo su ética empresarial sino también su participación en actividades que socavan la integridad del sistema político y económico en Tulum, donde es evidente, que más por buscar el bien de los habitantes del municipio, es más un tema de acrecentar el patrimonio personal, pero ahora no como un poderoso terrateniente, sino como alcalde.

Deja un comentario